Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia de Gregorio Pérez se niega a desalojar tres hoteles de Costa Calma

La Policía Local levanta acta del incumplimiento de un decreto municipal con el precinto

La familia de Gregorio Pérez se niega a desalojar tres hoteles de Costa Calma

La familia de Gregorio Pérez se niega a desalojar tres hoteles de Costa Calma

La Policía Local de Pájara levantó ayer acta de la negativa de la entidad Fuert Can SL, cuyos establecimientos se comercializan bajo la marca Sunrise Beach Hoteles (SBH), de desalojar los hoteles Taro Beach, Mónica Beach y Costa Calma Beach, ubicados en la localidad turística de Costa Calma y propiedad de la familia de Gregorio Pérez, para proceder al precinto de los mismos atendiendo a un decreto del Ayuntamiento de Pájara. El Consistorio comunicará en las próximas horas tanto al Juzgado como a la Fiscalía el incumplimiento de la empresa a acatar las medidas judiciales. Los citados hoteles tienen una plantilla de 200 trabajadores y unas 2.000 plazas alojativas.

Los agentes se personaron en los hoteles a media mañana para comprobar que los citados establecimientos habían sido desalojados de forma voluntaria tanto de personal como de clientes, tal y como fue notificado hace un mes a la propiedad. La patrulla de la Policía Local comprobó que en los citados hoteles se encontraban operativos, por lo que procedieron otorgar a los propietarios un plazo de tres horas para el desalojo. Cumplido el plazo horario regresaron de nuevo y comprobaron que no se habían cumplido el desalojo por lo que se vieron obligados a levantar acta del incumplimiento.

El origen del conflicto se localiza en la falta de autorizaciones y permisos municipales de los establecimientos, según la denuncia de una ciudadana. Ante esta situación, el Ayuntamiento viene requiriendo diversa documentación a la propiedad. "Hemos tratado en todo momento en que aporten la documentación necesaria para la legalización de los hoteles, pero han hecho caso omiso", señaló el alcalde de Pájara, Rafael Perdomo. Además, añadió, que "el Consistorio no actúa de oficio, sino que recibimos una denuncia interpuesta por una ciudadana y se abrió el correspondiente expediente. Además, el juez nos demanda la adopción de medidas tras comprobarse que se realiza la actividad sin licencia. En varias ocasiones, la Justicia ha desestimado los recursos de la empresa contra las resoluciones municipales".

El regidor sureño, señala, también, que "si no actuamos, si hacemos caso omiso a los requerimientos del juez y del fiscal, estamos cometiendo prevaricación. Y eso no lo vamos a hacer, debemos de aplicar la ley por igual para todos. Nosotros actuamos debemos velar por la seguridad no solo de los turistas que se alojan en los hoteles sino de los trabajadores. Tenga en cuenta que no disponen de medidas contraincendios ni siquiera de planes de evacuación ante una emergencia".

El Ayuntamiento de Pájara celebró, ayer, un pleno extraordinario y urgente, para debatir una recusación presentada por Fuert Can SL contra el alcalde, que fue rechazada con los votos en contra del grupo de Gobierno.

Por contra, Domingo Pérez, propietario de los hoteles, y portavoz del PP en el Consistorio sureño, señaló que "lamenta que el Ayuntamiento centro todo su esfuerzo y escaso personal en una batalla jurídica que dejará a miles de personas sin trabajo y a miles de turistas sin alojamiento".

Compartir el artículo

stats