Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

La alcaldesa Narváez lamenta «la mala imagen» por una pelea en una terraza en el sur de Gran Canaria

La disputa se salda con una denuncia al personal de seguridad | El propietario dice que los vigilantes solo redujeron a los jóvenes implicados en el altercado

Pelea multitudinaria en una terraza del sur de Gran Canaria

Pelea multitudinaria en una terraza del sur de Gran Canaria

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Pelea multitudinaria en una terraza del sur de Gran Canaria R. T.

Una pelea entre varios clientes de un establecimiento de ocio y personal de seguridad en una terraza de San Bartolomé de Tirajana se ha saldado con una denuncia de uno de los participantes en el altercado contra los vigilantes, según confirmó ayer a este periódico la Policía Nacional, a los que acusa de un delito leve de lesiones por una luxación de hombro. Tanto desde el parque de ocio donde se encuentra este local como la dirección del establecimiento calificaron ayer estos hechos de «lamentables» al tiempo que la alcaldesa de la localidad, Conchi Narváez, mostró su preocupación por la «mala imagen» que estos altercados proyectan del sur de la isla.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado al borde de las 01:30 de la madrugada, cuando cuatro personas iniciaron una pelea en medio del establecimiento después de que, supuestamente, uno de ellos hiciera un comentario a una joven. En ese momento los cuatro hombres comenzaron una violenta pelea que por unos minutos provocó el desconcierto del resto de personas y causó revuelo en las instalaciones, donde parte del mobiliario acabó en el suelo.

A los pocos segundos de iniciarse el incidente, dos de los nueve vigilantes de seguridad del establecimiento acudieron para separar a los participantes en la pelea pero al ver que éstos se volvieron también para agredir a los agentes, los otros siete vigilantes se sumaron al tumulto con el objetivo de reducir a los jóvenes implicados en la disputa y expulsarlos del local, como así ocurrió, según explicó ayer la propiedad del local.

Después de esta bronca y una vez desalojados los jóvenes, el resto de clientes continuó en el local con normalidad. A pesar de las imágenes, la pelea no provocó danos en el local aunque varios jóvenes sí terminaron la noche en el centro de salud de Maspalomas como consecuencia de los golpes.

Fuentes del centro de ocio explicaron que durante la mañana de ayer se celebró una reunión de urgencia entre la gerencia y la dirección del local en la cual se concluyó que la propiedad de la terraza será más escrupulosa y estricta en la aplicación del derecho de admisión. Por su parte, la propiedad del establecimiento adelantó que hoy celebrará una reunión con la empresa de seguridad. «Si nos enteramos de que los vigilantes agreden a alguna persona se suspenderá el contrato y tendrá que abandonar el puesto».

Tras conocer estos altercados, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, mostró su «preocupación por la falta de medidas sanitarias, por la falta de control sobre las personas y por la mala imagen que se está dando del municipio». «No podemos tolerar que por unos pocos se manche la imagen de todos, especialmente la de un centro de ocio que ha realizado una inversión importante para mejorar el disfrute de las familias», señaló Narváez, «he pedido a la gerencia que tome medidas para evitar las imágenes que estamos viendo».

Consultada por estas acusaciones sobre falta de medidas de seguridad sanitaria, la propiedad del establecimiento donde se produjo la pelea niega esa falta de medidas. «Recibimos varias visitas a la semana tanto de la Policía Local como de la Policía Nacional y siempre recibimos felicitaciones por el control de los aforos y la aplicación de medidas, y la alcaldesa lo sabe», apunta. De hecho, explica que cada fin de semana expulsa del local a una media de 10 personas que intentan saltarse la normativa e incluso ponerse a bailar.

Compartir el artículo

stats