Christian Felber: «Una economía sin ecología es una ciencia ciega y necia»

El impulsor de la teoría del Bien Común pide un modelo entre el capitalismo y el socialismo

Christian Felber, durante su intervención en Infecar

Christian Felber, durante su intervención en Infecar / LP/DLP

La Provincia

La Provincia

Christian Felber, el último ponente en el Foro Internacional Ecoislas, consideró que «una economía sin ecología es una ciencia ciega y necia». El impulsor de la teoría del Bien Común, con más de una decena de libros publicados, participó con su discurso en pro de un modelo de gestión que establezca un «cuadro de mando» para un futuro sostenible, democrático, equilibrado, igualitario y de justicia social, según informaron los organizadores del encuentro.

«En 2022 hemos sobrepasado seis de los nueve límites ecológicos planetarios», que es «la referencia más relevante de la última década», reveló Felber, quien detalló que el planeta tiene 210 millones de personas más en una situación de inseguridad alimentaria severa, lo que dibuja «un paisaje de crisis» que «necesita un cambio de paradigma urgente» que aborde también «un giro en nuestro entendimiento cultural».

El 82% de los bancos alemanes, según citó a modo de ejemplo, incrementaron aún más sus beneficios en los últimos dos años, y estos ingresos extraordinarios «llegaron a manos de un 1% de la población». Por tanto, propuso cambiar los libros de economía, con un nuevo modelo que está en el centro entre el capitalismo y el socialismo y que entiende el dinero desde la Oikonomia, como un medio para mejorar la vida de toda la población mundial. 

Teoría del Bien Común

En los 12 años que tiene la teoría del Bien Común ya hay prototipos reales en el planeta, «pocos pero con buenos resultados», señaló. Este modelo económico sigue un esquema de competitividad que «deja de mirar el éxito desde el lucro o el rédito económico» para mirar «por el bienestar general» y con parámetros como la salud, la satisfacción, la cohesión social, la distribución justa, los derechos fundamentales, la seguridad, la paz y la estabilidad ecológica.

Hay que «cambiar las reglas del juego», aseveró. En este momento ya hay 44 municipios que funcionan de acuerdo al bien común, 1.014 empresas y ocho bancos. «Son pasos pequeños», pero ya existen cátedras, títulos universitarios y una idea metodológica a seguir». Para este Archipiélago, planteó «empezar desde los ayuntamientos, cabildos o ecoislas, como Gran Canaria».

Felber fue el último de los cuatros grandes expertos que intervinieron en Foro Ecoislas, que según los organizadores «ha cerrado su primera edición con un magnífico resultado en todos sus objetivos: más de 700 asistentes, 53 conferencias y 74 ponentes de hasta siete países».

Promovido por el Cabildo de Gran Canaria y organizado por Infecar, «ha nacido para consolidarse como un espacio de espacio de discusión, propuestas e impulso de medidas encaminadas a potenciar la transición hacia un modelo socioeconómico más verde, rentable, autosuficiente, sostenible y con un enfoque insular», resaltaron.