El Cabildo reclama por unanimidad medidas urgentes ante el riesgo de apagón eléctrico

Una declaración apoyada por todos los grupos políticos propone al Ministerio un mínimo de cuatro grupos generadores de 20-30 MW

Antonio Morales y Augusto Hidalgo, al fondo, charlan al inicio del Pleno

Antonio Morales y Augusto Hidalgo, al fondo, charlan al inicio del Pleno / David Delfour

El Pleno del Cabildo de Gran Canaria ha aprobado este viernes una declaración institucional sobre la fragilidad del sistema eléctrico del Archipiélago en la que insta al Gobierno del Estado a «buscar soluciones urgentes para corregir la precariedad, la inseguridad y el riesgo energético en el que se encuentra la isla y Canarias en general». 

Ante ello, el acuerdo de los cinco grupos políticos de la corporación insular -NC, PSOE, PP, CC y Vox- emplaza al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Domográfico (Miteco) a la «elaboración de un Real Decreto Ley para atajar el déficit de cobertura de demanda» y en el caso de Gran Canaria propone «entre cuatro y cinco» grupos generadores de electricidad de 20-30 megavatios. 

El documento que se enviará a Madrid recuerda que el sistema energético no está conectado a la red eléctrica continental y que el modelo de generación se basa principalmente en combustibles fósiles tradicionales, a pesar de su significativa descarbonización en los últimos años. 

El Pleno aprueba ayuda humanitaria a Marruecos y Libia con el rechazo de Vox

«Mientras se culmina la transción hacia un sistema autosuficiente y 100% renovable, es necesario llevar a cabo un plan de inversión para garantizar el suministro, mejorar la seguridad y fiabilidad, y optimizar la integración de las energías renovables», sostiene la declaración, que añade que «la realidad, sin embargo, es bien distinta», pues «el sistema eléctrico canario presenta una fragilidad especial, por sus condiciones de insularidad y aislamiento», con riesgo de un cero eléctrico. 

En la última década, advierte el Cabildo, «se ha vuelto peligrosamente inseguro, por la falta de inversiones para sustituir los grupos de generación obsoletos», por lo que «las medidas e inversiones futuras serán cruciales para garantizar un crecimiento sostenible, tanto desde el punto de vista económico como ambiental».

Dependencia

Tras constatar que el Miteco insiste en que no son posibles las inversiones directas por parte de Endesa, a pesar de que la Comisión Europea sí las ha admitido para Azores y Madeira, las regiones ultraperiféricas de Portugal, la declaración considera que seguir apostando por un concurso público llevaría «un mínimo de cinco a seis años para alcanzar el objetivo de cubrir las necesidades, lo que profundiza en la dependencia de los combustibles fósiles».

Pese a las diferencias entre los partidos del gobierno y la oposición en el resto de los puntos del orden del día, los cinco grupos también fueron capaces de consensuar otras dos declaraciones, esta vez para sumarse al apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a todos los afectados por el terremoto de Marruecos y las inundaciones en Libia.  

Luego, por la vía de urgencia, el Pleno aprobó, esta vez con el voto en contra de Vox, una modificación de crédito para destinar 400.000 euros de ayuda humanitaria a las víctimas del seismo de Marruecos y otros 200.000 euros a los damnificados de Libia. Ambas partidas se canalizarán a través de Cruz Roja Española, que es la organización que está trabajando en las zonas afectadas.   

Esta modificación presupuestaria lleva aparejada una modificación del Plan Estratégico de Subvenciones 2023, al que se incorporan los 129.919 euros de créditos extraordinarios, para apoyar con 44.719 euros el proyecto de la Diócesis de Canarias de rehabilitar la Parroquia Sagrado Corazón de La Garita, en el municipio de Telde, y la producción del largometraje ‘Universo es negro’, con 85.200 euros más. Esta resolución será sometida a información pública, antes de su aprobación definitiva.

[object Object][object Object]

El segundo Pleno ordinario del Cabildo de este mandato tumbó sin mayores contemplaciones la moción que el Partido Popular está presentado en todas las instituciones españolas para rechazar la ley de amnistía que estaría negociando el PSOE con los grupos independentistas catalanes para conseguir la investidura de Pedro Sánchez

La moción fue rechazada con 16 votos en contra (NC y PSOE) y 9 en contra (PP, CC y Vox), algo que los populares ya se esperaban porque tres de sus siete consejeros ni siquiera estuvieron en la votación de tan transcendental asunto para los populares. Aurora del Rosario, sustituta de Auxiliadora Pérez, debía tomar posesión al inicio del Pleno, a las diez de la mañana, pero un problema de avión le impidió acudir a tiempo. Se decidió que jurara el cargo cuando llegara, pero aún no lo había hecho cuando el presidente Antonio Morales dio por concluida la sesión cerca de las tres de la tarde. Marco Aurelio Pérez y Daniel Reyes tampoco asistieron por otros compromisos. 

El portavoz del PP, Miguel Jorge Blanco, repitió los argumentos ya expuestos por Alberto Núñez Feijóo en su discurso de investidura y en vistas del rechazo del grupo de gobierno incluso apeló a que los socialistas le hagan caso a Felipe González, a Alfonso Guerra y a todos los ministros que antes se oponían a esa amnistía. 

Por el grupo Socialista, Augusto Hidalgo reprochó que el PP someta a votación el rechazo a una ley que no existe, que no se sabe si se presentará y sobre la que no hay ni siquiera un borrador del texto. Tanto Hidalgo como el portavoz de NC, Carmelo Ramírez, enumeraron luego una retahíla de amnistías, indultos y otros perdones que se han concedido en España en los últimos 40 años, muchos de ellos por Aznar. 

CC y Vox sí apoyaron la moción del PP, pero Miguel Jorge Blanco no aceptó una enmienda de este último grupo que pretendía extender el rechazo a la líder de Sumar, Yolanda Díaz, por su reunión con Carles Puigdemont en Bélgica. Para Yeray Súarez, portavoz de Vox, «estamos cerca de otro golpe de Estado, esta vez desde La Moncloa». En la réplica, PSOE y NC coincidieron en que la derecha aún no acepta que perdió las elecciones y que le recordaron que la soberanía del pueblo está en Parlamento, no en los mítines. «Ahora están sentados en el Congreso los herederos de ETA y los herederos de Franco, y eso es bueno para la democracia», apuntó Ramírez. 

Aunque aún con dudas sobre el reglamento del Pleno, al igual que CC, Vox uso la figura de la interpelación para que el consejero Miguel Hidalgo explicara la crisis de la papa y sorprendió con una pregunta por escrito para conocer qué actos prepara el Cabildo con motivo del «día de la hispanidad». Teodoro Sosa le contestó que ninguno, porque esa fiesta «ya no existe». Morales aprovechó para preguntar a Vox si también pretende recuperar «el día de la raza», la otra conmemoración de la dictadura franquista. | J. M.