Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rosa Tous | vicepresidenta corporativa de tous

«El covid también ha traído grandes oportunidades»

Rosa Tous en una de las tiendas de su marca. | | FRANCISCO GONZÁLEZ

Rosa Tous en una de las tiendas de su marca. | | FRANCISCO GONZÁLEZ

La crisis del 2008 tuvo una incidencia sin precedentes en el sector de la joyería que obligó a una adaptación casi forzada. Cuando se empezaba a salir de esa recesión, vino el coronavirus, otra coyuntura que ha forzado a una modernización de un sector netamente artesanal. Rosa Tous, vicepresidenta corporativa de Tous, señala que la pandemia de el covid-19 ha acelerado el proceso de digitalización de la compañía.

¿Cuál es la situación actual del sector de la joyería en España?

El coronavirus ha afectado, como a muchos sectores, aunque esta crisis ha traído importantes oportunidades. Uno de los aspectos que ha venido a quedarse ha sido la digitalización. Los que estábamos ya preparados hemos podido avanzar y seguir conectados con nuestro cliente. Luego habrá negocios pequeños de joyería que no estaban tan digitalizados y habrán tenido un poco más de dificultad. Por otro lado, la joyería es algo que está tan asociado a la cultura de las personas, vinculado a momentos de ilusión, que, a pesar de estar en una situación de crisis, nos hemos dado cuenta de que se han seguido celebrando cosas. Además, como nos hemos digitalizado tanto le hemos dado a nuestros clientes servicios que antes no teníamos, como el pago a través de un enlace o la atención personalizada por una red de mensajería móvil. Ha venido muchísimo de eso para quedarse.

¿Y de dónde venía el sector? ¿Se había superado la crisis del 2008?

La crisis del 2008 nos puso las pilas a muchos. Nos dimos cuenta de lo importante que era tener algo de reserva (si era posible) e ir con precaución, pero lo que vino después nunca recuperó lo de antes. Todo el mundo se fue adaptando a una situación que ya íbamos considerando como normal. La digitalización ya se fue introduciendo en todos estos años y esa ha sido la gran suerte ahora. En la joyería pensábamos que no podíamos vender joyas por internet, pero sí se puede. Te puedes comprar por internet una pulsera de la misma forma que te compras un par de zapatos.

El futuro, por lo tanto, pasa por lo digital y la innovación sí o sí.

Sí. Tenemos que mejorar muchos aspectos todavía, pero tenemos muchas herramientas a nuestro alrededor que nos pueden ayudar a tener una relación con el cliente mucho mejor. Además, hay otra parte muy importante que formará parte del futuro y es la sostenibilidad. No solo ser éticos y honestos trabajando, sino ser más transparentes, dar muchísima más información. Y es que los consumidores del futuro, que son los jóvenes y los niños de hoy en día, querrán saber muchísimo más, querrán comprar a empresas que se preocupen por el planeta, por hacer las cosas bien, como trabajar con material reciclado, por ejemplo. Este tipo de acciones serán una parte muy importante y el sector se tiene que concienciar de que es así.

"Te puedes comprar por internet una pulsera como te compras un par de zapatos"

decoration

¿Se aplica ya en Tous ese principio de sostenibilidad?

Sí, hemos lanzado este año una colección pequeña para empezar a testear, con una empresa de Córdoba que tiene trazabilidad en toda su cadena. A través de un código QR tú puedes saber que es metal reciclado, de qué mina provienen los diamantes y que además se ha fabricado en un lugar concreto, en este caso en Córdoba.

El año pasado la empresa cumplió su centenario, ¿cuál ha sido la evolución?

Mi abuelo empezó en el 1920 como aprendiz de relojero. Se casa con mi abuela, tienen un solo hijo y, tras tener un pequeño taller de relojería, abren una pequeña joyería. Mi padre estudia también para relojero y aprende el oficio. Se casa con mi madre, que era su vecina de enfrente y ella empieza a trabajar en la tienda. Es mi madre la que, en los años 70, se da cuenta de que la mujer está empezando a cambiar y que ya no se usan las joyas solo para grandes ocasiones. Por eso mi madre empieza a crear lo que llamamos un nuevo lenguaje en joyería: joyas con diseño, más fáciles de llevar, modernas… A partir de ahí nos damos cuenta de que tenemos algo especial y abrimos la segunda tienda después de Manresa, en Lérida y de ahí, en el 89, a Barcelona. Allí, la mitad del producto eran colecciones diseñadas en casa por mi madre. Empezamos a tener tiendas con sociedades participadas, socios locales que nos ayudaron a crecer de forma muy rápida. Del 2000 al 2008 crecemos mucho, hasta que viene ese proceso tan duro de la crisis. Ahora operamos directamente muchas tiendas. Cerramos el 2020 con 704 tiendas en 45 países.

¿Se están cumpliendo los objetivos de la Escuela Tous de Joyería y Oficios Artesanos?

Es un proyecto que a mí me hace muchísima ilusión. La pusimos en marcha en el 2018 con un objetivo muy claro, que era trabajar a través de las escuelas de joyería que ya existían para poner en valor la capacitación y el oficio. En las primeras ediciones el objetivo era tener a dos o tres estudiantes de cada escuela y venían al taller de Manresa y pasaban un periodo de prácticas. Hemos puesto en marcha la tercera edición y estamos trabajando con un formato online, que nos da la oportunidad de abrir el abanico a más estudiantes. Gracias a este proyecto hemos podido poner en contacto a las mejores escuelas de joyería de España, además de otras dos en México y una en Portugal.

Compartir el artículo

stats