Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Huelga de handling en el aeropuerto de Gran Canaria

Retrasos de más de una hora y pasajeros sin maletas en Gando

Turistas que regresaban ayer a sus países de origen tuvieron que volar sin sus pertenencias | Los trabajadores convocan una reunión para abrir la negociación

26

Normalidad en el aeropuerto de Gran Canaria José Carlos Guerra/ Andrés Cruz

Vuelos con retrasos de hasta más de una hora y turistas obligados a volver a sus casas sin equipaje. La segunda jornada de huelga convocada por la plantilla de la empresa responsable de la carga y descarga de las maletas de los aviones en Gran Canaria, Grounforce, se notó ayer en el irregular funcionamiento del aeropuerto. Los pasajeros de varios vuelos tuvieron que dejar sus pertenencias en tierra y regresar a sus países de origen sin ellas. No obstante, como consecuencia de la jornada de huelga del pasado sábado, en el aeropuerto de Gando todavía queda cerca de un millar de maletas sin entregar a sus propietarios. Todos los turistas que llegaron ayer a la isla para pasar sus vacaciones pudieron irse a los hoteles con el equipaje, pero el despegue de varios vuelos se retrasó más de 15 minutos y los aviones con destino Eindhoven, Frankfurt, Múnich, Oslo y Estocolmo tuvieron una demora de más de una hora. Según Aena, en algunos casos se trataba de vuelos que ya venían con retraso en la llegada y se les sumó la tardanza derivada de la huelga.

La mañana transcurrió con normalidad. Los viajeros recogían las maletas en las cintas de equipaje sin problema y frente a los mostradores de facturación se formaban largas colas de turistas que regresaban a sus ciudades después de disfrutar de su descanso en la isla. Sin embargo, la zona de salidas internacionales ya estaba prepara para organizar lo que horas después se convertiría en un parking de maletas que no regresarían a casa junto a sus dueños. El personal había preparado una especie de ring con cintas, que dividían el espacio en cuadrículas, para organizar así el equipaje que cada avión dejaba atrás.

A mediodía, el aeropuerto vivía un pico de actividad y la llegada y salida de vuelos hacia diferentes puntos de Europa era frenética. Fue en ese momento en el que tanto los viajeros que llegaban como los que salían comenzaron a percibir y padecer el efecto de la huelga. Las vacaciones no empezaban bien para aquellos que tuvieron que esperar más de una hora para recoger sus maletas. Y los que retornaban a casa se veían obligados a embarcar en el avión sabiendo que su pertenencias se quedaba en tierra, aunque se les aseguraron que durante el día de hoy se embarcarán en otros aviones hasta sus ciudades de destino. «Entendemos el malestar que ocasionamos a los pasajeros, nos duele y pedimos disculpas, pero no tenemos otra opción que no sea ir a la huelga», señala el delegado de la Unión Sindical Obrera (USO) y miembro del comité de empresa de Groundforce, Santiago Jiménez. Quien pide al turista que se ponga en su lugar, ya que hay trabajadores que están cobrando 400 o 500 euros menos al mes, y «eso en la economía de una familia se nota», porque sin ese dinero «o comes o pagas la hipoteca».

La Dirección General de Trabajo inicia hoy una mediación entre los empleados del ‘handling’ y empresa

decoration

Los 350 empleados que Groundforce tiene en el aeropuerto de Gran Canaria están trabajando según reglamento, es decir, que estrictamente producen durante el número de horas que tienen estipuladas en su contrato. La empresa, según denuncian los convocantes del paro, está paliando la falta de personal con la subcontrata de empleados eventuales, que llegan los miércoles, sábados y domingos –días con más actividad aérea– para reforzar la plantilla, en lugar de sacar a sus propios trabajadores del ERTE.

El comité de empresa sostiene que no hay ningún tipo de negociación con la compañía. Sin embargo, los empleados no pierden la esperanza en encontrar un punto de encuentro y han convocado «urgentemente» una reunión con la compañía, mañana a las 12 horas, en las dependencias de la empresa. Los trabajadores explican en un comunicado que esperan que «comparezcan con una actitud proactiva y negociadora, para solventar todos los problemas que han generado». En el documento aseguran que «es insólita la absoluta pasividad y negativa de la empresa a negociar cualquier asunto». Además, el comité añade que parece que a la compañía «no le importa perjudicar a la marca Gran Canaria».

La huelga fue convocada por cuatro sindicatos –Unión Sindical Obrera (USO), Sindicato de Trabajadores de Handling en Aeropuertos (STHA), Confederación General del Trabajo (CGT) y Coordinadora Estatal del sector del Handling aéreo (Cesha)– pero durante la jornada de ayer, el STHA informó a la empresa Groundforce, a la dirección de Aena en el Aeropuerto de Gran Canaria y la Delegación del Gobierno en Canarias su intención de desconvocar el paro y abandonar el comité de huelga. En un comunicado interno, el sindicato explicó que toma esta decisión en base a «graves diferencias sobre la gestión del conflicto», ya que su interés es «resolver el problema con los menores daños posibles». Este sindicato opta por «solicitar un arbitraje del conflicto y suspender los días de huelga, hasta que se resuelva» el enfrentamiento y así obtener una solución «rápida y urgente».

Torres pide acuerdo


El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, reconoció ayer el derecho constitucional de los trabajadores de la empresa de Groundforce, que opera en el aeropuerto de Gran Canaria, a declararse en huelga pero al mismo tiempo, pidió «responsabilidad» a todos los actores implicados. Torres defendió que los trabajadores «tendrán sus razones» y les asiste un derecho constitucional, por lo que «deben negociar y llegar a un acuerdo». No obstante, no ocultó que «el momento es trascendental», porque Canarias está a las puertas de iniciar su temporada alta turística y espera que la afección a los visitantes sea «la menor posible». «Nos estamos jugando ya el mercado de invierno, la temporada alta canaria, y tenemos que conseguir que vengan el mayor número de turistas para intentar terminar bien el 2021 y que no le afecte ninguna circunstancia sobrevenida a la imagen que tenemos de Canarias», concluyó. | EP

Compartir el artículo

stats