Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

Arucas remata las obras del casco y aprueba el cierre de sus calles al tráfico

El Ayuntamiento ha invertido en más de un millón de euros en seis tramos del centro del municipio v Pretende peatonalizar los fines de semana el entorno de la iglesia

Imagen de las obras en la calle Panchito Hernández, ayer, junto al antiguo mercado de Arucas.

Imagen de las obras en la calle Panchito Hernández, ayer, junto al antiguo mercado de Arucas. Andrés Cruz

Las obras de repavimentación de las calles del casco antiguo de Arucas entran en su recta final, tras una inversión de 1.055.300 euros en dos fases, y que afectaron a seis tramos. Mientras, el alcalde, Juan Jesús Facundo, aprueba la propuesta de los vecinos dentro del programa de participación ciudadana de los presupuestos para este año que permitirá la peatonalización de entorno de la iglesia los fines de semana y festivos. Eso sí, cuando acabe la ejecución de la cuarta fase de la circunvalación, que permitirá habilitar entradas y salidas alternativas para los coches.

El tráfico pesado había destrozado el adoquinado, por lo que fue repuesto por piedra natural

decoration

“Tenemos que seguir mejorando el casco, porque en muchas zonas el adoquinado estaba destrozado por el tráfico pesado. Se ha repuesto por otro más grueso donde no se podía reponer, y se han realizado trabajos de canalizaciones y la unificación de los bolardos. Estos trabajos en el casco no serán las últimos, ya que seguiremos con las obras”. Juan Jesús Facundo señala que los trabajos de repavimentación están a punto de acabar y que solo falta la calle Panchito Hernández.

La última fase del proyecto ha supuesto una inversión de 262.000,07 euros. Las obras comenzaron el 11 de febrero y acabarán en los próximos días. La empresa adjudicataria, Construcciones Rodríguez Luján, ha actuado sobre una superficie total de 732,11 metros cuadrados, de la calles Salvador Rueda, Barranquillo, y Panchito Hernández.

La obra ejecutada en la calle Salvador Rueda ha consistido en la repavimentación integral del último tramo de la calle, con reposición completa de todos los servicios de saneamiento, abastecimiento de agua, nueva red de pluviales, y ejecución de canalizaciones soterradas para el alumbrado público, baja tensión y telefonía. La calle se ha transformado en una plataforma única, con la eliminación de bordillos. Y se han reutilizado los adoquines.

En la calle Barranquillo se han reparado los tramos de pavimento en mal estado y la reposición de bolardos, que son fabricados con material flexible.

El municipio da vía libre a la propuesta de los vecinos para ampliar el espacio para los peatones

decoration

Mientras, en la calle Panchito Hernández se han centrado en la sustitución del adoquinado por otro de mayor grosor tendido sobre lecho de arena, que soporte la actual densidad de tráfico. Se han sustituido los bolardos y repuesto las arquetas.

El alcalde tiene la intención de peatonalizar el entorno de la iglesia de San Juan. Así lo han pedido los vecinos en el plan de participación ciudadana de los presupuestos, cuyo listado de actuaciones acaba de ser aprobado. Aunque será solo los fines de semana y festivos, como sucede en periodos puntuales de fiestas y celebraciones. Esto supone trasladar el tráfico y la posibilidad de extender las terrazas en la vía pública, creando atractivos socioeconómicos.

Para ello deben acabar antes las obras de la cuarta fase de la circunvalación, para habilitar nuevos accesos al núcleo urbano y no afectar a la circulación y a los vecinos de la zona.

Las obras que están a punto de acabar se suman a otros trabajos previos de repavimentación en el Centro Histórico de Arucas, que contó con otra partida de 793.300 euros. Las obras culminaron en agosto, y fueron ejecutadas también por Rodríguez Luján.

En ese caso se centró en 1.950 metros cuadrados de las calles Marqueses de Arucas, San Juan, Francisco Ponce, Sor Cándida Suárez y Pilar Medina.

Las obras consistieron en la repavimentación, con reposición completa de todos los servicios de saneamiento, abastecimiento de agua, nueva red de pluviales, y ejecución de canalizaciones soterradas para el alumbrado público, baja tensión y telefonía de las cuales carecían.

Se reutilizaron, según los técnicos, los adoquines existentes. En los tramos donde solo existía asfalto, se repuso con material obtenido de otras intervenciones dentro del centro histórico realizadas en los últimos años, donde estos fueron sustituidos por adoquines de piedra de Arucas pedidos a fábrica. Con este material reutilizado se ha podido culminar todo el recorrido de la calle San Juan, unificando su tipología.

Compartir el artículo

stats