20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe anual de la Confederación Canaria de Empresarios Los indicadores invitan al optimismo

Canarias crea 103.718 empleos fijos en 2017, la mayor cantidad en 22 años

Canarias recupera el 94% de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis

Canarias crea 103.718 empleos fijos  en 2017, la mayor cantidad en 22 años

Canarias crea 103.718 empleos fijos en 2017, la mayor cantidad en 22 años

Canarias ha recuperado el 94% del empleo perdido durante la crisis económica y en los dos últimos años la tasa de contratos indefinidos ha superado a la de los temporales. Entre el tercer trimestre de 2013 y el primer trimestre de 2018 se han creado 159.700 puestos de trabajo y la tasa de paro se ha reducido en 15 puntos, del 34,8% al 20,6%. Más significativas resultan las cifras de la estabilidad laboral porque ha aumentado un 8,4% la contratación indefinida frente a la caída del 2,8% de la temporal en el bienio 2016-17. Solo el año pasado se suscribieron 103.718 contratos fijos, la mayor cifra de los últimos 22 años.

Esta mejora del empleo ha impulsado la actividad económica en las Islas, una situación que seguirá este año ya que las perspectivas en líneas generales siguen siendo positivas, pese a que el sector turístico ha tocado techo y que se ciernen nubarrones como la subida de los tipos de interés, el incremento de los precios del petróleo y los riesgos que permanecen por las consecuencias del brexit. Este escenario ha provocado también una importante caída de la tasa de ahorro y un destacado aumento del gasto de las familias.

La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) presentó ayer su informe anual de la economía de las Islas con un óptimo balance de los principales indicadores de la actividad económica. Después de un año 2017 en el que el crecimiento fue del 2,9%, este año la previsión se sitúa en una décima menos -2,8%-, se mantiene la tendencia en el crecimiento del empleo, se afianza el consumo, la inversión crece, aunque no de forma óptima, y la recaudación seguirá en aumento porque el efecto de las bonificaciones introducidas por el Gobierno son "residuales", según la patronal.

Son la entrada de turistas extranjeros, los visitantes alojados y las pernoctaciones las cifras que han bajado ligeramente hasta mayo de este año, si bien los empresarios estiman que los niveles de afluencia seguirán siendo elevados, pese a que la reapertura de los mercados competidores comienzan a tener sus efectos tras las cifras récord del año pasado.

La confianza de las empresas en la situación económica de las Islas lo demuestra el hecho de que en los últimos tres años se han creado 13.077 sociedades, 5.686 en el último año, lo que supone recuperar buena parte de las empresas perdidas en la crisis ya que entre 2008 y 2014 se destruyeron 15.000 mercantiles. En total hay 141.595 empresas en el Archipiélago.

Este dinamismo empresarial, unido a la creación de empleo, ha impulsado el Producto Interior Bruto (PIB) tanto global como por habitante. La riqueza económica de Canarias suma los 44.206 millones de euros, mientras que per cápita es de 20.425 euros, aunque sigue siendo inferior a la media nacional -24.999- euros achacable a una menor convergencia en el reparto de la riqueza por habitante y al crecimiento de la población, que en las Islas ha sido una constante y se ha situado por encima de la media nacional. Este aumento demográfico tiene una repercusión directa en la reducción del desempleo, ya que el crecimiento de los activos es uno de los principales factores que frenan el paro.

Crecimiento por islas

El secretario general de la CCE, José Cristóbal García, destacó el análisis realizado en relación al crecimiento económico y el impacto de la crisis por provincias y por islas en el periodo 2007-2015. Una de las principales conclusiones es que Gran Canaria es la isla más afectada por la recesión en este periodo con una pérdida del 4,2% de su PIB (-693 millones), mientras que Tenerife cae de forma más moderada con una bajada del 1,5% (-271,3 millones). Asimismo, la evolución fue más favorable en Tenerife en comercio, transporte y hostelería frente a Gran Canaria, isla que se ha visto más perjudicada por el contexto de "rigidez normativa" en el sector turístico y el impedimento para construir hoteles de cuatro estrellas.

De igual modo, los dirigentes empresariales destacaron el mayor apoyo público al crecimiento económico de Tenerife, que acumula un diferencial a favor de esta isla de 3.635 millones de euros.

Por provincias, el crecimiento fue más intenso en las islas con mayor desarrollo turístico, factor en el que suman Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, y también la provincia oriental lideró la recaudación de impuestos estatales, es decir, el IRPF y el Impuesto de Sociedades. En el impuesto de la Renta los ingresos en Las Palmas fueron de 1.173 millones de euros frente a los 564,3 de la provincia tinerfeña.

El crecimiento de la economía ha sido generalizado en todos los sectores. Sin embargo, el peso del sector servicios ha aumentado considerablemente como consecuencia de la bonanza del turismo y su repercusión en el comercio, transportes, etcétera. Los servicios representan ya el 85,7% del valor agregado bruto (VAB) de Canarias.

El informe de la patronal de Las Palmas hace un estudio específico de la contratación en el sector turístico para concluir que el empleo hotelero ha crecido en Canarias un 38,1% desde 2009, frente a un avance nacional del 7,3%. De esta forma, por cada 100 plazas hoteleras se contratan en las Islas a 19,4 trabajadores, mientras que también se ha incrementado la estabilidad laboral en el sector.

Pero también el resto de los sectores productivos se han visto beneficiados por el dinamismo económico. La construcción sigue recuperando lo perdido, con un crecimiento más intenso que a nivel nacional, un 8,9% de incremento frente al 4,9%. La industria sube de forma más modesta -un 2,2%-, mientras que la agricultura también mejora sus principales ratios pese a que está condicionada a factores como el marco financiero de la UE, el impacto del brexit o el futuro acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos.

La organización empresarial de Las Palmas rechaza que los salarios sean más bajos en Canarias que en el resto del país si se comparan sector por sector, aunque reconoce que la concentración en las islas del 85% de los trabajadores en el turismo y los servicios rebaja sensiblemente el salario medio entre las comunidades.

La patronal sostiene que la receta de subir impuestos no resuelve los problemas, sino que los perpetúa, y destaca que la recaudación del IGIC entre 2011 y 2017 subió en más de 798 millones de euros (+96,3%) y que el impuesto sobre Sociedades avanzó en ese periodo un 109,6%, casi 239 millones. Por contra, Canarias sigue arrastrando un problema de baja productividad, que se encuentra a niveles del año 2000, y que para corregirla hay que mejorar la formación y cualificación de los trabajadores.

Suben la RIC y el Impuesto de Sociedades

  • Las dotaciones de la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) aumentaron en 2016, último ejercició con datos oficiales, un 27,3% hasta los 1.132 millones de euros. Es el primer año en que este incentivo fiscal rebasa la barrera de los 1.000 millones de euros desde 2007. La mayor caída se produjo en 2011 con 543,3 millones, pero aún se está lejos de la mayor dotación que se produjo en 2006 con 2.302 millones. Por contra, en el informe anual de la CCE también se refleja un incremento de la recaudación del Impuesto de Sociedades en las Islas con 456,7 millones ingresados por este tributo en las arcas públicas, lo que supone un 23% y 85,3 millones más que en 2016. La patronal achaca esta situación a la inseguridad jurídica denunciada en varias ocasiones para utilizar la Reserva en la rehabilitación turística o en las producciones cinematográficas. Por eso los empresarios exigen que se corrijan algunos aspectos del REF ahora que se está reformando la ley en el Congreso. El presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara, avanzó que existe un preacuerdo de cara a la ponencia de mañana para allanar estas dificultades y propiciar más seguridad a las inversiones privadas.

Compartir el artículo

stats