Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabras con pasaporte europeo

El Gobierno y el Cabildo majorero solicitarán a la Unión Europea que reconozca al ganado de costa como ganadería tradicional

El comisionado de Betancuria, Vicente Hernández, en una apañada.

El comisionado de Betancuria, Vicente Hernández, en una apañada. GABRIEL FUSELLI

El Gobierno de Canarias y Cabildo de Fuerteventura pedirán a la Unión Europea (UE) que reconozcan al ganado de costa como un sistema de ganadería tradicional que se remonta a la época aborigen. Sin embargo, también cuenta con muchos detractores al considerar que el pastoreo libre y sin control ha contribuido a incrementar el nivel de desertización del territorio y provocar daños irremediables a la flora autóctona.

La apañada y el ganado de costa van íntimamente unidos. Tanto es así, que representan un valor etnográfico y cultural. Es una antigua tradición ganadera de Fuerteventura que ha sobrevivido al paso del tiempo, y mantiene viva su esencia en apañadas como las de Cofete o Llano del Sombrero, que son las más populares al lograr reunir a cientos de animales en las respectivas gambuesas o corrales donde se introduce las cabras y ovejas, y donde se produce todo un ritual dirigido por el comisionado con el marcaje, ahijado o capado de los machos.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, ha reconocido que la institución que preside y la Dirección General de Ganadería del Gobierno de Canarias "pediremos a la Unión Europea que reconozca al ganado de costa. Para ello entregaremos un estudio completo donde se acredite que esta es una practica tradicional y etnográfica con todas las condiciones, no solo para conservarla sino para ponerla en valor y darle marca de calidad porque hace referencia a una costumbre de los aborígenes prehispánicos".

Para reforzar esta petición ante las instancias europeas "hemos encargado a una experta que reside en la isla, Allende Vera, un estudio sobre el ganado de costa, tradición y marcas con el objetivo también de la recuperación e inventario de las marcas", señaló Morales. Además, añadió, que el ganado de costa "es un autentico capital etnográfico de nuestra isla. Cuando los ganaderos de toda la vida querían reconocer a alguien de una manera muy especial, le regalaban una marca, la creaban y la inscribían. Además le marcaban unos cuantos animales que soltaban al campo". También, agregó, que, con el mantenimiento de esta tradición ganadera " permitirá acceder a las ayudas de Europa al ganado".

El presidente insular, aclaró que el ganado de costa "cuya tradición es prehispánica no son las cabras sueltas que dañan a las fincas y destrozan todo, sino el ganado que se mantiene en el mancomún, en las zonas donde históricamente las mantenían nuestros antepasados".

Nueva raza

Marcial Morales aseguró que la tradición ganadera de la isla, especialmente en el ganado de costa "se ha visto reforzado con el descubrimiento a cargo de los investigadores del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) de una nueva raza autóctona: la cabra de costa majorera".

Esta revelación, producida hace cinco años, determinó que estos animales tienen características morfológicas distintas y que ha mantenido intacta su genética por el aislamiento a que han estado sometidas en la zona de Betancuria.

Compartir el artículo

stats