Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El médico de la tuberculosis

El Cabildo propone al Ministerio de Trabajo la concesión de la medalla al Trabajo al doctor Arístides Hernández

El médico Arístides Hernández en el interior de su consulta, ayer, tras conocer la decisión del Cabildo.

El médico Arístides Hernández en el interior de su consulta, ayer, tras conocer la decisión del Cabildo. FIRMA FOTOGRAFO

A sus 89 años continúa diariamente atendiendo su consulta médica. Arístides Hernández Morán (Santa Cruz de Tenerife, 1926), conocido popularmente como el médico de los pobres, lleva residiendo en la isla desde hace 62 años cuando llegó para realizar el servicio militar. Desde entonces se ha convertido en un referente social en Fuerteventura no solo por su labor profesional sino por su permanente compromiso con los más necesitado. El Cabildo majorero acordó ayer por unanimidad proponer al Ministerio de Trabajo del Gobierno de España la concesión de la Medalla al Mérito en el Trabajo a este médico. La iniciativa fue presentada por el Partido Popular (PP) y respaldada por el resto de grupos políticos.

"Me estoy enterando por usted. No sabía nada, pero agradezco el detalle. Perdone, pero estoy emocionado porque estos reconocimientos se deben compartir en vida", señaló don Arístides en su propio despacho cuando este periódico se puso en contacto para conocer su opinión sobre la iniciativa del Cabildo majorero. Además, añadió, que "Comparto este momento y esta alegría con mi mujer África que siempre ha sido mi principal punto de apoyo en toda mim labor".

Arístides Hernández cuenta con numerosos premios por su labor profesional y altruista a favor de los más desfavorecidos. Entre los múltiples reconocimientos destaca el nombramiento de Hijo Adoptivo de Fuerteventura por parte del Cabildo de Fuerteventura, de Hijo Adoptivo de Puerto del Rosario y la Medalla de Oro de Canarias otorgada por el Gobierno regional en 2010 . Además, cuenta con dos calles, una en la capital y la otra en Corralejo.

En 1954 realizó un mapa sanitario de Fuerteventura, determinando los focos de las fiebres tíficas y paratíficas que por entonces asolaban la Isla, poniendo en marcha a partir de entonces una campaña de quimio profilaxis, que permitió erradicar la tuberculosis de la isla.

Su compromiso con la isla se localiza en numerosas iniciativas para mejorar la calidad de vida de los majoreros. Fue fundador de la Asamblea Insular de Cruz Roja, así como impulsor del Consejo regulador de la Denominación de Origen del Queso Majorero, de los Centros de Mayores, miembros de la Plataforma de Apoyo al proyecto de Eduardo Chillida en la montaña de Tindaya o los mas de 3.717 partos a domicilio que atendió durante su etapa de médico de familia en diferentes municipios.

Compartir el artículo

stats