La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La subida del precio de la papa encarece el potaje canario un 32%

La compra de los ingredientes es hoy ocho euros más cara que hace dos años

8

Puestos de verduras en el Mercado de Vegueta Andrés Cruz

Ni los platos de siempre se libran. La subida de precios que sufren los alimentos, especialmente desde el estallido de la guerra en Ucrania y las crisis energética, se nota en los bolsillos de los canarios, incluso cuando estos intentan llevar una dieta sencilla y basada en productos primarios y de la tierra. Y más cuando la receta lleva papas. El cierre a las importaciones inglesas durante las últimas semanas -activadas de nuevo desde el sábado- como consecuencia de una plaga de escarabajo del Colorado, ha agudizado el problema. Y ahora platos tan tradicionales como el potaje son un 32% más caros que hace dos años. Gran parte de la culpa recae en el tubérculo, que ha sufrido una inflación de más del 150%, provocando que el kilo llegue hasta los cinco euros. Pero no es el único responsable, las verduras que incluye la receta también se han encarecido en más de un 25% de media y en algunos casos, en más del 40%.

La familia isleña que incluye en su dieta el potaje habrá apreciado como una compra para cocinar la receta canaria ha pasado de rondar los 25 euros a superar los 33. En solo dos años, el coste ha crecido en ocho euros. Lo que a simple vista no parece mucho, pero al realizar el cálculo anual -utilizando como referencia que se prepara potaje cada 15 días-, el incremento supone un gasto adicional de 208 euros al año. 

Según los datos del Observatorio de Precios puesto en marcha por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, el precio del calabacín ha crecido un 38%, el de la calabaza un 23% y el de la cebolla un 39%. Otros ingredientes como los pimientos han sufrido una subida del 44%, las judías verdes del 33% y las zanahorias del 24%. Además, la receta que incluya carne de cerdo sufrirá un incremento del 15%. Todo esto sin tener en cuenta que para la receta hacen falta condimentos como la sal u otras especias y un poco de aceite, que también ha incrementado su precio en un 27%. El coste de la electricidad durante el preparado es otro factor que influye en el plato.

Autoabastecimiento

Con la crisis de la papa se ha abierto el debate del autoabastecimiento y del peso que las importaciones deben tener en la dieta canaria, pero basta analizar la evolución de los cultivos en las Islas para darse cuenta de la pérdida de superficie, lo que impide a los isleños nutrirse únicamente del campo canario. Actualmente hay unas 39.300 hectáreas de cultivos y hace 20 años esta cifra alcanzaba las 53.672 hectáreas, lo que implica una pérdida del 27% de la superficie. Además, de las hectáreas cultivadas, casi la mitad, el 48%, lo concentran únicamente tres cultivos: plátano (9.000), viñas (6.000) y papas (4.000).

Las producciones más estables son aquellas acogidas en la orden de 12 de marzo de 1987 por la que se establecen para las Islas las normas fitosanitarias relativas a la importación, exportación y tránsito de vegetales y productos vegetales. Esta norma pretende evitar la entrada de plagas , por lo que impide la importación de determinadas frutos y plantas. Es el caso de los plátanos, aguacates, mangos, papayas y piñas tropicales. Todo lo que se consume en Canarias es producción local. 

De hecho la superficie de cultivo de aguacates ha crecido un 82% desde 2014, superando ahora las 2.250 hectáreas. Pero el producto que más ha aumentado su superficie de cultivo en los últimos nueve años ha sido la lechuga, en concreto ha experimentado un 112% de crecimiento alcanzando las 1.180 hectáreas. «La razón del impulso se encuentra en el éxito de las lechugas de bolsa», afirma el secretario general de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Theo Hernando, quien asegura que la «industria alimentaria» puede ser el motor de arrastre para la semitransformación de los cultivos que quedan abandonados en las Islas. Este crecimiento permite que el porcentaje de autoabastecimiento de esta verdura alcance el 99%. Y similares porcentajes comparten otras hortalizas como el pepino (98%) o la calabaza y el calabacín (95%). Para llenar la nevera, los canarios tampoco dependen de las importaciones de tomates (84%) y pimientos (81%).

La papa es otro de los productos que conseguimos en casa. Aunque la crisis por el cierre de las importaciones desde Reino Unido por la plaga del escarabajo del Colorado haya encendido todas las alarmas, lo cierto es que el 63% de los tubérculos que se consumen en Canarias son de la tierra. Y eso teniendo en cuenta que la comunidad es una de las regiones que más papa consume por ser un ingrediente clave en la gastronomía del Archipiélago, registrando una media de 31,75 kilos por persona al año. El problema, según Hernando, es que la producción se concentra en pocos meses y no hay capacidad de almacenamiento suficiente. «Si tuviéramos donde mantenerlas, las sacaríamos poco a poco y el precio sería mucho más estable», apunta. 

Pero con este tubérculo hay otro inconveniente, desde 2014 se ha perdido el 25% de la superficie cultivada. Por abandono y por las inclemencias del tiempo. «La papa necesita un periodo de fresco, si no lo tiene, no genera los tubérculos», explica Hernando. 

Para el secretario general de Asaga el problema en las Islas no está tanto en las hortalizas y frutas, sino más en la dependencia de la importación de la base de la alimentación humana y animal: los cereales (1,3%) y los forrajes (5%). Harina, trigo, millo, cebada, avena, etc. Todo viene de fuera.

También falta «mucha» industria alimentaria. El queso es uno de los ejemplos. Siendo las Islas una de las zonas de más consumo, el dato de abastecimiento solo alcanza el 45%. «Lo que más importamos son productos procesados y estos suponen el 60% de la alimentación», lamenta el representante de los agricultores.

150%


Papa


  • El tubérculo ha sufrido un incremento en su precio del 150% debido a la falta de suministros por el cierre de la importación desde Reino Unido como consecuencia de una plaga.


38%


Calabacín y cebolla


  • Otros ingredientes del potaje como el calabacín o la cebolla también registran un encarecimiento del 38% respecto a hace dos años, antes de la guerra de Ucrania.  


44%


Pimientos


  • El Observatorio de Precios puesto en marcha por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias registra un incremento del 44% en el precio de los pimientos. 


-27%


Pérdida cultivos


  • Actualmente hay unas 39.300 hectáreas de cultivos y hace 20 años esta cifra alcanzaba las 53.672 hectáreas, lo que implica una pérdida del 27% de la superficie.


100%


Autoabastecimiento


  • Todos los plátanos, aguacates, mangos, papayas y piñas tropicales que se consumen son de producción local. Debido a una norma que impide la importación de estos productos.


1%


Cereales canarios


  • Canarias importa el 99% de los cereales que se consumen en las Islas, solo el 1% es de producción canaria. Harinas, trigo, millo, cebada, avena, etc. Todo viene de fuera.


Compartir el artículo

stats