Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Juzgan al hombre que mató a un conductor en Pasito Blanco cuando huía con drogas

El procesado fue condenado en 2002 por asesinato y en 2006 por un delito de lesiones

Accidente en Pasito Blanco LP / DLP

Un hombre acusado de matar al conductor de un coche contra el que colisionó a la altura de Pasito Blanco mientras huía de una persecución por parte de la Guardia Civil ya que llevaba drogas en su vehículo, se sienta en el banquillo como autor de un delito de conducción temeraria en concurso ideal con homicidio por imprudencia grave y otro de atentado en concurso ideal con dos de lesiones ya que también resultaron heridos dos agente durante la intervención.

Los hechos se remontan a la tarde del 5 de febrero de 2019 cuando Evaristo José P. M., conducía un coche BMW propiedad de otra persona por la carretera GC-500 con sentido hacía Mogán y se cruzó con una patrulla de la Guardia Civil cuyos agentes realizaban servicios de vigilancia de tráfico y que, además, tenían instrucciones de identificar a los ocupantes del turismo en el que se trasladaba el acusado. Los funcionarios tuvieron que realizar un cambio de sentido para dirigirse al coche del procesado y le hicieron señales para que se detuviese.

6

Accidente de tráfico en la GC-500 a la altura de Pasito Blanco La Provincia

Una vez que Evaristo José P. M. se detuvo en el kilómetro 19 de la vía esperó a que el agente se bajase de la patrulla para arrancar “bruscamente” por lo que el guardia civil tuvo que introducirse en el vehículo oficial rápidamente y cerrar la puerta para evitar que el acusado le golpiase. 

Seguidamente, el investigado se incorporó a la calzada con sentido al Sur quedando de frente a los vehículos que circulaban por la vía, los cuales tuvieron que reducir de manera brusca su velocidad para no colisionar con el acusado. Todo esto, con la patrulla siguiéndole y haciendo uso de la señalización óptica y acústica sin lograr que el procesado detuviese la marcha. Durante la persecución, el individuo circuló a gran velocidad con sentido a la GC-1 e invadiendo el carril contrario. Cuando llegó al kilometro 60 abrió la ventana para deshacerse de paquetes que contenían droga, cinco kilómetros después redujo la velocidad lo que permitió a la Guardia Civil alcanzarle y ponerse a un lado del coche, en ese momento el acusado dio un volantazo impactando así con la patrulla quienes perdieron el control. 

Cuando alcanzó el enlace de Pasito Blanco y cogió el ramal con sentido a Meloneras perdió el control e impactó con el turismo de Miguel Estupiñán de 53 años, causándole la muerte.

El acusado huyó a pie del lugar tras la colisión y fue detenido por los agentes no sin antes golpearles. Además, Evaristo José P. M. ya ha sido condenado por un delito contra la salud pública en 1999, asesinato en 2002 y daños y lesiones en 2006, según desvela el Ministerio Fiscal.

Por lo que la Fiscalía le pide ocho años y medio de cárcel por los delitos de conducción temeraria en concurso ideal con homicidio por imprudencia grave y uno de atentado en concurso ideal con dos de lesiones, así como una indemnización de 15.936,49 euros para cada uno de los hermanos de la víctima mortal representados por la letrada Idoya Mendizábal mientras que a los agentes de la Guardia Civil que hirió durante la persecución con 1.000 euros a uno de ellos y 1.500 al otro. Respecto a los desperfectos que causó en el coche patrulla de la Benemérita requiere 1.391,41 euros en concepto de responsabilidad civil.

Compartir el artículo

stats