El auge del ‘marketplace’ canario trae la Navidad con más oferta de la historia

Firmas como Guanxe, Syniva, Banango, Club elogger o ClickCanarias abren el mercado peninsular al consumidor del Archipiélago tras años de ‘discriminación’

Una trabajadora de un centro logístico de la multinacional Amazon en la zona de empaquetado.

Una trabajadora de un centro logístico de la multinacional Amazon en la zona de empaquetado. / Efe

No hacemos envíos a Canarias. Es una de las frases que más frustración le genera al consumidor de las Islas. Sobre todo cuando ha estado navegando largo rato en busca de un producto, cuando por fin lo ha encontrado a un precio razonable, cuando ya se ha ilusionado y cuando está a punto de cumplimentar el formulario con los datos personales y la dirección de entrega. Es entonces cuando aparece la ventanita emergente con el mensaje de marras: No hacemos envíos a Canarias, o no hacemos envíos a las islas. Un jarro de agua fría.

Pero más allá de los casos puntuales –no hay internauta en el Archipiélago que no tenga su particular historia con las compras on line–, los canarios vienen sufriendo así una restricción del mercado que no padecen los ciudadanos del resto de España, incluidos los baleares, que ni mucho menos tienen tan limitadas sus posibilidades de compra. Es, de algún modo, una consecuencia más de la condición de Región Ultraperiférica (RUP), es decir, de la lejanía de la Europa continental, de la fragmentación del territorio y del pequeño mercado interior. De hecho, en la Comunidad Autónoma lleva años sufriéndose una paradoja en ocasiones desapercibida: el comercio electrónico, que precisamente debería de servir para paliar las consecuencias de ese pequeño tamaño del mercado isleño, en muchas ocasiones ha dado lugar a que el consumidor canario sea por primera vez consciente de esa diminuta dimensión económico-empresarial. Es lo que ocurre cuando se encuentra en Internet un producto determinado, un producto novedoso; se busca en las tiendas del Archipiélago sin encontrarlo; se recurre al e-commerce; y se descubre que no hay quien lo envíe a las Islas. No obstante, la iniciativa privada ha hecho de la necesidad virtud y ya son varias las empresas cuyo negocio consiste precisamente en romper las barreras que cercenan el comercio electrónico en la región y restringen las posibilidades de compra de los canarios. Empresas que se dedican, en definitiva, a abrir el mercado peninsular al cliente isleño. La temporada navideña 2023-2024 será así la de mayores posibilidades para el singular consumidor ultraperiférico.

Hasta hace unos años no quedaba más remedio que rebuscar en Amazon o eBay para intentar encontrar a alguien que enviara al Archipiélago ese producto que el fabricante o la tienda de referencia en la Península no estaba dispuesto a hacer llegar a las Islas. En el mejor de los casos se daba con alguna firma que sí lo remitiera y el mal menor era que había que esperar más tiempo, y hasta mucho más, a que llegara. En el peor de los casos no había forma de comprar el producto en cuestión. Sin embargo, de un tiempo a esta parte han surgido firmas locales como Guanxe, Syniva, Banango, Club elogger, ClickCanarias o Tienda Online Canarias que han acabado con la discriminación al consumidor local y, por el camino, han instaurado, por así decirlo, el negocio de la intermediación en el comercio electrónico. Algunos de estos marketplace ‘made in’ canarias se encargan de la compra del producto en la Península, del transporte hasta el Archipiélago y de su entrega al consumidor final. Otros, como Club elogger, ponen a disposición de los usuarios la dirección de sus almacenes en tierras peninsulares para que la usen como lugar de entrega, y luego E-Log se encarga de traerlo hasta las Islas.

Hay, además, una segunda ventaja que estos marketplace isleños ofrecen al comprador canario: la reducción del papeleo y de los trámites. El consumidor no tiene que estar pendiente de si debe o no cumplimentar el Documento Único Aduanero, el DUA –hay que tramitarlo en el caso de envíos de más de 150 euros–, y tampoco del IVA o el IGIC. El CEO de Guanxe –guanxe.com–, Luis Hernáiz, explica que la empresa adquiere el producto en Península, lo trae al Archipiélago y aquí lo factura al usuario final con el correspondiente IGIC.

El ‘e-commerce’ en la región

55% vs. 39%

Población compradora

El porcentaje de la población española que compra por Internet es de un 55%, es decir, algo más de la mitad. En el Archipiélago, sin embargo, el porcentaje se queda ligeramente por debajo del 39%. 

36% vs. 27%

Población que no compra

‘Solo’ un 27% de los españoles no utiliza el comercio electrónico, menos de tres de cada diez ciudadanos. Sin embargo, el porcentaje de ajenos al ‘e-commerce’ en las Islas llega al 36%, casi diez puntos por encima de la media nacional, según el Observatorio Canario de las Telecomunicaciones (Octsi). 

21% vs. 13%

Empresas

En el ámbito de los negocios, mientras que hasta un 21% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas compra por Internet, en el caso de la Comunidad Autónoma, donde las pymes son, además, mayoría, el porcentaje es del 12,6%.