Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

Santa Lucía, el municipio meloso

La Feria del Vino, Queso y Miel se clausura con éxito de público y la entrega de premio a las mejores mieles de Gran Canaria

42

Santa Brígida acoge la Feria Regional del Vino, Queso y Miel

El fresquito en el ambiente, con una ligera llovizna que dejó varios charcos en algunas zonas de Santa Brígida, abría la segunda y última jornada de la octava edición de la Feria del Vino, Queso y Miel que acogió la villa el fin de semana. Y con un balance satisfactorio, tanto por la afluencia de público como por el importante volumen de ventas destacado por los productores.

Estos dos días de feria se desarrollaron con total normalidad, con una constante presencia de público, que se interesó por los productos que se ofrecían, además de las legumbres, invitadas de honor en esta nueva edición ferial. Constantes fueron las explicaciones que dieron los puesteros a las consultas realizadas por quienes se acercaban a los mostradores para conocer cada vez más -y así lo demostraron- los productos elaborados en el Archipiélago y que son muy valorados por su calidad.

Esa calidad, por cierto, fue reconocida con la entrega de los premios del 12º concurso oficial de mieles de Gran Canaria, organizado por la consejería del Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo Insular de Gran Canaria. Los premios los entregaron el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo; el alcalde de Santa Brígida, José Armengol, y concejales de otros municipios de la comarca de Medianías.

Luis Pérez Ojeda, un apicultor de Santa Lucía de Tirajana, se alzó con la Mención Especial a la Mejor Miel de Gran Canaria 2017, que presentó una muestra de miel perteneciente al asentamiento situado en Maspalomas, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana.

Las mieles ganadoras del concurso han correspondido en la modalidad de apicultor aficionado, categoría de Mieles Oscuras, a Juan Manuel Montesdeoca Felipe con el segundo premio por su muestra perteneciente al asentamiento situado en El Brezal, en el municipio de Santa María de Guía, mientras el primer premio correspondió a Carmen Rosa Florido Santana, del municipio de Telde, por la muestra de miel que produce en el asentamiento situado en Hoya del Parrado, en el municipio capitalino.

En la categoría de Mieles Ámbar, obtuvo el primer premio Georgina Hernández Castellano, con la miel que produce en el asentamiento de Los Tilos en Moya. Por su parte, Mariana González Mattaboni logró el segundo premio con la miel que produce en el asentamiento de Lomo Quevedo, en el municipio de Valsequillo.

En la modalidad de apicultor profesional fue otorgado en la categoría de miel oscura el primer premio a Diego Juan García García, por la miel que produce en el asentamiento de El Sequero, en San Bartolomé de Tirajana, mientras el segundo premio correspondió a María Jesús Martel Guedes, por su miel de Guayadeque.

La categoría de mieles ámbar fue ganada por Luis Pérez Ojeda, quien hizo doblete, mientras el segundo premio correspondió a Ignacio Guerra Aguiar, con una muestra de miel en Valleseco.

En la categoría de mieles monoflorales, en la producción de pitera correspondió el primer premio a José Rarmírez Medina ,de Gáldar, con una muestra producida en la finca La Mareta, en Agaete, mientras el segundo premio fue para Juan Francisco Ojeda Quintana, de Guía aunque su asentamiento está en la Vega Mayor en Gáldar.

En la de monoflorales varias, ganó el primer premio Javier Granucci Álvarez del municipio de Agüimes con un producto del asentamiento de Las Huesillas, en el municipio de Ingenio.

Compartir el artículo

stats