Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

El derribo de parte del 'mamotreto' de Santa Brígida empleará maquinaria de Alemania

EI edificio del 'mamotreto', que se localiza frente al Ayuntamiento de Santa Brígida.

EI edificio del 'mamotreto', que se localiza frente al Ayuntamiento de Santa Brígida.

Comienza la cuenta atrás para el derribo de una parte del ‘mamotretode Santa Brígida. El próximo miércoles  el Ayuntamiento satauteño tiene previsto firmar el acta de replanteo de los trabajos de demolición con la empresa Bernegal Obras y Servicios, un trámite administrativo que hay que realizar para que arranquen las obras. El plazo previsto para la conclusión de estos trabajos, que tiene un coste de 500.000 euros, es de tres meses y medio.

De la mole de hormigón del inmueble, que se levantó en 2003 y cuyas obras se paralizan tres años después por incumplir el planeamiento urbano, se va a echar abajo toda la planta alta y también unos siete metros cuadrados de cada lateral. Se trata de unos trabajos que se van a realizar sin usar ningún tipo de explosivos y para los que se ha requerido incluso el uso de maquinaria demoledora que viene en camino desde Alemania, según señala el concejal de Urbanismo, Martín Sosa

La demolición se lleva a cabo a los 18 años de que se levantara la mole de hormigón

decoration

Es por ello, que antes se va a proceder a reforzar toda la estructura de este armatoste y se harán las pruebas de carga del último forjado de la planta. Estos pasos previos antes de la demolición se pueden alargar en unas semanas. Además, explica el concejal que los trabajos de derribo estarán muy controlados y la máquina utilizará agua para evitar todo el polvo que genera el cemento.

  Dieciocho años después se empieza a poner remedio a lo que se diseñó para que fuera un centro comercial, y que se levantó sobre un terreno de 15.000 metros cuadrados, de propiedad municipal, ubicado frente a las Casas Consistoriales, y donde antes había un campo de fútbol, para revitalizar la actividad económica y social del municipio, pero que se quedó como un trasto de cemento en medio del casco.

   En 2006 se paralizaron las obras y comenzaron batallas judiciales que finalizaron en 2018, tras una sentencia que declaró la nulidad del contrato entre la UTE encabezada por FCC y el ayuntamiento. El proyecto fue modificado al margen del planeamiento para incluir un supermercado de 2.200 metros cuadrados en la planta bajo rasante de un edificio diseñado para albergar solo un centro comercial con una plaza pública a pie de calle, locales comerciales unos multicines y plazas de aparcamiento. Las empresas adjudicatarias del concurso, por 9,8 millones de euros no vieron rentable llevar a cabo los multicines, de obligado cumplimiento, y realizaron sucesivas transformaciones en el proyecto para enfocarse finalmente a su verdadero objetivo: implantar una gran superficie de alimentación en el mismo casco de Santa Brígida. 

  “Esta es la gran oportunidad de transformar el casco de la Villa y poder dar por fin un uso público al edificio”, asegura el alcalde de Santa Brígida, Miguel Jorge Blanco. El regidor de la Villa (PP) apunta que ya se ha dispuesto de financiación para encargar la redacción del proyecto del uso que va a tener este inmueble, en base a lo que permite el Plan General.  

“Es la oportunidad de transformar el casco de la Villa”, señala Miguel Jorge Blanco

decoration

  De la idea inicial sólo se va mantener la gran plaza pública que queda justo a pie de calle de las casas consistoriales, mientras que en la entre planta se va a ubicar el mercado de abastos, con un cambio de concepto enfocado a un ‘gastromercado’ y se reservará espacio para un auditorio.

El hecho de que muchas iniciativas culturales no se lleven a cabo por falta de espacio ha primado en la idea de que se reserve espacio para un auditorio ya que el Centro Cultural de la Villa, que se hizo en el antiguo cine, no cumple con las expectativas al no reunir las condiciones técnicas adecuadas sobre todo para que los vecinos puedan disfrutar de actuaciones de primer nivel. En las dos plantas de sótanos habrá espacio para unas 450 plazas de aparcamiento.

Compartir el artículo

stats