Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rehabilitación del centro histórico se retrasa ya seis meses de más

La pandemia, las acequias cruzadas en las vías, excavar a ciegas y las rocas dificultan los trabajos

La rehabilitación del centro histórico se retrasa ya seis meses de más LP/DLP

Las obras del proyecto de rehabilitación del centro histórico de Ingenio, que afecta a cuatro calles y a la plazoleta San Blas, la cual está junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, se han alargado en el tiempo. Tenía un plazo de ejecución de cuatro meses. Sin embargo, lleva diez meses de trabajo, después del inicio en el mes de agosto de 2019. Seis de más.

La empresa adjudicataria del proyecto, Conypsa, ha tenido que hacer frente a numerosos imprevistos e impedimentos, además del propio del trabajo adjudicado, que han complicado el desarrollo del mismo. Ya está realizado el 80 por ciento de los trabajos y parece que hay fecha para la conclusión de los mismos: “a finales del mes de febrero”, aseguró la concejala de Urbanismo, Victoria Santana. El presupuesto de adjudicación del proyecto modificado es de un total de 699.737,82 euros.

Entre los numerosos imprevistos que se encontraron los trabajadores y técnicos de la empresa cabe destacar que: las redes de abasto existentes no tenían documentación gráfica de referencia, por lo que tenían que excavar a ciegas; la red de acequias de la Heredad Acequia Real de Aguatona se iba cruzando de un lado a otro de las calles y eso condicionaba el trazado y profundidad de las nuevas redes; y la excavación tuvo que ser manual en varios tramos por encontrar estratos de rocas.

Los trabajos y cambios se hicieron también en varios callejones, en los que hubo grandes dificultades para acceder con la maquinaria y el material, y para la retirada de escombros. También se sumó la pandemia del Covid-19 que provocó la paralización de los trabajos durante los tres meses durante el confinamiento en 2020. Y la empresa adjudicataria cambió de propietario y se formó por tanto un nuevo equipo técnico.

Respuestas

La adjudicataria llevó a cabo durante esos diez meses, entre otras acciones, la sustitución de la red de pluviales, con cerca de 500 metros de tubo de grandes secciones para encauzar las aguas de lluvia hasta el cauce del barranco, evitando los problemas ocasionados por las escorrentías. La empresa sustituyó la red de abasto, la cual estaba deteriorada y presentaba numerosas pérdidas, y colocó una nueva red de saneamiento en la calle de la Rueda.

Este proyecto tiene como fin mejorar de forma radical, pero respetando el patrimonio histórico, cultural y urbanístico, las calles Arcediano López Cabeza, Chantre Espino Juárez, de la Rueda y Sebastiana Espino Sánchez, y la plazoleta San Blas, cambiando su adoquinado por otro más rústico, así como modificar la red de pluviales, la sustitución de las redes de abastos, de telecomunicaciones y la de saneamiento.

La rehabilitación del centro histórico se retrasa ya seis meses de más LP

Las cuatro vías y la plazoleta contarán con un nuevo alumbrado público, tras haber soterrado el cableado; con mejoras de accesibilidad; nuevo mobiliario urbano; carteles informativos en cuatro idiomas; ajardinamiento y red de riego; y elementos de carpintería, barandillas, pasamanos y vallado del parque Néstor Álamo.

Esta iniciativa del Ayuntamiento está relacionada con las líneas de actuación definidas en la EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integración) Ingenovo, que ha sido seleccionado y subvencionado, y al que se le asignan las ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para cofinanciar las estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado.

La concejala de Urbanismo, Victoria Santana, destacó que el gran objetivo de este proyecto de rehabilitación “es hacerlo más bonito y mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas, a parte de que hemos solucionado el problema de las redes de abasto y de pluviales, y las telecomunicaciones”.

No se trata de imponer la peatonalización, en absoluto, sino de reducir la presencia de los vehículos de motor en el casco histórico porque tenemos que reducir las emisiones de C02, como establecen ya Europa y las aspiraciones europeas y españolas. Tenemos que reeducar y buscar otras formas de movilidad para vivir en lugares más sostenibles”, explicó.

Vehículos

Respecto a qué pasará con los coches y demás vehículos, la concejala indicó que “estamos estudiando si sólo podrán circular los de los residentes para casos puntuales, como trasladar a una persona mayor y con problemas de movilidad; o la opción de no dejar circular. Seguiremos hablando con cada vecino y vecina, y buscaremos el consenso. Estamos estudiando también dónde estarán los aparcamientos y los cambios de los sentidos de circulación”.

En la zona afectada por los trabajos hay varias casas de más de cien años y al menos una de dos siglos de existencia. La mitad aproximadamente de las viviendas del casco histórico están deshabitadas. Estas calles están dentro de una parte de circuito museístico del centro histórico y están el Museo del Agua, con los molinos López y el de los Díaz; la Casa del Reloj y la Heredad Acequia Real de Aguatona;y se tiene acceso al parque.

La edil de Urbanismo señaló también que “en nuestro centro histórico hay muchas casas abandonadas, algunas por personas o familias que han heredado y no se ponen de acuerdo para rehabilitar o vender”.

”Para que sea activo, vivo y atractivo el centro histórico depende mucho de que las casas estén ocupadas y rehabilitadas porque así se atrae al comercio, las actividades lúdicas y los locales de restauración. Tiene un gran potencial”, concluyó.

Por su parte, un vecino de la calle Chantre Espino Juárez manifestó que “los coches no son tan necesarios. Además, esta calle ya está terminada y hay que evitar el deterioro de ésta, como de las vías con el paso de vehículos. Igual sólo habría que permitir la circulación puntual, pero veo difícil llegar a un acuerdo”.

Compartir el artículo

stats