Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo adjudica 683.000 euros para publicidad con un concurso restringido

La empresa 22 Grados se lleva el contrato frente a otras dos invitadas, una modesta entidad de Madrid y una sociedad grancanaria desconocida en el sector publicitario

El Cabildo adjudica 683.000 euros para publicidad con un concurso restringido

El Cabildo adjudica 683.000 euros para publicidad con un concurso restringido

El Cabildo de Gran Canaria ha adjudicado a la agencia publicitaria 22 Grados de Media un contrato de 683.842 euros para una campaña de difusión de las actuaciones contra la pandemia de la Covid-19 y lo ha hecho a través de un procedimiento negociado sin publicidad, lo que inmediatamente ha levantado sospechas en los grupos de la oposición y entre las empresas del sector. Las otras dos entidades invitadas por el gobierno insular de Antonio Morales a presentar ofertas fueron La Pequeña Fábrica, una sociedad de Madrid, y la grancanaria Sable, Espada y Florete, cuya actividad principal es la construcción de edificios.

La licitación por el sistema negociado sin publicidad, por el que mediante la invitación a dedo a tres empresas se elude la convocatoria de un concurso público al que se puedan presentar todas las interesadas, no solo genera suspicacias por su alta cuantía, casi 700.000 euros a gastar en propaganda institucional en solo seis meses, sino por el secretismo durante el proceso.

El gobierno insular destina ese dinero a difundir sus medidas contra la pandemia

decoration

Los grupos opositores del Cabildo tampoco entienden que se justifique por la “imperiosa urgencia” de esa campaña publicitaria, pues desde que se inició el expediente, el 27 de mayo, hasta la firma del contrato, el 19 de agosto, transcurrieron casi tres meses.

La falta de transparencia en los procedimientos administrativos, pues cuatro de los informes y resoluciones se publicaron en el Perfil del Contratante del Cabildo el mismo día, el pasado 7 de julio, y con solo unos minutos de diferencia, entre las 13.59 y las 14.10 horas, ha llevado al grupo Popular a reclamar por escrito los documentos del expediente que no se han hechos públicos, según fuentes de ese partido.

Así, desde el pasado 3 de septiembre se viene solicitando al gobierno tripartito, sin respuesta hasta ahora, la resolución del 27 de mayo de 2020 para iniciar el expediente de contratación; el informe del 2 de junio del director general del Gabinete de Presidencia, Marino Alduán; y los informes del 3 de junio del interventor y de la Asesoría Jurídica del Cabildo.

Justificaciones

Sí se han dado a conocer dos informes previos del consejero de la Presidencia, Teodoro Sosa, sobre la justificación de la urgencia y del gasto, así como las resoluciones para autorizar el gasto y las propuestas de adjudicación, en las que hubo que corregir errores en dos ocasiones.

Finalmente, el 17 de julio se propuso la adjudicación a la agencia 22 Grados de Media SL, al obtener la valoración máxima, 200 puntos, frente a los 152,38 puntos de La Pequeña Fábrica SL, y los 140,47 puntos de Sable, Espada y Florete SL.

Mientras la primera de esas empresas es conocida en el ámbito publicitario de Gran Canaria y, de hecho, ha recibido otros contratos desde el Cabildo, La Pequeña Fábrica es una modesta agencia con domicilio en la capital de España, que figura en la posición 206 en un ranking de las empresas del sector publicitario de Madrid.

Más controvertida aún es la invitación del gobierno de Morales a la entidad Sable, Espada y Florete, pues se trata de una empresa cuya actividad es “la construcción de edificios”. El objeto social de esa compañía, creada en 2011, es la “construcción, instalaciones y mantenimiento; comercio al por mayor y al por menor; distribución comercial; importación, exportación, distribución, compraventa y alquiler de todo tipo de productos cinematográficos, musicales y audiovisuales”.

La oposición reclama informes y sospecha que se trata de una concesión “a dedo”

decoration

En el ranking de las mejores empresas de publicidad de Canarias figuran 57 entidades y entre ellas ni siquiera aparece Sable, Espada y Florete, por lo que el sector y los grupos de la oposición consideran que es una adjudicación “a dedo”, predeterminada, bajo la apariencia de un procedimiento negociado sin publicidad.

No entienden, por ejemplo, que un gobierno que presume de favorecer a las empresas de la isla, invite a una sociedad peninsular sin sede en Gran Canaria y a otra desconocida en el mercado publicitario regional, de ahí las sospechas de que se hayan utilizado como “comparsas” para justificar la adjudicación a 22 Grados.

“Lo lógico, si el Cabildo quisiera las mejores ofertas en un procedimiento negociado sin publicidad, es invitar a tres de las empresas con mayor implantación en el mercado canario, no irlas a buscar fuera o utilizar a empresas que se dedican a otras cosas”, comentó ayer un representante de una agencia publicitaria local.

También sorprende que el gobierno insular no haya informado en ninguna ocasión de esta relevante adjudicación, tanto por la cuantía del contrato como por el objetivo que se persigue, pues se trata de una actuación relacionada con la pandemia de la Covid-19.

Campañas

El documento del contrato, firmado por Miguel Hidalgo en calidad de consejero insular de Área de Sector Primario y Soberanía Alimentaria, previsiblemente en sustitución de Teodoro Sosa por las vacaciones de este último, detalla que el servicio que se adjudica se denomina “diseño de campañas, planificación y compras de medios para la difusión de medidas adoptadas por el Cabildo de Gran Canaria para hacer frente a las consecuencias de la pandemia Covid-19 durante el año 2020”, con un tipo de licitación de 655.013,15 euros e IGIC de 45.850,92 euros, mediante procedimiento negociado sin publicidad, con un criterio de adjudicación, tramitación urgente, y sujeto a regulación armonizada, de conformidad con lo dispuesto la Ley de Contratos del Sector Público.

El contrato también especifica que se eligió la oferta de la empresa 22 Grados porque tiene “un porcentaje de baja lineal sobre los precios unitarios del 14% y una baja del 60% sobre la comisión de agencia”. Entre las cláusulas, la tercera señala que “el plazo de ejecución será de seis meses contados a partir de la fecha de la firma del presente contrato”, por lo que, según la oposición, se tendrá que incumplir el propio enunciado, pues solo quedan poco más de tres meses para que termine el año 2020.

Otra de las dudas que quedan en el aire es cómo se van gastar en ese escaso tiempo de seis meses los casi 700.000 euros para campañas relacionadas con la pandemia, pues son más de 100.000 euros al mes. De hecho, representa un alto porcentaje del presupuesto total del Cabildo para publicidad en todo este año.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats