Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal alerta de que la caída del turismo de invierno sería una catástrofe

Turismo tiene contrastada una programación de vuelos de un 85% con respecto al año pasado, aunque todos coinciden en la necesidad de reducir la curva de contagio

Imagen de una de las principales calles de Caleta de Fuste vacías de turistas, algo inusual hasta la llegada de la Covid.

Imagen de una de las principales calles de Caleta de Fuste vacías de turistas, algo inusual hasta la llegada de la Covid. LP/DLP

La patronal turística alerta de que la caída de la temporada turística de invierno, que arranca de forma oficial el próximo mes de noviembre, sería una catástrofe para la economía insular. Sin embargo, las previsiones que maneja tanto el Patronato de Turismo de Fuerteventura como los empresarios del sector son medianamente optimistas tras conocerse la programación de la conectividad aérea con los principales mercados y tener conocimiento que Reino Unido y Alemania no solo han flexibilizado sus requisitos para viajar, sino que han comenzado a valorar la posibilidad de establecer corredores seguros.

La recuperación turística depende de la evolución de la curva epidemiológica de la pandemia, de la autorización para la realización de los test de la Covid a la llegada a la isla y a la expedición de un documento que certifique que los turistas están libres del virus para evitar la cuarentena cuando regresen a sus países de origen.

Sin embargo, la incertidumbre apresa al citado sector económico dado que la crisis sanitaria continúa dejando afectados en el camino. Bazares, cafeterías, restaurantes u otros establecimientos en las zonas turísticas, que conforman el tejido empresarial de pequeñas y medianas empresas y autónomos, empresas de servicios y hoteles se han visto obligados a cerrar sus puertas ante la ausencia de turistas, mientras que las cifras del desempleo aumenta a diario y unos 14.500 trabajadores están afectados por los ERTE.

El gerente del Patronato de Turismo de Fuerteventura, Moisés Jorge, señaló que "a día de hoy tenemos contrastada una programación internacional aérea de un 85% de vuelos con respecto al invierno pasado. Podría mejorar teniendo en cuenta que países competidores del Mediterráneo están casi desprogramados en los circuitos de venta europeos y esto podría ser una oportunidad para Canarias y, por ende, para Fuerteventura. Pero para ello tendríamos que tener mejores datos de la Covid-19 en la Isla y con un indice de positivos por debajo de los 50 por 100.000 habitantes".

Jorge considera que para salvar la próxima temporada turística "son fundamentales las próximas cuatro semanas para ganar la batalla al virus en la isla y para poder activar la actividad de invierno 20/21 que se vería mejorada con medidas sanitarias en puertos y aeropuertos. Tendremos un buen invierno si bajamos el número de positivos del virus en la Isla".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Turismo de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Hormiga, mantiene su esperanza que la isla tenga buenas expectativas de cara a la temporada de invierno "siempre que la curva epidemiológica baje y se autoricen los tests a los turistas a la llegada y que al regresar se le expida un certificado de estar libres de la Covid para evitar la cuarentena en su país".

Además, añadió, que "nos encontramos esperanzados porque las estadísticas de vuelos programados desde Alemania, Inglaterra y Polonia son buenos. Si no ocurriera así sería una autentica catástrofe ya que el 80% del PIC en la isla de Fuerteventura depende del sector turístico".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats