La borrasca Bárbara ha dejado a su paso por Canarias unas rachas de viento de hasta 130 kilómetros por hora en Izaña y 100 en Agaete, lluvia pasajera en Tenerife y La Palma, numerosas caídas de árboles y ramas e imágenes espectaculares en el cielo del Archipiélago. La nube lenticular que se suele apreciar sobre el Teide dándole un aspecto de sombrero, se dio ayer en la cumbre de Gran Canaria reflejando la misma sensación sobre otro símbolo como es el Roque Bentayga y fue visto desde Agaete, Artenara y otros puntos de la Isla. Un caramelo para los amantes de la fotografía. Este fenómeno es pasajero y se forma en altitudes muy elevadas. Los pilotos de aerolíneas las evitan ya que origina turbulencias.

Bárbara, que abandonó el Archipiélago de forma definitiva a última hora de ayer, apenas dejó unas gotas en cumbre y medianías de Gran Canaria (1,8 litros por metro cuadrado en Tunte y 0,8 en Valleseco), pero su incidencia fue mucho mayor, como estaba previsto, en la provincia occidental.

Así, dejó hasta 30 litros por metro cuadrado en El Paso, 25 litros en el aeropuerto del norte de Tenerife -varios vuelos fueron cancelados- y 20,4 en el Roque de los Muchachos.

El viento fue el fenómeno más significativo con registros de hasta 130 kilómetros por hora en Izaña, mientras que en Gran Canaria fue el noroeste la zona más afectada. Así, Agaete sufrió rachas de 100 kilómetros por hora, mientras que en medianías destacan los 93 de Cruz de Tejeda. El viento repartió numerosos desperfectos por toda la Isla como la caída de un árbol en la bajada de Ejido a Lomo Cementerio en Telde, o de ramas en carreteras, senderos y pistas que obligaron a actuar a los técnicos del Cabildo de Gran Canaria.

La borrasca Bárbara ya deja sus primeras lluvias en Canarias

Aunque Bárbara ya ha abandonado el Archipiélago, Gran Canaria espera este miércoles lluvias en general débiles en el norte y este, donde podrían ser localmente persistentes en las horas centrales del día. Las temperaturas bajarán, de una manera más acusado en las máximas, pudiendo llegar a ser notable en el nordeste de la isla. Las rachas de viento caen hasta ser de flojo a moderado, predominando las brisas en costas noroeste y sureste durante las horas centrales.En la imagen superior, la nube lenticular que se formó ayer sobre el Roque Bentayga y que fue vista en Agaete, Artenara y otros puntos de la Isla. En la imagen inferior izquierda, una de las ramas que invadieron las carreteras como consecuencia de las fuertes rachas de viento y que fueron recogidas por técnicos del Cabildo. |