Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiebre inglesa por las Islas: una de cada cuatro reservas es para Canarias

Los Países Bajos se suman a Alemania y el Reino Unido y también levantan las restricciones a volar al Archipiélago

Fiebre inglesa por las Islas: una de cada cuatro reservas es para Canarias

Fiebre inglesa por las Islas: una de cada cuatro reservas es para Canarias

En el Reino Unido se ha desatado la fiebre por viajar a Canarias. El anuncio de las autoridades británicas de que las Islas dejan de estar en la lista negra de territorios a los que se desaconseja volar por la pandemia ha dado lugar a un súbito y extraordinario incremento de las reservas y búsquedas de vuelos al Archipiélago. TUI UK, la firma para el mercado británico de la multinacional de la turoperación de origen germano, ha registrado un aumento de las búsquedas de paquetes vacacionales para Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura de hasta un 600%, lo que da una idea de hasta qué punto ha revitalizado el negocio la inclusión de Canarias entre los destinos seguros. “La fenomenal reacción de nuestros clientes a la reintroducción de las Islas muestra lo mucho que la gente quiere unas vacaciones”, explicó el director general de TUI UK, Andrew Flintham, en declaraciones a los medios de comunicación ingleses. “Nuestras reservas a medio plazo se han disparado desde el anuncio con el 25% para viajar a las Islas”, agregó. Es decir, una de cada cuatro reservas de los clientes del turoperador desde el levantamiento del veto a Canarias es para pasar unas vacaciones en el Archipiélago.

El interés de los británicos por regresar a la Comunidad Autónoma es tal (el Reino Unido es el principal mercado emisor de turistas para la región, seguido aunque a cierta distancia por Alemania) que incluso está generando problemas de logística a los turoperadores y compañías aéreas. De hecho, y según publica el prestigioso rotativo londinense The Guardian, turoperadores y aerolíneas han tenido que apresurarse para encontrar aviones suficientes para cubrir la creciente demanda. Las prisas por recuperar cierto grado de normalidad en la operativa tratan de evitar que se repita lo que ya se produjo el pasado viernes, un día después de que las autoridades sanitarias inglesas levantaran las restricciones, cuando solo Ryanair fue capaz de ofrecer un vuelo a las Islas, en concreto a Lanzarote, nada menos que por 690 libras, esto es, unos 761 euros (ida y vuelta diez días después). Pero, sobre todo, el objetivo es que haya suficientes aeronaves para los próximos días y semanas, cuando se espera un repunte aún mayor de la demanda por quienes buscan escapar de las restricciones para frenar la pandemia en el Reino Unido. En definitiva, por quienes están decididos a venir cuanto antes al Archipiélago para esquivar las tareas y limitaciones que les imponen desde el número 10 de Downing Street para evitar la propagación del virus. No en vano, en las Islas ni siquiera se pondrá en práctica el toque de queda decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez para el resto del país.

Además del creciente interés en el Reino Unido (y también Alemania) por Canarias, otra buena noticia para el motor de la economía regional llegó ayer desde los Países Bajos. Según adelantó la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), Holanda ha cambiado su semáforo de alertas de rojo a amarillo para los vuelos al Archipiélago, con lo que puede retomarse el negocio turístico también con este país. Los principales turoperadores que operan en los Países Bajos son el gigante TUI y Sunweb.

Antona y Curbelo



El PP, por medio del senador Asier Antona, y la Agrupación Socialista Gomera (ASG), a través de su líder Casimiro Curbelo, pidieron ayer al Gobierno central el establecimiento de corredores seguros entre Canarias y los principales países emisores de turistas, como Alemania y el Reino Unido. Antona presentará una serie de iniciativas en la Cámara Alta para exigir al Ejecutivo de Pedro Sánchez la realización de test de coronavirus a la llegada de los viajeros a los aeropuertos de la región. “El futuro económico de Canarias está en juego”, avisó Antona. Por su parte, Curbelo pidió “no bajar la guardia” y apostó por los corredores y por que todo aquel que llegue a las Islas lo haga tras haber pasado un test o PCR. | E.D.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats