Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CEOE mantiene la previsión de crecimiento para Canarias pese al recorte nacional

La patronal considera que la estructura económica canaria puede ser la "tabla de salvación" para esquivar la estanflación

El economista José Miguel González y el presidente de CEOE Tenerife, Pedro Alfonso. Miguel Barreto

La patronal mantiene la previsión de crecimiento para la economía canaria en 2022 en el 6,3% pese a que el Gobierno central ha recortado sus estimaciones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel nacional para este año. CEOE-Tenerife considera que la estructura económica del Archipiélago podría ser en las actuales circunstancias su "tabla de salvación" al depender en buena parte de una demanda extranjera que puede tirar de todos los sectores.

Tal y como explicó el economista José Miguel González, director de Consultoría de Corporación 5, en la presentación del Informe de Coyuntura de CEOE-Tenerife para el primer trimestre del año, el modelo económico canario puede evitar que las Islas eludan la estanflación, es decir, un crecimiento de los precios sin que se produzca un crecimiento económico, algo que sí pueden sufrir otros territorios del estado.

Para el presidente de la patronal tinerfeña, Pedro Alfonso, en el actual contexto económico de incremento desorbitado de precios que puedan contener la demanda nacional, la estructura económica del Archipiélago "puede ser un modelo de éxito", aunque advirtió que los pronósticos continúan rodeados de incertidumbre y dependen de que las circunstancias se mantengan.

Sin embargo, a pesar de que se mantiene la previsión de crecimiento de Canarias, los empresarios volvieron a retrasar la salida de la crisis. Si a principio de año la situaban a mediados de 2023, ahora la sitúan como pronto a finales del próximo año, debido a las consecuencias que está provocando la guerra en Ucrania y la inflación, así como una bajada de la productividad que "hará mucho más difícil salir de esta situación", añadió Alfonso.

La patronal situó la escalada de los precios como uno de los principales riesgos para la recuperación de la economía. Una inflación que según detalló González está ahora vinculada a la oferta y no a la demanda como fue el caso a finales de 2021. "Con un manual de Economía en la mano, una inflación de oferta se corrige a través de una política fiscal expansiva", remarcó. Por lo que apuesta por deflactar las series de tipos impositivos que ya existen y adaptarlas a la evolución de la inflación.

Alfonso señaló que "ni las familias ni las empresas" están dispuestas a soportar una subida de la presión fiscal que considera ya por encima del esfuerzo que pueden hacer. Por eso, reclamó al Gobierno central una bajada de impuesto y que se ponga manos a la obra para reducir el gasto superfluo.

Compartir el artículo

stats