Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión pública supera a la de 2020 por el tirón de cabildos y ayuntamientos

La administración local duplica su licitación en el primer semestre, que alcanza la cifra más alta en doce años | El gasto público se sitúa en 447 millones

Obras en el templo de la iglesia parroquial de Arucas, financiadas por el Cabildo de Gran Canaria. | JOSÉ CARKLOS GUERRA

Obras en el templo de la iglesia parroquial de Arucas, financiadas por el Cabildo de Gran Canaria. | JOSÉ CARKLOS GUERRA

La inversión pública en el Archipiélago mantuvo el pulso en el primer semestre de este año. Después de que el arranque de 2021 hiciera saltar todas las alarmas, –tras una caída de la licitación que superó el 50% en el conjunto del sector público y que alcanzó el 93,4% en el caso de la administración autonómica–, las instituciones parecen haberse puesto las pilas para sacar adelante proyectos que ayuden a revitalizar la economía y hacer frente a las consecuencias de la crisis. La suma de las licitaciones en Canarias durante el primer semestre del año alcanzó los 447,2 millones de euros, una cifra un 23% superior a la del mismo periodo de 2020. ¿La razón? El impulso que cabildos y ayuntamientos de las Islas han dado a su inversión pública, duplicando la cantidad de 2020.

En concreto, según los datos publicados por Seopan, –la patronal de las grandes constructoras del país–, las instituciones locales de Canarias sacaron a concurso entre enero y junio de este año contratos por valor de 311,6 millones de euros, una cifra que supone el 69% del total de las licitaciones que se produjeron en el Archipiélago en ese periodo, es decir, que siete de cada diez euros de la inversión pública proyectada procedía de las arcas insulares o municipales.

El total de todos los trabajos sacados a concurso fue un 23% superior al del arranque de 2020

decoration

Cabildos y ayuntamientos han licitado este año el doble que en los primeros seis meses del anterior ejercicio, alcanzando una cantidad total que no se había superado desde hacía doce años, ya que después de que en 2009 el montante superara los 391 millones de euros en la primera mitad del año, la crisis financiera lastró la inversión no solo de los organismos locales sino de todo el sector público nacional.

La irrupción de la pandemia en marzo de 2020, que dejó bajo mínimos la economía de las Islas y paralizó el turismo, su principal actividad, hizo que muchos hicieran patente la necesidad de que las administraciones públicas incrementases sus niveles de licitación para, de esta manera, tirar del carro de uno de los pocos sectores que podía atraer el empleo destruido en el sector turístico: la construcción.

Sin embargo, el incremento de la financiación para proyectos de obra pública no se dejó notar el año pasado, que cerró con una caída de 89 millones respecto a 2019. Los primeros meses de 2021 tampoco fueron mejor. Hasta abril, Canarias era la única comunidad junto a Madrid en la que había caído la licitación pública. De hecho, descendió un 16,5% respecto al primer cuatrimestre de 2020 a pesar de que en marzo y abril no hubo actividad debido a que la emergencia sanitaria obligó a confinar a la población en sus domicilios.

Acelerón en mayo y junio

Las administraciones públicas parecen haber reactivado la inversión en lo que al Archipiélago se refiere y solo en mayo y junio han licitado casi tanto como en los primeros cuatro meses de 2021. En concreto, en el primer cuatrimestre se alcanzaron 232 millones frente a los 214 que se licitaron en mayo y junio.

El conjunto de la Administración pública, –el Gobierno central y regional, las corporaciones insulares, los municipios y todo el entramado de empresas, consorcios y organismos del sector público–, licitó obras en Canarias por valor de 447,2 millones. Una cifra que está 84 millones por encima de los impulsados en el primer semestre de 2020 en las Islas, pero que todavía queda lejos de los 678 millones de euros de 2019. Además de cabildos y ayuntamientos, el Ejecutivo central también ha llevado a cabo un incremento en sus niveles de licitación en Canarias durante los primeros meses de este año, aunque eso si, mucho más limitado. En concreto, el Estado, –ministerios, direcciones generales y entes dependientes–, firmaron entre el 1 de enero y el 30 de junio contratos para trabajos de edificación u obra civil en el Archipiélago por valor de 82,6 millones de euros, lo que supone un 9,2% más que en los primeros meses del Año I de la pandemia. Sin embargo, si se compara con lo licitado en el mismo periodo de 2019, el último ejercicio antes de la irrupción de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, el montante es inferior, en concreto, un -1,5%, quedándose en 89,9 millones de euros.

Descenso regional

Mucho peores son las cifras de la administración autonómica, es decir, consejerías, direcciones generales y organismos dependientes del Gobierno regional. A pesar de que ha moderado la caída de su licitación respecto a 2020, –que en los primeros dos meses del año llegó a alcanzar el 93,4% y se redujo hasta el 85% en el primer cuatrimestre–, todavía no logran revertir sus datos a positivo. Según la información aportada por Seopan, las instituciones regionales han sacado a concurso público proyectos por un valor de 82,6 millones entre enero y junio, una cifra que es un 60,2% inferior a la de 2020, a pesar de que ese año se produjo el confinamiento y la emergencia sanitaria obligó a una reorganización sin precedentes del entramado público para poder adaptar los procedimientos al trabajo telemático. Además, la cifra es todavía más dispar si se compara con lo licitado en esos mismos meses de 2019 cuando se alcanzaron los 357,5 millones de euros en esos primeros seis meses del año.

A medida que avanza el ejercicio, la administración autonómica va recortando el porcentaje de caída de la licitación respecto a 2020, pero tendrá que tomar impulso en la última parte del año si quiere acabarlo en positivo.

Obras Públicas prepara proyectos por valor de 900 millones para los próximos dos años

decoration

De hecho, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, comandada por Sebastián Franquis, y que constituye el principal órgano licitador de la Comunidad Autónoma ya que promueve proyectos de carreteras y otras grandes infraestructuras, se ha mostrado firme en el compromiso de finalizar el ejercicio en positivo y convertir en los próximos dos años a Canarias en una de las regiones con mayor dinamismo en lo que a inversión pública se refiere. De hecho, la Consejería regional tiene en marcha hasta 18 proyectos en el área de Carreteras que suman contratos por valor de unos 900 millones de euros.

Datos

+157 Millones de islas y municipios

  • Los cabildos y ayuntamientos están tirando de la inversión pública en Canarias. En el primer semestre licitaron 157 millones más que los primeros seis meses de 2020.

-80 Millones autonómicos

  • La administración regional ha reducido un 60,2% la suma de los proyectos que se licitaron en la primera mitad del año. En total su licitación ha caído en unos 80 millones de euros. 

+7 Millones del Estado

  • El Gobierno central y los entes que dependen de él han aumentado de forma muy ligera su inversión en el Archipiélago, sumando siete millones más que el año pasado. 

Compartir el artículo

stats