Las familias se ‘entrampan’ con gastos extras de hasta 600 euros en Navidad

La falta de educación financiera provoca a los canarios deudas inasumibles

En 2021, 2.529 isleños no pudieron hacer frente a los pasivos contraídos 

Compras navideñas en Mesa y López

Compras navideñas en Mesa y López / José Carlos Guerra

Llega la Navidad, y con ello, el gasto. Cada canario invertirá de media estas fiestas 600 euros extras, una cantidad que incluye desde los regalos hasta el traje de fin de año pasando por las gambas y el baifo de la cena del 24; y que en algunas casas supone un incremento de la deuda tan desmedido, que es imposible hacerle frente.

De hecho, el abogado especializado en insolvencia, Samuel Díaz, asegura que, tras enero, el 50% de los clientes nuevos que acuden al despacho en el que trabaja, lo hacen por incapacidad para liquidar los pasivos generados en esas fechas. Un porcentaje que se ha visto ensanchado por el aumento del coste diario que implica residir en estas ocho peñas. Y es que, aparte de hacer frente al desembolso festivo, los isleños también tienen que asumir el alquiler, que ha pasado de 9,9 euros el metro cuadrado en noviembre de 2019 a 12,9 en el mismo mes de este año; y la cesta de la compra más cara de todo el Estado.

Todo ello, sin incremento salariar, repercute directamente sobre el poder adquisitivo, mermándolo drásticamente. En este contexto, el abogado subraya que los hogares del Archipiélago compran «por encima de sus posibilidades». «Por ejemplo, una persona que gana una nómina íntegra de 1180 euros, y el siete de diciembre ya tiene comprados los regalos para su hija y pareja por valor de 3.500, ha tenido que recurrir a financiación para gastar tres veces su nómina. ¿Qué necesidad hay? Tenemos que ser conscientes de lo que ganamos y poner límites. Esa deuda no se paga en un año», advierte el abogado.

El endeudamiento a través de los créditos al consumo que se firman en época generan el 60% de los pasivos de las casas isleñas. En total, 2.529 ciudadanos no pudieron soportar esa carga económica en 2021, un 386% más que en 2020, cuando se registraron 520 peticiones, según datos del despacho de abogados Repara tu Deuda.

Para no acabar con las deudas al cuello cuando el carbón esté todo repartido y el árbol de nuevo en la caja, es importante tener una buena educación financiera, cuestión en la que los isleños están en el vagón de cola del país.

Una clave para conocer las competencias en la materia de las familias está en su balance económico. Cuando los gastos superan a los ingresos, sale a deber, y al contrario, el resultado es el ahorro. Según la última encuesta del Banco de España, el Archipiélago es la cuarta comunidad con el mayor porcentaje de viviendas cuyos pagos excedieron a su renta disponible en los últimos doce meses, concretamente, para el 28% el saldo final fue negativo. La cifra contrasta con el 24% de media nacional, y queda lejos del 15% de los navarros y el 16% de los gallegos.

La ausencia de colchón

La ausencia de colchón provoca que en diciembre para afrontar las compras se recurra a la financiación o al crédito, que sin un control exhaustivo o un análisis realista de la conveniencia, es decir, en ausencia de educación financiera, pueden pasar facturas inasumibles. Para evitarlo, el despacho de abogados Canarias Sin Deuda recomienda en estas fechas tan señaladas seguir la regla del 50/30/20. ¿Qué? Destinar el 50% de los ingresos a cubrir las necesidades básicas –alimentación, transporte, hipoteca o alquiler–, el 30% para gastos no básicos del día a día –caprichos, gimnasio u ocio– y dedicar el 20% restante al ahorro.

«Aconsejamos llevar una organización y tener controlados tanto los gastos fijos mensuales como aquellos que se prevén de forma extraordinaria. Teniendo claros nuestros ingresos y gastos, podremos conocer a ciencia cierta nuestra capacidad de pago y capacidad de endeudamiento», explica Díaz, quien recalca que entre los canarios incurrir en deuda excesiva es «más que habitual, esperado». Además, expone que la pobreza está relacionada con este gasto ‘inconsciente’, y en el Archipiélago casi 800.000 personas están en riesgo caer en la vulnerabilidad, el 36.2% de la población, y 287.286, que viven con menos de 560 euros al mes, ya lo están, según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Canarias.

¿Y cuál es la solución? Recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad, que es el mecanismo legal que permite a las personas físicas y autónomas optar a la cancelación de sus deudas para poder retomar sus vidas, libres de las cargas, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.

La situación económica de los últimos tres años, con la pandemia y la crisis que estalló tras la guerra en Ucrania, ha disparado el número de canarios que, ante situaciones de insolvencia, han tenido que recurrir a esta norma para optar a un nuevo comienzo libre de deudas y con libertad financiera. La deuda media de los que solicitan este mecanismo en el Archipiélago se sitúa en torno a los 70.000 euros.

Dudas sobre la deuda excesiva

¿Qué regalos suelen llevar a deuda desmedida?

Los más comunes están vinculados con la tecnología, como las videoconsolas o los teléfonos, pero también entra en el abanico la ropa de marca y los viajes.

¿Qué hay que hacer para no incurrir en descontrol financiero en Navidad?

Entre otros consejos: ordenar los gastos priorizando de más necesarios e imprescindibles a menos, para así evitar los superfluos; fijar un presupuesto navideño y cumplirlo; evitar recurrir a tarjetas revolving y estudiar bien los intereses en caso de recurrir a préstamos; comprar los regalos con tiempo para poder localizar ofertas y descuentos reales; planificar el menú de Navidad.

 

¿Cuáles son los requisitos para que se condone el pasivo?

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es necesario cumplir una serie de requisitos, como ser deudor de buena fe –que la persona no sea responsable de haber desembocado en ese proceso– y no haber sido condenado penalmente por delitos contra el patrimonio, falsedad documental, contra Hacienda y la Seguridad Social, entre otros.

 

¿En qué épocas del año el gasto se dispara?

El gasto desmedido se da con frecuencia en Navidad, pero también en el mes de agosto. Y es que, según Cofidis, el 80% de los ciudadanos se niega a quedarse en casa durante las vacaciones, y el 15% recurre entidades de crédito para viajar.