Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reactivación turística reanima los ‘chiringuitos’ financieros en Canarias

La CNMV alerta de que en verano estas entidades fraudulentas tratan de captar inversores en vacaciones | Ofrecen alta rentabilidad a cambio de los ahorros

Ambioente en la zona turística del sur de Gran Canaria.

Quienes visiten este verano las principales zonas turísticas de las Islas deben extremar el cuidado ante los conocidos como chiringuitos financieros, entidades fraudulentas que tratan de captar los ahorros de inversores incautos con la promesa de jugosas rentabilidades. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) alerta de que, a pesar de que este tipo de empresas mantienen su actividad durante todo el año, se debe prestar especial atención en los lugares de vacaciones, ya que son uno de los emplazamientos predilectos para intentar cazar a sus clientes. La llegada de las vacaciones de verano y la progresiva reactivación del turismo después de meses de restricciones debido a la pandemia provocada por el coronavirus han aumentado la afluencia de personas en estas zonas de Canarias, por lo que CNMV recomienda extremar las precauciones para no caer en este tipo de «estafas».

Pero, ¿qué es exactamente un chiringuito financiero? Así es como se denomina de forma informal a aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo. Mientras que las empresas que sí cuentan con autorización están sujetas a una estricta regulación y controles, estos otros organismos actúan al margen de la legalidad. No están registrados en la CNMC ni en el Banco de España y tampoco están adheridos al Fondo de Garantía de Inversiones o de Depósitos, por lo que los inversores están totalmente desprotegidos en caso de insolvencia de la entidad.

La Comisión Nacional señala que solo son una «tapadera» para adueñarse del capital

decoration

De esta manera, la CNMV, organismo público que depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que comanda la vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño, advierte de que los chiringuitos financieros son «peligrosos» ya que detrás de la gran mayoría de ellos no existe ninguna prestación de servicios sino que son «solo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas» incentivándoles con la promesa de altas rentabilidades a cambio de sus ahorros. Unos elevados rendimientos que la CNMV aclara «suelen ser demasiado buenos para ser ciertos», por lo que solo constituyen el cebo con el captar inversores. Por lo tanto, puntualiza que «no se trata de entidades más o menos solventes o con mayores o menores habilidades en la gestión financiera. Sencillamente, son estafadores».

Para tratar de prevenir a las posibles víctimas, la CNMV publica advertencias sobre las entidades no registradas, tanto nacionales como internacionales, a lo largo de todo el año, desde el momento en el que tiene indicios de que están prestando servicios de inversión sin tener la autorización para ello. Solo el año pasado emitió un total de 1.643 advertencias, un 45,3% más que en 2019.

La CNMV publica continuamente advertencias con el nombre de las empresas que ha detectado que están operando sin tener permiso y difunde también aquellas alertas que localizan otros organismos supervisores de la Unión Europea (UE).

Las advertencias sobre entidades no registradas se han incrementado un 45% en toda España

decoration

Los canales que utilizan los chiringuitos financieros para tratar de captar inversores no distan de los que pueda utilizar cualquier otro tipo de empresa. Correos electrónicos, llamadas de teléfono o contactos a través de las redes sociales suelen ser fórmulas habituales en las que se presentan como una empresa fiable, a veces incluso citando a la propia CNMV, y aportando datos y una dirección web de la que muy pocos sospecharían. Tras ese primer contacto, estas entidades utilizarán cualquier técnica de persuasión a su alcance para lograr convencer a su potencial inversor ofreciendo grandes beneficios con muy poco riesgo que muchos no pueden rechazar, debido a la insistencia para que se adopte la decisión de invertir rápidamente.

Sin embargo, como ha ocurrido en veranos anteriores, la CNMV avisa de que el modus operandi cambia en los lugares de vacaciones más habituales como Canarias, Baleares o la costa peninsular. Ofrecen entonces reuniones sin compromiso o supuestas jornadas informativas en las que tratarán de vender las bondades de su actividad. Uno de los incentivos que pueden utilizar actualmente los chiringuitos financieros es la inversión con criptomonedas, ya que en el último año algunas de ellas han experimentado un fuerte alza.

Claves de este tipo de engaños

¿Qué es un chiringuito financiero?

  • Así es como se denomina de forma popular a las empresas que ofrecen servicios de inversión de forma ilegal, ya que se trata de entidades que no están autorizadas ni registradas en la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) y por lo tanto no ofrecen a sus posibles clientes ningún tipo de garantía. Estas empresas suelen tener una duración corta en el tiempo, la suficiente para persuadir y captar fondos de inversores inexpertos con la promesa de altas rentabilidades con un bajo riesgo. Una vez que ya no pueden justificar las pérdidas simplemente desaparecen o cambian de nombre para evitar las consecuencias. Por lo que la CNMV alerta de que se trata de estafas que pueden ser muy convincentes en las que puede caer cualquiera. 

¿Cómo actúan?

  • Tradicionalmente se ponían en contacto con sus potenciales inversores a través del teléfono, pero ahora cualquier medio es válido para establecer ese acercamiento. Correo electrónico o redes sociales pueden convertirse también en vías de contacto. En un primer momento nunca solicitan dinero a sus posibles víctimas y se presentan como una entidad solvente y fiable mostrando aparentes conocimientos financieros. Después ofrecen elevadas rentabilidades derivadas de la inversión en materias primas, divisas o criptomonedas. Requieren una respuesta rápida poniendo sobre la mesa la gran oportunidad que se le presenta al inversor, siendo tan insistentes que para muchos se convierte en una oferta irrechazable y finalmente acaban transfiriendo el dinero.

¿Cómo protegerse?

  • La protección principal es saber identificarlo. Para ello, la CNMV pone a disposición del inversor el teléfono 900 535 015 para informar acerca de la habilitación de las entidades para prestar o no servicios de inversión. Los registros también se pueden consultar a través de la página web de la CNMV. Se debe desconfiar si se enmascaran bajo la apariencia de contratos de asesoramiento en los que se cobra al cliente un elevado porcentaje por el. Además, suelen exigir que el dinero se desembolse mediante ingreso en una cuenta corriente (a veces en el extranjero) a nombre de una sociedad que no es española. Las inversiones que ofrecen suelen ser productos financieros complejos en mercados extranjeros. También debe hacer saltar las alarmas que se muestren reacios a proporcionar información actualizada y a responder a las preguntas del inversor.

¿Qué se debe hacer si se detecta uno?

  • Ante cualquier sospecha de haber detectado un chiringuito financiero lo más sencillo es ponerse en contacto con la CNMV. En las sección Advertencias al público de su web pueden verse los nombres de las entidades que se sospecha puedan ofrecer estos servicios sin estar autorizadas. Si ya se ha entregado dinero, tanto si se logra recuperar como si no, es importante que lo ocurrido se denuncie en la Policía o el juzgado, para lo que se deberán presentar todas las pruebas correspondientes. 


Compartir el artículo

stats