Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Maspalomas gana 84 nuevas camas turísticas

El Cay Beach Princess de Campo Internacional culmina una reforma integral de sus instalaciones tras seis meses de obras

Maspalomas gana 84 nuevas camas turísticas LA PROVINCIA/DLP

La urbanización de Campo Internacional de Maspalomas ha ganado 84 nuevas camas turísticas. El complejo Cay Beach Princess, con categoría de tres estrellas, ha culminado un proceso de rehabilitación integral de sus instalaciones tras seis meses de obras. El proyecto, uno de los últimos que se ejecutaron al amparo de los incentivos del Plan de Modernización antes de ser bloqueado por la justicia, representa una "apuesta decidida" por la mejora de la oferta alojativa del destino con una inversión de dos millones de euros.

La reforma del Cay Beach Princess representa en Maspalomas el último ejemplo de "tenacidad" ante la burocracia administrativa, que acompaña a este tipo de iniciativas privadas.

En una época en la que la industria turística vive uno de sus "momentos más dulces de la historia" en Canarias, señala la arquitecta Ana Tiestos Naranjo, responsable del proyecto, son cada vez más los empresarios que se esfuerzan por ofrecer un producto de "calidad" a los visitantes que recibe el "destino".

Con una "hoja de ruta muy clara y definida", el Cay Beach cerró sus puertas al público en abril del año pasado para sumergirse en un proceso de renovación "exprés".

"El tiempo", indica la experta, constituye en el desarrollo de este tipo de proyectos un gran "handicap", por tener que cumplir con los plazos acordados con los turoperadores y demás agentes del sector. En la primera semana de julio la primera etapa de las obras debía estar culminada para recibir a los primeros clientes.

El plan de trabajo comenzó, "a ritmo frenético", con la demolición de tres antiguas canchas de tenis del complejo. El uso de este emplazamiento fue destinado, posteriormente, a la construcción de 29 nuevas villas (84 camas turísticas) de diferentes categorías. Tres de ellas con piscina privada.

Los incentivos (aumento de edificabilidad e incremento de la ocupación) del Plan de Modernización permitieron al grupo Cayest Turísticas S.L, promotor de la obra, ampliar de 88 a 117 villas la capacidad del complejo.

En este proyecto una de las "prioridades", rescata la arquitecta Tiestos, pasaba por conservar "los espacios verdes" de la infraestructura. De tal manera que las nuevas unidades del complejo no restaran protagonismo a las zonas de descanso de los turistas (jardines, piscinas) o la nueva ubicación del área deportiva.

Es en este "trajín de personal y maquinaria pesada" donde reside la complejidad de acometer los trabajos con el recinto ya abierto a los huéspedes.

Para ello se optó por acotar la zona acaba del complejo y continuar con la construcción de las nuevas instalaciones con la precaución de "no molestar" a los clientes.

Finalmente, las obras de renovación culminaron en la primera semana de noviembre. "En un tiempo récord" para coincidir con el inicio de la "temporada alta del mercado insular". Sin embargo, para alcanzar este cometido, hubo que diseñar un plan inicial que comenzó "con muchos meses de antelación". La responsable de ATN Arquitectura y Urbanismo, destaca las múltiples reuniones con la administración que requiere una inversión turística. Una burocracia que podría "simplificarse" si se canalizara a través de un "solo organismo" los requisitos de las diferentes instituciones que intervienen en materia turística.

"La apuesta por la renovación es una obligación" del destino (no solo de los empresarios sino también de las administraciones) por mantener la competitividad del sector. Se trata de inversiones que obtienen "retornos rápidos", sostiene Tiestos, y "más en una coyuntura" en la que el principal motor económico de las Islas acumula más de medio siglo de experiencia y dispone de una patronal "comprometida con la calidad" del destino.

Compartir el artículo

stats