Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chequeo insular desde las alcaldías Tejeda (XIV)

"Tejeda no puede dar la espalda al progreso, al turismo y al futuro"

"Sin olvidar nuestra esencia e idiosincrasia natural y paisajística, no podemos renunciar a una zona comercial" destacó el alcalde de Tejeda

4

Francisco Perera Hernández, alcalde de Tejeda

Los cambios en la calle principal del pueblo han roto la tradicional tranquilidad de Tejeda, que solo es noticia por sus fiestas, sus premios y, desgraciadamente, por los incendios forestales en verano y el cierre de carreteras en invierno. ¿Cuál es su balance de este mandato?

El balance es bastante positivo porque se han conseguido muchos logros para Tejeda. Hemos recibido ayudas económicas a través del Cabildo de Gran Canaria, que es la institución más cercana a los pueblos pequeños, y también de los planes del Gobierno de Canarias e incluso del Gobierno central, algunas aún en tramitación.

El reconocimiento de Tejeda como uno de los pueblos más bonitos de España puede llevar a la idea de que es un municipio sin carencias, pero algún problema tendrá.

Claro. Por supuesto que tenemos carencias, como toda población. Pero Tejeda también tiene muchos atractivos y los estamos poniendo en valor una vez que el municipio fue aceptado para formar parte de la Asociación de los pueblos más bonitos de España.

Un problema común de los municipios rurales es la despoblación. ¿Cómo evoluciona Tejeda?

La población ha disminuido y lamentablemente ya hemos bajado de los 2.000 habitantes. Estamos intentando volver a sobrepasar esa cifra porque es importante a efectos económicos. Uno de los baremos para la distribución de fondos es el número de habitantes y estar por debajo de 2.000 significa mucho.

¿Qué ha ocurrido con la zona comercial abierta? ¿A qué se debe ese rechazo de una parte de los vecinos?

Ese rechazo, en parte, no se entiende. Hace tres años, cuando empezaron las obras del aparcamiento, se cayeron una serie de árboles de la misma especie de los que ahora han sido transplantados y nadie dijo absolutamente nada. No hubo ni un simple comentario. Por eso nos ha extrañado la reacción tan fuerte y tan potente de cuatro personas del pueblo, porque en realidad son solo cuatro vecinos residentes.

Pero muchos ciudadanos de Gran Canaria tampoco entienden por qué se quitan esos árboles de la calle principal.

Lo hemos dicho hasta la saciedad. Esos árboles se tenían que haber quitado de ahí hace mucho tiempo, porque son especies depredadoras, desecadoras de todo lo que hay alrededor. Por apuntar un dato, eran árboles que no se atendían, que no se regaban, pero tenían un verdor perpetuo, lo que quiere decir que se estaban alimentando de las aguas de la red de saneamiento de las viviendas cercanas. No entendemos la oposición de estas personas porque esos árboles han sido trasladados a un lugar mucho mejor de donde estaban. He leído unas declaraciones estos días en las que se criticaba que los árboles no se trasplantaron de forma adecuada, lo que es totalmente incierto, pues se ha seguido el protocolo que fijan las administraciones y los expertos. No entiendo por qué no se informan antes de salir a hablar a los medios de comunicación. Dicen que ahora están al sol, pero es el mismo sol que donde estaban antes. No entendemos esta reacción, posiblemente es por lo que me dicen algunos vecinos, que se aproximan las elecciones y quieren mover hilos políticos.

¿Cree que detrás de las protestas puede haber un partido político o algún candidato a las próximas elecciones?

Creo que coinciden muchas circunstancias. Hay temas personales, familiares, vecinales y comerciales. Y alguno de los promotores de esa plataforma seguro que aparecerá en alguna plancha electoral.

Argumentan desde ese colectivo vecinal que se está beneficiando a determinadas empresas o negocios.

Eso es totalmente falso. Si ellos tienen sospechas o indicios de que con esta actuación se va a favorecer a un comercio más que a otro, yo les invito a que vayan a un Juzgado de Guardia y denuncien. Y que justifiquen en qué se benefician. De lo contrario se demostrará que es una calumnia.

¿Y cómo van las obras?

Nos hubiese gustado que tuvieran un ritmo más fuerte. Con las medidas cautelares se paralizaron durante unos quince días y eso le rompió la programación de la empresa. Le ha costado coger el ritmo, pero parece que poco a poco coge velocidad de crucero y vamos a ver si se cumplen los plazos.

¿Cuándo está previsto que terminen los trabajos?

En teoría debían estar terminados el 30 de noviembre, pero con el retraso que hubo no me atrevo a aventurar una fecha concreta. Debería estar terminada en Navidad.

¿Y cómo va a quedar la calle?

Hace meses presentamos una infografía y la expusimos en el museo Abraham Cárdenes. También mandamos un comunicado a todas las viviendas de Tejeda para que tuviesen claro lo que se va a hacer. Eso ha desmontado todo el entramado que crearon esas personas para confundir a la población. Lo que se va a hacer en la calle es solo una continuación de lo que ya se ha hecho en el resto del pueblo. Hay pequeños matices, como cambiar el diseño de las vallas porque la normativa lo exige. Se va a dotar de una nueva red de alumbrado público. El pavimento va a ser exactamente igual y habrá árboles en la calle. Nos reuniremos dentro de poco con los vecinos para proponerles las cuatro o cinco especies vegetales que nos parecen más idóneas. Ellos también podrán traer alternativas. Además, se consensuará con los vecinos dónde se ponen las zonas de carga y descarga. Nosotros nos hemos reunido en varias ocasiones con todos los vecinos de la calle afectada y ni un solo ha puesto reparos a las actuaciones que se están realizando. Los reparos los han puesto personas que viven a cierta distancia de esa calle.

¿Se va a cortar el tráfico dentro del pueblo?

No. La calle no se va a cortar. Tal vez en determinadas horas será peatonal, entre otras cosas porque la Asociación de los pueblos más bonitos de España así lo exige. Atendiendo a las circunstancias de Tejeda, quizás los fines de semana y festivos se regulará el tráfico en un sentido y en todo caso se cortará ese pequeño tramo de calle si la afluencia de público es masiva. Pero no ocurre nada si se corta porque hay alternativas a la circulación. Pese a los reconocimientos, Tejeda es el único pueblo de Gran canaria que no tiene una zona peatonal. Sin olvidar nuestra esencia y la idiosincrasia natural y paisajística, Tejeda no le puede dar la espalda al progreso, al turismo y al futuro.

Desde hace años se habla de recuperar la agricultura y la ganadería de Gran Canaria, pero se ven pocos avances. ¿Cuál es la situación de Tejeda?

Es bastante difícil recuperar la actividad agrícola y ganadera que había en las décadas de 1950 o 1960. Es un trabajo muy duro y además en Tejeda no hay embalses para depositar las aguas de lluvia. Si viene un buen invierno, como este año, la gente puede plantar distintos cultivos con la garantía de que obtendrá una cosecha. Pero si no llueve en invierno, como hace dos años, no hay agua y la gente lo pasa muy mal, lo que acaba por desanimar a los pocos agricultores que quedan. Las grandes superficies están haciendo bastante daño a la agricultura local, porque suelen comprar los productos fuera del Archipiélago a unos precios a los que aquí no se puede competir. Así y todo, desde el Ayuntamiento hemos potenciado el cultivo de la almendra y con la ayuda del Cabildo hemos subvencionado la compra de más de 10.000 almendreros.

¿Y tiene futuro la almendra?

Tenemos una partidora de almendras, que estaba obsoleta, y la hemos puesto en servicio para que los vecinos vayan allí a tratar sus cosechas y obtener un mejor precio de la misma. En ganadería estamos teniendo un éxito extraordinario con la sala de extracción y envasado de la miel, ya lleva dos años funcionando y estamos planteándonos la ampliación de la misma, porque este año ya está colapsada. Se ha duplicado la producción de miel respecto a años anteriores.

Todos los alcaldes, en función de su color político, alaban o critican al Cabildo o al Gobierno de Canarias por el trato a sus municipios. Usted presume de ser independiente, ¿cómo tratan a Tejeda los presidentes Antonio Morales y Fernando Clavijo?

Pues estupendamente bien. En el Cabildo, siempre que voy a cualquier consejería tengo las puertas abiertas. Cuando es factible lo que pido me lo conceden, y cuando no es posible, por las razones que sean, me lo deniegan, pero estoy muy agradecido porque la mayoría de las obras que están en marcha en el municipio son financiadas por el Cabildo. El Gobierno de Canarias también me recibe con los brazos abiertos, pero es verdad que nos ha dado menos ayudas que el Cabildo. Digamos que el dinero que destina el Gobierno autónomo a la cumbre ya está gastado antes de llegar a la Cruz de Tejeda.

Dicen en el Cabildo que es usted el alcalde más pedilón. ¿Es cierto?

Me enorgullece que tengan ese concepto de mí. Eso quiere decir que estoy luchando por el pueblo. No voy a Las Palmas a tomar café. Siempre digo que el dinero está en la capital y hay que ir a buscarlo para gastarlo en Tejeda.

La última década ha sido funesta para la cumbre de Gran Canaria por los incendios forestales. ¿Qué necesita Tejeda para evitar estos desastres?

Desde el Ayuntamiento se pueden pedir infinidad de cosas, pero básicamente yo siempre he reclamado cortafuegos naturales. Los márgenes de las carreteras deberían estar limpios en los primeros cuatro o cinco metros. Los barrancos están llenos de cañaverales y maleza, que es gasolina para los incendios. Por otro lado, creo que se debe crear un parque mixto de bomberos en Tejeda, donde los grupos Presa o Bravo del Cabildo ocupen las instalaciones del Consorcio de Emergencias. Y también formar al personal laboral de Tejeda, incentivándolo económicamente, para que cada vez que haya una de estas desgracias, ya sea un incendio o un accidente de automóvil, exista un personal cualificado que pueda actuar de manera inmediata. Con independencia, claro, de que los bomberos del Consorcio estén aquí.

Otro punto negro de Tejeda es la carretera desde Artenara, que cada vez que hay temporales debe cerrarse por los derrumbes.

En la red de carreteras, el Cabildo y el Gobierno de Canarias deben plantearse hacer algunos falsos túneles en el tramo desde Tejeda a Artenara. En el famoso Convenio de Carreteras entendemos que se incluya el anillo insular o las circunvalaciones, pero también hay unas localidades en el interior de la Isla que se llaman San Mateo, Valleseco, Artenara, Tejeda o Ayacata que no quieren autovías , pero sí unas carreteras seguras, como la de Tejeda a Artenara o la de Ayacata hasta la presa de Las Niñas. Hay que tener en cuenta la cantidad de turistas que pasan cada día por esas carreteras.

¿Cómo ha evolucionado el turismo en el municipio?

Para medirlo, nosotros tenemos el punto de información turística y el centro de plantas medicinales. En 2016 pasaron por allí unas 25.000 personas. El año pasado bajó un poco por el cierre de la carretera que sube desde Mogán a Ayacata. En líneas generales estamos bastante contentos por los resultados después de pertenecer a la Asociación de los pueblos más bonitos de España. También estamos satisfechos porque se están cumpliendo los plazos para reabrir el Parador de la Cruz de Tejeda. El día 20 de agosto pueden estar entregadas las obras y después se procederá a colocar el mobiliario, por lo que se estima que en la primera quincena de septiembre estará abierto. Eso es importante porque repercute en la actividad económica del pueblo y los barrios.

¿Se han olvidado ya del polémico teleférico hasta el Roque Nublo?

Sí, esa actuación nunca se va a poder llevar a cabo. El Roque Nublo está declarado como Monumento Natural y esa figura de protección no permite este tipo de actuaciones, por lo que hay que darlo por zanjado.

Compartir el artículo

stats