José Miguel Bravo de Laguna (Unidos por Gran Canaria) tendrá el bastón de mando del Ayuntamiento de Santa Brígida desde junio de 2023 hasta el 31 de diciembre de 2024, fecha en la que José Armengol (Ando) tomará el relevo para el resto del mandato que tiene la institución local de la Villa por delante. Este reparto de la alcaldía, al estilo time sharing, se realiza en virtud del pacto de gobierno negociado por Ando, que tiene cinco concejales; PSOE, con tres y Unidos por Gran Canaria, con dos. Entre los tres suman los diez concejales necesarios para disponer de una mayoría absoluta que pueda gobernar.

Unidos por Gran Canaria ha dado a conocer el acuerdo en un comunicado donde explica que el pacto alcanzado pretende garantizar la gobernabilidad del municipio de Santa Brígida, y la dinamización y progreso de la Villa, dados los resultados electorales del pasado 28 de mayo, en que ninguna fuerza política ha tenido mayoría suficiente para gobernar. Esgrime, asimismo, que las tres fuerzas del pacto (Ando, PSOE y Unidos por Gran Canaria) obtuvieron el 51% de los votos emitidos en el municipio.

En los próximos días, según la formación, los tres socios firmarán el documento del acuerdo y redactarán otro en el que se desarrollará el pacto de gobierno: sus retos y la distribución de áreas entre los distintos partidos.

Este pacto deja fuera del gobierno municipal y sin posibilidad de maniobrar para formar una mayoría al Partido Popular, que fue la formación más votada en el municipio con un total de 2.759 sufragios, aunque obtuvo el mismo número de concejales que Ando.

Carlos Carrión, del PSOE, no será alcalde

De entrada, a la vista de lo desvelado hasta el momento, sorprende del pacto alcanzado en Santa Brígida que uno de los socios del gobierno, el PSOE, no ostente la alcaldía en ningún momento del mandato de cuatro años que se abre ahora.

Cabe señalar que aunque el PSOE es la tercera fuerza más votada por los satauteños, la condición de llave de Unidos le ha dado mayor fuerza a la hora de negociar. Hay que esperar al documento de distribución de áreas para entender el equilibrio de fuerzas que se establece dentro del pacto y las razones de que Carlos Carrión no entre en la alcaldía de tiempo compartido.

Experiencia política y de gestión

Los dos alcaldes que tendrá Santa Brígida en este mandato son dos hombres con una dilatada experiencia política y de gestión, mucho mayor la de Bravo de Laguna, que cumple 79 años el próximo 28 de julio, apenas un mes después de su toma de posesión. Así, según lo previsto, cuando abandone la alcaldía habrá cumplido ya 80 años.

Implicado en política desde 1977, en que encabezó la candidatura de UCD al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas, se convirtió en diputado por primera vez en 1979. Mantuvo su condición de diputado hasta 1989, ya que tras la debacle de UCD se presentó por el Partido Liberal. Desde 1991 hasta 1999 fue presidente del Partido Popular de Canarias y miembro del Parlamento de Canarias, que llegó a presidir. Tras retirarse de la primera línea política durante algo más de una década, en 2011 regresó para encabezar la candidatura del PP al Cabildo de Gran Canaria y fue presidente del Cabildo hasta 2015. Cuando se le negó la posibilidad de volver a encabezar la candidatura al Cabildo, se fue del PP y fundó Unidos por Gran Canaria, partido con el que consiguió cuatro consejeros y se mantuvo en la oposición durante cuatro años.

Ahora se convierte por primera vez en alcalde de Santa Brígida, cargo que no es ajeno a su familia, pues ya lo ostentó su hijo Lucas desde 2007 hasta 2013 por el Partido Popular.

El otro alcalde que tendrá Santa Brígida, José Armengol, ya tuvo el bastón de mando de 2015 a 2019, también con Ando Sataute.

Así votaron en las elecciones municipales los vecinos de Santa Brígida, en cada barrio y cada calle

Resultados elecciones 28M en Canarias

Recuerda que el 28 de mayo puedes consultar en La Provincia los resultados de las elecciones autonómicas, elecciones a cabildos y elecciones municipales en Canarias 2023: