Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo asfalta la Avenida Marítima entre disputas políticas por el retraso

La vía se cierra al tráfico entre las 23.00 y las 06.00 horas

El Cabildo de Gran Canaria ha iniciado el reasfaltado de la Avenida Marítima en medio de un cruce de acusaciones entre el consejero insular de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, y el grupo del PP en la corporación, que se culpan mutuamente del deterioro de la red viaria y del retraso en la adjudicación de los contratos de mantenimiento.

Los trabajos de la Avenida Marítima han comenzado en la madrugada de este miércoles y durarán hasta la noche de mañana jueves, en horario de 23.00 a 06.00 horas. En una primera fase se asfaltarán tres tramos: del Teatro Pérez Galdós a la calle Bravo Murillo; de la rotonda de Juan XXIII hasta el Club Náutico; y desde el enlace de la Calle Pérez Muñoz hasta la Plaza Belén María.

Estas obras obligarán al cierre de las vías, por lo que el Cabildo ha solicitado a los usuarios que pongan especial atención a la señalización de los desvíos, que se realizarán por la calle Rafael Cabrera en el primer tramo; por la avenida Juan XXIII y la calle Luis Doreste Silva en el segundo; y por las calles Pérez Muñoz, Eduardo Benot y Agustín Millares en el tercero.

En una segunda fase, dentro de seis semanas, se asfaltarán los demás tramos, según informó ayer Ángel Víctor Torres, quien precisó que "el actual gobierno del Cabildo ya ha invertido 450.000 euros en el asfaltado de la Avenida Marítima, mientras que el anterior equipo del PP solamente gastó 50.000 euros en sus cuatro años de mandato". El consejero de Obras Públicas atribuyó el deterioro de esta vía, y de otras carreteras de la red insular, al retraso en la preparación de los contratos de mantenimiento, que debían estar adjudicados antes de que el gobierno del PP dejara el Cabildo, en junio de 2015.

Ayer mismo, el actual portavoz del PP en el Cabildo, Felipe Afonso El Jaber, culpó a Torres de sumir a la Consejería de Obras Públicas "en un descontrol y un caos administrativo por falta de impulso y planificación", al tiempo que lamentó que el Gobierno tripartito de Antonio Morales "se haya instalado en la improvisación permanente, carezca de un proyecto político sólido para Gran Canaria y lleve casi nueve meses gobernando a golpe de titular".

Afonso El Jaber dijo que "un ejemplo claro es el asfaltado de la Avenida Marítima, cuyos trabajos se inician después de que el grupo Popular denunciara la semana pasada el lamentable estado que presenta una de las principales arterias viales de la Isla, con grietas y baches de grandes dimensiones en diferentes tramos como consecuencia del progresivo deterioro del firme".

"Aunque nos congratulamos de que el gobierno tripartito atienda nuestras propuestas para mejorar la vida de los grancanarios, no deja de ser triste que haya que esperar a que las denuncias salgan en prensa para que el presidente y sus consejeros se pongan las pilas", afirmó el portavoz popular.

En respuesta a Afonso El Jaber, Torres dijo que esas declaraciones "solo pueden proceder de alguien que desconoce como funciona la administración", pues, a su juicio, las críticas del portavoz popular "van directamente dirigidas" al gobierno anterior del PP y, en concreto, a su compañero Carlos Sánchez, anterior responsable de Obras Públicas.

"Decir que actuamos ahora porque el PP ha sacado una nota de prensa es un disparate, porque el proyecto por el que vamos a asfaltar la Avenida Marítima se terminó de supervisar en enero, tras cinco meses de trámites que tenía que haber hecho el PP antes de dejar el gobierno; eso más que una crítica es una disculpa", apuntó Torres, quien añadió que Sánchez "ni dejó hecho los contratos de asfaltado, ni las propuestas de adjudicación y hasta los pliegos tuvieron que corregirse porque tenían".

"Lo que les digo a los del PP es que se lo hagan mirar, porque parálisis había en la obra de Piletas, que estuvo meses bloqueada; parálisis había con la IV Fase de circunvalación y hemos agilizado; y parálisis y caos administrativo había con los contratos de conservación de carreteras, con tristes titulares de prensa", recalcó Torres en clara referencia a las denuncias anónimas de corrupción en área de Obras Públicas, la anulación de los concursos públicos, la imputación de altos cargos del PP en el caso Fitonovo y los recursos judiciales de las empresas contra la mayoría de las adjudicaciones.

"Al PP le debe escocer que durante cuatro años solo invirtieron 50.000 euros en la Avenida Marítima y nosotros ya hemos dedicado 450.000 euros", agregó Torres.

Compartir el artículo

stats