Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División B

La muralla de Chus Trujillo

El Tamaraceite es el octavo equipo menos goleado entre los 102 clubes que forman los cinco grupos de Segunda División B, con solo seis tantos recibidos en 11 partidos

Chus Trujillo -centro-  junto a su cuerpo técnico, con Pachi Castellano a la derecha de la imagen, durante el partido entre el Tamaraceite y el Linense en el Juan Guedes.

Chus Trujillo -centro- junto a su cuerpo técnico, con Pachi Castellano a la derecha de la imagen, durante el partido entre el Tamaraceite y el Linense en el Juan Guedes.

“La sorpresa que era el Tamaraceite al principio de temporada ya no lo es tanto”. Palabra de Chus Trujillo. El técnico del conjunto capitalino sabe que su equipo ya es una realidad en la Segunda División B y que los rivales a los que se enfrenta cada semana para afrontar los partidos ligueros no llegan relajados por verse las caras ante un club debutante en la categoría de bronce español.

¿Y por qué? Bien, la solidez que ha conseguido implantar el entrenador formado en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Las Palmas, le mantiene como el octavo conjunto menos goleado de los 102 clubes que conforman el tercer escalón del fútbol en España. El Támara solo ha tenido que lamentar en seis ocasiones que su portería haya sido perforada en los once partidos que lleva disputados hasta la fecha.

Pero no se confundan, este equipo de barrio no está pensado para desplegar un juego conservador. El laboratorio de Trujillo junto a Pachi Castellano, su segundo de a bordo, abraza una filosofía de fútbol control en el que “se juega con un estilo arriesgado, en el que a veces nos cogen atrás”, pero que tal y como el técnico grancanario defiende “ha dado más alegrías” a lo largo de su historia al frente del banquillo “que resultados perjudiciales”.

¿Y cómo se consigue encajar solo seis goles en once partidos? Pues con una pareja de centrales de altura. En la zaga blanquiazul sobresale un estandarte del fútbol canario. El jugador con más partidos jugados con la UD Las Palmas con 474 presencias sobre los terrenos de juego defendiendo la camiseta amarilla es el jefe de la retaguardia. En su segunda temporada en el barrio capitalino, García se complementa a la perfección con Alberto, otro perro de presa en la última línea que además tiene buen criterio en la salida de balón.

Esta seguridad en la zona defensiva permite que Trujillo le dé libertad a sus laterales, que permanentemente se abren hacia la línea de cal y mantienen el campo muy abierto para que el mariscal en la medular, el sempiterno David González disfrute de mayor espacio con el que regir el equipo a su criterio.

La calidad de El Moco en la zona media del Tamaraceite es un auténtico lujo para un equipo de Segunda División B como así lo atestiguaba Antonio Calderón, entrenador de la Balompédica Linense el pasado fin de semana. “Sabemos de la calidad de David, hay que presionarle para que no piense con el balón y sobre todo que no dé el último pase en la zona de peligro, que se gire y reciba en su campo no es algo que preocupe tanto, pero arriba te puede matar”, explicaba el técnico con pasado en Primera y CD Tenerife entre otros clubes de postín.

Codearse con la historia

Ahora que el Tamaraceite está en Segunda B, una categoría en la que se pueden encontrar clubes de gran peso en la historia del fútbol español, ganadores de Ligas como el Deportivo de La Coruña o clubes de grandes gestas como el Hércules o el Numancia, puede decir que se codea de tú a tú en el gran amalgama de los 102 clubes del dinero o la austeridad.

Entre el relumbrón de equipos de Segunda B, sobresale uno por encima de todos en el Subgrupo B del Grupo 3, la UD Ibiza. La entidad presidida por Amadeo Salvo y entrenada por Juan Carlos Carcedo –pasó por Las Palmas como jugador en 2005–, solo ha encajado un gol en once partidos y se mantiene al frente de su liga.

Los ibicencos adelantan al Hércules, que ha recibido cinco tantos y a la sensación de la Copa del Rey, el Alcoyano –eliminó al Real Madrid–, al que le han anotado los mismos seis que al Támara.

El Unionistas CF, líder de Subgrupo A en el Grupo 1 ha recibido tres tantos; mientras que en el Subgrupo B, al Burgos le han metido cinco goles y al Numancia seis.

CD Calahorra y SD Logroñés cuentan con cuatro tantos en contra en el Subgrupo B del Grupo 2.

Finalmente el Villanovense con cinco tantos encajados en el Subgrupo B del Grupo 5 adelanta al Tamaraceite como el séptimo menos goleado de la categoría.

Compartir el artículo

stats