El 52% del empleo de Canarias depende de la salud del sector turístico

La actividad alojativa mantiene más de 475.000 empleos directos e indirectos en las Islas

Turistas en el paseo de Las Canteras de la capital grancanaria.

Turistas en el paseo de Las Canteras de la capital grancanaria. / ANDRÉS CRUZ

Julio Gutiérrez

Julio Gutiérrez

Canarias rebasó en noviembre por vez primera en la historia la barrera de los 900.000 ocupados. El empleo de más de la mitad (52,6%) de los ciudadanos que están trabajando en este momento en el Archipiélago depende, directa o indirectamente, del turismo. Esta fuerte ligazón entre mercado laboral y actividad alojativa propicia el récord de afiliados dados de alta en la Seguridad Social, pero el revés de la moneda muestra el peligro que supone no tener repartido el empleo en más sectores.

Opiniones las hay en ambos sentidos. «Bendito turismo», subraya el vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), José Cristóbal García, mientras que el secretario técnico del Colegio de Economistas de Santa Cruz de Tenerife, Juan José Hernández, recomienda apartar la vista «del volumen de personas» y situar el foco sobre «el número de horas trabajadas».

"Si tienes una ventaja competitiva, debes mejorarla y no renunciar a ella"

José Cristóbal García

— Vicepresidente y secretario general de la CCE

¿Qué significa esto último? «Que el sistema cada vez necesita menos fuerza de trabajo, que es una trampita que se revela cuando preguntas cuántas horas trabaja cada uno», continúa Hernández Castro. Serían 475.214 preguntas a realizar, porque ese es el número de trabajadores de las Islas que están empleados en la actividad turística propiamente dicha o en otras ramas que, como el comercio o el transporte, están relacionadas de manera muy estrecha con la llegada de visitantes. 

El estudio Impactur Canarias 2022 presentado el pasado viernes por el Gobierno de Canarias y la Alianza por la Excelencia Turística (Exceltur) cifra en el 39,7% el porcentaje de mano de obra que trabaja en el entorno de la planta alojativa. En números absolutos, son 344.358 personas.

Otros 130.856 trabajadores

El propio documento subraya que a esos hay que añadir los indirectos, otros 38 empleos por cada cien creados en el turismo, lo que eleva la tasa en casi trece puntos –hasta el 52,6%– y suma otros 130.856 trabajadores para alcanzar los mencionados 475.214. La concreción de las cifras no debe ocultar que se obtienen de coger el dato de afiliación actual y la aportación del motor de la economía canaria correspondiente al año pasado.

No obstante, aun tomados con la debida precaución, los números sirven para dar cuenta de la relevancia que la llegada de viajeros tiene para el PIB regional y lo altamente dependiente que es el mercado laboral de dicho factor. «Gracias al turismo tenemos tanto empleo», explica García, también secretario general de la CCE. No halla una negatividad per se en el hecho. «Tienes una ventaja competitiva que no hay que revertir», explica, «si acaso, debes mejorarla; un hotel de cinco estrellas genera más empleo», por ejemplo.

«Hay que atender más a las horas trabajadas que al volumen total del empleo»

Juan José Hernández

— Secretario técnico del Colegio de Economistas de Santa Cruz de Tenerife

En la misma línea, el presidente de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, reconoce que propiciar el crecimiento de otros sectores es positivo, pero sin renunciar por ello «a lo que se sabe hacer. Canarias está especializada en turismo y tiene que hacerlo lo mejor posible, porque la competencia siempre está intentando hacerse con una porción mayor de la tarta», subraya.

José Cristóbal García explica que no es casual que las Islas tengan un especial protagonismo en el mercado turístico internacional. El clima y los recursos naturales lo propician, del mismo modo que la lejanía de la potencial clientela y la escasez del territorio impiden el despegue de una industria al uso.

Añade a eso el vicepresidente de la CCE que frente a la intensidad de la demanda de mano de obra de la actividad alojativa, la industria «genera menos empleo. En resumen, de poder desarrollarla, que no es posible, tendríamos una economía muy diversificada y una tasa de paro del 50%».

Menor dependencia externa

Por su parte, el secretario técnico del Colegio de Economistas de Santa Cruz de Tenerife incide en que el objetivo «no es buscar lo malo», pero entiende que sería positivo «depender en menor medida de factores externos». Es decir, que la economía canaria sufra menos si una erupción volcánica impide el tráfico aéreo ni dependa de inestabilidades políticas de los destinos competidores para alcanzar su mayor auge.

[object Object][object Object]
  • Según datos del informe Impactur Canarias 2022, se generan 38 empleos por cada cien que se crean en turismo. En el contexto actual, eso se traduce en 130.856 puestos de trabajo.
[object Object][object Object]
  • La actividad alojativa propiamente dicha sostiene en la actualidad 344.358 empleos, el 39,7% de los 903.687 trabajadores que en este momento están dados de alta en la Seguridad Social.

En la misma línea, Juan José Hernández lamenta que en la actualidad tener empleo no sea sinónimo de «tener cubiertas las necesidades ni de alcanzar un estatus». Incluso, atisba un peso excesivo del sector turístico que se convierte en un lastre para que otros sectores puedan despegar con garantías. «Yo ya me he encontrado con gente que tira la toalla con la diversificación», afirma.

A todo ello, Pedro Alfonso suma la necesidad de «empresas que inviertan» como condición necesaria para que florezcan otras actividades. Que se produzca ese fenómeno demanda «un REF efectivo» y una Administración más ágil que evite los obstáculos cuando se trata de poner en marcha iniciativas en sectores como la economía circular o las renovables.