Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Diputado regional del Psoe

Iñaki Álvaro Lavandera: “Veintiséis años de marginación por parte de CC no se pueden corregir a corto plazo”

Iñaki Álvaro Lavandera, diputado regional, en la avenida marítima de Puerto. | | FUSELLI

Iñaki Álvaro Lavandera, diputado regional, en la avenida marítima de Puerto. | | FUSELLI

Iñaki Álvaro Lavandera (Puerto del Rosario, 1974) es diputado regional y portavoz adjunto del grupo del PSC-PSOE. Espera que los fondos europeos sirvan para la reactivación turística.

Hace escasamente unos días, el Parlamento de Canarias aprobó una iniciativa de su Grupo para ejecutar planes de rescate específicos para las islas orientales de Fuerteventura y Lanzarote por ser las más castigadas por esta crisis. ¿En qué medida está afectando a estas islas?

La crisis sanitaria, más allá de las terribles consecuencias que está teniendo en la salud de la población en todo el mundo, ha limitado enormemente la movilidad, y sin movilidad no hay turismo. Las economías de Fuerteventura y Lanzarote, por su dependencia del sector turístico han sido las más afectadas, el Gobierno de Canarias lo tiene presente y debe ser una prioridad la acción de gobierno en estos territorios. La reactivación económica llegará cuando se recupere el turismo y eso no depende tanto de nosotros como de los países emisores de turistas, pero mientras hay que movilizar los recursos públicos con mayor intensidad donde más se necesita.

¿Son los datos de Fuerteventura tan alarmantes comparados con otras islas?

Sin duda, tanto Fuerteventura como Lanzarote lideran los aumentos en las tasas de desempleo, especialmente en la población joven, cuya tasa de desempleo ha aumentado un 98% en un año y es la más alta de Canarias, la pérdida de rentas, y la incertidumbre económica. Las ayudas a las empresas y medidas como los ertes alivian la situación, pero hay todo un conjunto de acciones que hay que impulsar como son planes de empleo, formación, vivienda, inversión pública y proyectos estratégicos que diversifiquen nuestra economía. Veintiséis años de marginación por parte de Coalición Canaria no se pueden corregir a corto plazo, pero el rumbo empieza a cambiar, es de justicia.

¿Tiene Fuerteventura capacidad para diversificar su economía más allá del turismo?

El desarrollo turístico de la Isla ha marginado el resto de sus capacidades, el turismo seguirá siendo nuestra principal riqueza, pero si queremos ser mínimamente resilientes en el futuro, debemos apostar por proyectos que aporten valor a nuestra sociedad, desde el sector primario, a la economía del conocimiento que no conoce de fronteras, que atraiga talento. La pandemia nos ha traído más nómadas digitales que todas las campañas de marketing turístico que se hayan hecho, se puede trabajar desde Fuerteventura para una empresa con sede en San Francisco. Si no somos capaces de que esos trabajos también sean ocupados por jóvenes majoreros, deberíamos preguntarnos qué podemos hacer para que ocurra y dejar de especular tanto con camas turísticas.

¿Qué papel deben jugar los parques eólicos y las energías limpias en este sentido?

Las energías renovables ya no son el futuro, deben ser el presente si queremos tener futuro para el planeta, reducen nuestra dependencia del petróleo, crean empleo y nos hacen más competitivos, pero como todo sector que se desarrolle en Fuerteventura, debemos hacerlo compatible con nuestra riqueza natural, nuestros paisajes, nuestro atractivo turístico. Toda intervención en el territorio tiene sus externalidades negativas, no hacer una planificación inteligente, declarar de interés general cualquier proyecto como hizo el anterior Gobierno, es una irresponsabilidad.

Son bastantes las voces desde la oposición que se quejan de la insuficiencia de los fondos europeos dirigidos a la reactivación del turismo ¿Servirá la llegada de los fondos europeos para esa diversificación?

Debe servir, los fondos europeos tienen como principales objetivos hacernos más ecológicos, digitales y resilientes. La pandemia nos ha empujado a cambios que no preveíamos en una década. Tenemos que aprovechar ese impulso, hacerlo de forma justa, que la energía abarate el agua, que luchar contra la desertización impulse nuestro sector primario, que la digitalización haga más competitivas e internacionalice a nuestras empresas. Son muchas las oportunidades, pero también una oportunidad única que no podemos dejar pasar. Acertar con los proyectos es una responsabilidad de todos, también de las instituciones locales.

Los servicios sanitarios de la Isla han sido una de sus principales demandas. ¿Qué pasos se han podido dar y se pueden dar en esta legislatura para lograr avances y contar con los servicios que demanda la ciudadanía de Fuerteventura?

Nunca en la Isla se ha acompañado el aumento de la población con el de los servicios públicos básicos, por lo que queda mucho por hacer. Lo que no quita para reconocer los avances que se están logrando, hemos terminado el hospital después de casi dos décadas en obras, se ha ampliado la cobertura de prestaciones sanitarias, se ha aumentado la plantilla y antes de que acabe la legislatura vamos a conseguir que se ponga en marcha la unidad de hemodinámica, el búnker de radioterapia, mejorar la atención primaria y acercar la atención especializada a la zona sur de la Isla.

Fuerteventura ha sido durante años principal puerta de entrada de la inmigración irregular a Canarias. Esta experiencia, ¿en qué medida le está permitiendo gestionar esta crisis que estamos viviendo ahora? ¿No cree que a este Gobierno le falta más liderazgo en esta gestión?

La pandemia ha empujado a África a una situación peor de la que tenía y es la pandemia la que está afectando a nuestra economía, no la migración. Hay que tener espacios de acogida, derivar a otros territorios y devolver a sus países de origen cuando así corresponda. En menor o mayor medida, se está haciendo, a pesar de no estar preparados para ello. Hay que ser exigentes con el resto del Estado y con Europa para que la solidaridad sea una obligación, no una voluntad. Antes el Cabildo era exigente, pero colaboraba en buscar soluciones, ahora solo busca una inútil confrontación. No se puede proponer las cuarentenas en hoteles para evitar contagios en el Parlamento de Canarias y al mismo tiempo polemizar que se haga con migrantes que deben estar en cuarentena, como si el color de su piel fuese el determinante para recibir atención o no, eso lo ha hecho el Partido Popular esta misma semana. Lo que sobran son mensajes llenos de odio y racismo, que dan a entender que se ayuda al de fuera y se olvida al de aquí.

¿Cómo percibe la situación política de la Isla?

El cambio de gobierno en el Cabildo no ha comenzado bien y no se sabe cómo acabará, se nota la mano de Mario Cabrera, que se aburre en el Parlamento porque pinta muy poco, primero defenestró a Marcial Morales y ahora a Lola García, aunque él perdió las elecciones y ellos las ganaron. El asalto al poder en plena pandemia solo ha generado parálisis en la acción del gobierno insular, que espero por el bien de Fuerteventurase reconduzca y vuelva al dinamismo que demostró Blas Acosta. Se están movilizando enormes recursos públicos y si se dejan escapar, lo vamos a pagar todos como sociedad.

Compartir el artículo

stats