Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Foro Prensa Canaria | El turismo que queremos

El ritmo de reservas para el invierno no es tan bueno como se esperaba

Las pernoctaciones para los próximos meses están un 23% por debajo de las de 2019 / Castilla rechaza la implantación de una ecotasa sin debate y reflexión

36

Foro: “El turismo que queremos” con Yaiza Castilla Andrés Cruz

Con las expectativas altas, pero la incertidumbre por las nubes. El sector turístico de Canarias se enfrenta a la temporada de invierno cargado de cautela y con la mirada puesta en consolidar la recuperación postpandemia. La anunciada recesión en Alemania, que posiblemente se contagiará a la economía de Reino Unido, ha ralentizado la velocidad de las reservas para los próximos meses y los viajeros se decantan por aplazar la gestión de sus vacaciones hasta el último minuto. “Las reservas no están evolucionando tan positivamente como se pensaba, aún estamos un 23% por debajo de las que había por estas fechas en 2019”, reconoció la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canaria, Yaiza Castilla, en el foro 'El turismo que queremos', organizado por Prensa Ibérica y patrocinado por The Hoteles, Philip Morris y Canaragua.

Las ganas de viajar de los europeos, desatadas tras el confinamiento y las estrictas restricciones sanitarias, sumadas al esfuerzo del Archipiélago por mostrarse como un destino turístico seguro, han ayudado a la recuperación del sector, según señaló Castilla, quien sostuvo que las Islas “están recogiendo sus frutos” y que su capacidad de aportar certidumbre a los viajeros está por encima de 2019. Sin embargo, el contexto geopolítico y económico que atraviesa Europa vuelve a poner sobre la mesa “el frágil equilibrio entre progreso y sostenibilidad” en el que vivimos. Poblemas globales como la guerra de Ucrania, la dependencia energética o la inflación golpean directamente al normal desarrollo y progreso del turismo en Canarias, puesto que la coyuntura invita a reducir el consumo, incluido el consumo turístico.

Castilla apunta que “la planificación y la estrategia nunca han sido tan importantes”

decoration

Castilla explicó que quienes estudian este tipo de fenómenos utilizaban el acrónimo VUCA para describir una realidad en la que la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad se normalizaban y dejaban de ser una excepción. Para hacer frente a este escenario, los mismos expertos señalaban que es necesario “desarrollar una gran capacidad de adaptación a los continuos cambios del entorno y una alta flexibilidad para encarar los planes de futuro”. Sin embargo, esta recomendación dejó de ser suficiente por lo que, según detalló Castilla, un profesor de antropología americano, Jamais Cascio, concluyó que el mundo es frágil, ansioso, no lineal e incomprensible (BANI, por sus siglas en inglés).

Después de estudiar las vicisitudes a las que se ha enfrentado el sector turístico isleño en los últimos tres años -quiebra de Thomas Cook, primer hotel del mundo cerrado por covid, cero turístico, el brexit, la erupción volcánica en La Palma y las consecuencias de la guerra en Ucrania- Castilla no descarta que Cascio se haya inspirado en las Islas para elaborar su definición del mundo actual.

Las reservas para los próximos meses están un 23% por debajo de las de 2019

decoration

“Debemos asumir que la incertidumbre no va a desaparecer”, afirmó la consejera, quien hizo hincapié en que el efecto mariposa es más real que nunca, porque el sector turístico está expuesto a que el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Para resistir a estas circunstancias globales que afectan a lo local, Castilla señaló que “la planificación y la estrategia nunca han sido tan importantes”, por lo que "hay que mirar al futuro".

El debate sobre la posibilidad de imponer una ecotasa turística en las Islas, a juicio de Castilla, no es oportuno en el escenario actual, ya que considera que es un mal momento de gravar esta actividad. Además, pidió hacer una reflexión sobre «la desventaja competitiva brutal» que sufre el sector turístico del Archipiélago en comparación con otros destinos con los que compite directamente, entre otros factores, por la dependencia total de la conectividad aérea. La consejera destacó que esta medida choca con la defensa a ultranza del diferencial fiscal que se hace desde las Islas. 

Castilla se cuestionó cuáles serían los beneficios de convertir a «los anfitriones de los viajeros» –los alojamientos turísticos– en recaudadores. Sobre el destino de la recaudación, se mostró partidaria de que esa potencial recaudación se dedique en la mejora de la competitividad del destino, aumentando el presupuesto de la Consejería de Turismo del Gobierno canario. «La implantación de una ecotasa tiene que hacerse de forma muy meditada», señaló la consejera, quien añadió que «no se pueden lanzar debates sin reflexión en los momentos en los que estamos viviendo».

Turismofobia

La residencialización de las zonas turísticas preocupa a los empresarios del sector, quienes han alertado sobre el uso residencial de establecimientos destinados a la explotación turística. Para hacer frente a esta situación, la consejera apuesta por «hacer cumplir la ley que regula la unidad de explotación y que especifica claramente qué viviendas pueden utilizarse para alquiler vacacional». Respetando esta norma, señaló Castilla, se evitarán «perversiones del sistema». Desde la Consejería, reconoció, los equipos de inspección se están esforzando para que se cumpla la ley y para «no mermar la imagen del destino Islas Canarias».

Castilla descarta que sea necesaria «una nueva regulación de la vivienda vacacional»

decoration

Para la consejera de Turismo, existe una «normativa suficiente» que han de hacer valer las diferentes administraciones implicadas. Si bien reconoció que es difícil ofrecer una solución rápida, porque en el uso del suelo chocan intereses que hay que «consensuar» entre la legislación regional, la legislación urbanística, la ley de arrendamiento urbano, el código civil y las relaciones de vecindad, así como los intereses de los cabildos insulares y los ayuntamientos. No obstante, Castilla descartó que sea necesaria «una nueva regulación de la vivienda vacacional» y apostó por evitar las confrontaciones entre el turismo y los residentes. «En Canarias no existe turismofobia y tenemos que seguir trabajando para que no brote», destacó. 

Gracias a las «consolidadas relaciones» entre el sector público y privado, se lograron buenos datos en verano y en Semana Santa. Desde la Consejería se están lanzando líneas de ayuda con cargo a los fondos Next Generation, que se sumarán a las que se pondrán en marcha con cargo a los presupuestos generales. Entre las medidas de éxito que citó Castilla incluyó el bono turístico, que se lo han reclamado, pero no cuenta con fondos para reactivarlo de cara al próximo verano.

Decisión   de ASG


El futuro político de la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla, está en manos de la Agrupación Socialista Gomera (ASG). De cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas, Castilla desconoce a qué institución se presentará como candidata y se pone a disposición de su formación para que la sitúen donde consideren oportuno. «La política ni siquiera entraba dentro de mis planes vitales, pero nunca se sabe dónde terminará uno», aseguró la consejera al finalizar su intervención en el foro El turismo que queremos, organizado por Prensa Ibérica. Castilla señaló que va a esperar y a dejar que llegue el momento, porque su partido «es soberano a la hora de decidir dónde ubicar a determinadas personas». Además, subrayó que su intención es ayudar a su formación, a Canarias y al sector turístico, «esté donde esté». | I. D.

Compartir el artículo

stats