Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asigma gestiona la ayuda a domicilio por 822.300 euros, tras un informe de un tribunal

Gáldar resuelve el contrato de tres años, al revisar las ofertas por decisión de la Comunidad

El Ayuntamiento de Gáldar da vía libre a la adjudicación del servicio de ayuda a domicilio a la empresa Asidma Servicios Sociales por una cantidad de 822.295 euros durante un periodo de tres años (incluido uno de prórroga), tras un informe del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias, que resuelve las discrepancias entre los aspirante en torno a las valoraciones, y que obligó a revisar las ofertas presentadas.

La propuesta de Asidma supera por un margen estrecho las ofertas globales presentadas por las otros tres competidoras que habían sorteado el proceso hasta el último instante.

La empresa ha sido seleccionada, según la resolución, al tenerse en cuenta la oferta con mejor relación calidad-precio. En este caso, la cuantía económica presentada asciende a 768.500 euros y de 53.795 euros en concepto del impuesto general indirecto canario (IGIC).

El informe del Tribunal de la Comunidad Autónoma de Canarias resolvió con fecha de 12 de marzo de 2021 el recurso presentado por la sociedad mercantil Asidma, “estimando parcialmente el recurso interpuesto por Clece contra la resolución del 16 de diciembre de 2020”, y por el que se adjudicaba el contrato de servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Gáldar a favor de Asidma Servicios Sociales, “anulando el acto de adjudicación y ordenando la retroacción del procedimiento al momento anterior al otorgamiento de la puntuación del criterio de adjudicación del apartado sobre el proyecto de organización”, lo que obligaba a revisar las puntuaciones.

El servicio de ayuda a domicilio constituye un conjunto de actuaciones sociales, realizadas preferentemente en el domicilio del destinatario, de carácter doméstico, personal y social dirigidas a individuos y familias que se hallen en situaciones de especial necesidad, facilitando así la permanencia y autonomía en el medio habitual de convivencia. Un servicio que el Ayuntamiento ha privatizado.

Entre otros colectivos, se benefician personas mayores que no tengan a nadie que les atienda, y otros grupos vulnerables.

Compartir el artículo

stats