XI Foro Internacional de Turismo de Maspalomas

La renovación del centro comercial Anexo II de Playa del Inglés es incompatible con las dunas

Medio Ambiente del Cabildo informa desfavorablemente al proyecto planteado por los empresarios y propone su demolición y retranquearlo junto a la ladera.

Urbanismo tramitará el expediente en el órgano ambiental municipal y alegará que el edificio es anterior a la Ley de Costas y de la norma de protección de las dunas.

La renovación del centro comercial Anexo II de Playa del Ingés es incompatible con las dunas de Maspalomas. El área de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria ha informado de forma desfavorable al proyecto propuesto por la comunidad de propietarios al considerar que el inmueble es incompatible con la conservación de la Reserva Natural Especial y propone su demolición y reconstrucción junto a la ladera del Paseo Costa Canaria.

Así lo reveló este jueves el primer teniente de alcalde y concejal responsable del área de Urbanismo del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Alejandro Marichal, durante la celebración del XIForo Internacional de Turismo de Maspalomas, en el que adelantó que el Consistorio en el que adelantó que el Consistorio someterá el proyecto a evaluación ambiental en el Órgano Ambiental Municipal y alegará que la construcción del edificio, que data de 1977, es anterior a la Ley de Costas de 1988 y la normativa de protección de la reserva dunar de 1987, por lo que no se puede desplegar efectos desfavorables retroactivos.

Durante la mesa redonda titulada ‘La renovación de los centros comerciales en los destinos turísticos’, moderada por el consultor turístico Antonio Garzón y en la que también participó Jean Susi, presidente de la comunidad de propietarios del Anexo II, Marichal explicó que tras recibir el proyecto de renovación, hecho público en julio de 2022 -y que incluye mejoras ambientales como la recuperación de la ladera y la reducción del impacto visual con carpas en la cubierta-, el Consistorio evacuó sendos informes a Costas y el Cabildo.

La Corporación insular respondió, dijo, con un informe preceptivo pero no vinculante -hace unos meses pero hecho público este jueves por el edil- mientras que Costas todavía no se ha pronunciado. El objetivo del Ayuntamiento es llevar a trámite de evaluación ambiental el proyecto cuando tenga también ese informe en la mano. "No se puede emitir un informe desfavorable con carácter retroactivo a unos empresarios que en su momento construyeron el centro comercial en suelo propio y con licencia", advirtió Marichal.

Por su parte, Jean Susi, recordó las dificultades que ha atravesado la renovación de este centro comercial en los últimos años y destacó la importancia de su propuesta para contribuir a tener un destino turístico más competitivo en los próximos años.

Durante el debate de la remodelación de los espacios comerciales, el edil de Urbanismo sostuvo que en una reciente reunión con el Gobierno de Canarias trasladó la necesidad de tramitar lo más pronto posible un Plan de Modernización y Mejora de la Competitividad, que debe incluir incentivos urbanísticos, como la posibilidad de más alturas; la reconversión o compatibilidad de usos, para así poder, por ejemplo, construir un hotel con una pequeña galería comercial; y la petición de que se destinen fondos Next Generation de la UE para impulsar la renovación de los centros comerciales.

"Es estratégico para Canarias y para San Bartolomé de Tirajana, y además coyunturalmente vamos a generar empleo a través del sector de la construcción y nos va a dar la oportunidad de diseñar una nueva ciudad turística", afirmó Marichal, quien también recordó, por otro lado, que la orden de ejecución de la demolición del centro comercial Metro, declarado en ruinas, ha vencido dos veces y el Ayuntamiento la retomará nuevamente. Debe reservar medio millón de euros para el derribo y darle un margen a los propietarios. No estará demolido, como mínimo, hasta 2025.

Turismo y salud

Por otro lado, el foro debatió también sobre la relación entre el cambio climático, el urbanismo hotelero y el cáncer de piel. Así, durante la mesa titulada ‘La arquitectura hotelera adaptada al cambio climático y la salud’, el dermatólogo y vicepresidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología, Agustín Viera, y el arquitecto y urbanista Juan Palop, coincidieron en la necesidad de apostar por un urbanismo turístico con más sombra para reducir el número de personas afectadas por el cáncer de piel en un contexto de cambio climático, con cada vez más calor. Así, apostaron por impulsar a Canarias como región dermosaludable, lo que ayudará a reposicionar el destino turístico.

"El desarrollo de espacios de sombra es una herramienta importante para la disminuir la incidencia del cáncer de piel y además nos permite tener espacios más habitables", sostuvo el doctor Viera, mientras que Palop apostó por ser "autoexigentes" y "pensar que a lo mejor el 30% de nuestros proyectos urbanos pueden ofrecer sombra de alguna manera". Así, comentó, se ofrecerá una experiencia turística más placentera y agradable.

En otro orden de asuntos, el foro expuso también el potencial de desarrollar el turismo de lujo en una mesa en la que Carlos Díez de la Lastra, CEO de la Universidad de Les Roches y Cristina Borges de Carvalho, directora de marketing de Puente Romano Beach Resort, coincidieron en que en la actualidad los clientes del turismo de lujo no ponen el valor en el elevado precio que pagan, sino que se aleja de la ostentación y busca experiencias auténticas, memorables, con conexiones emocionales y con un servicio personalizado. "Las pequeñas boutiques hoy son capaces de competir con las grandes marcas y consiguen mejores ingresos medios por cliente", sostuvo Díez de La Lastra, quien sostuvo que el sector del lujo tendrá una tendencia de crecimiento del 7% anual sostenido durante la próxima década.

Turismofobia

Para Cristina Borges, por su parte, el turismo de lujo es "una oportunidad y no una tendencia porque existe desde hace años; lo importante es garantizar que lo hacemos elevando la calidad de la oferta y también ir a los detalles". "El nuevo lujo no necesita grandes recursos, sino que se consigue con creatividad y con experiencias exclusivas", añadió. La moderadora de esta mesa, Natalia Martínez Páramo, jefe de unidad de la Agencia Ejecutiva para las Pymes y Turismo de la Comisión Europea, agregó que la CE reconoció en 2013 el turismo de lujo como un sector cultural y creativo. Así, las marcas culturales de alta gama europeas representan más del 60% del mercado mundial, generando el 10% de las exportaciones europeas con una facturación de 800.000 millones de euros.

Esta decimoprimera edición del foro también abordó el fenómeno de la turismofobia. En una mesa moderada por el alcalde de Salou, Pere Granados, que apostó por la "solidaridad" de los turistas en la carga fiscal que soportan los residentes de los destinos turísticos y un equilibrio para evitar la gentrificación, la consejera de Turismo del Gobierno canario, Jéssica de León, recordó que una encuesta del Istac revela que el 80% de los canarios considera que esta industria ha sido buena para las Islas. Mientras, Pilar Crespo, directora para España y Portugal en Booking.com, remarcó que este sector dejó 160.000 millones en la economía en 2022 y resaltó la democratización de los viajes, la desestacionalización y la deslocalización como las tres misiones de su compañía para evitar la masificación turística y, por ende, la turismofobia.

La primera jornada del foro fue inaugurada ayer por el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, quien remarcó que el evento nació para transmitir a la sociedad canaria todos los conocimientos adquiridos en el negocio turístico. Por su parte, Juan Manuel Benítez del Rosario, presidente del comité organizador, resaltó las más de 50 comunicaciones científicas que se presentan en los eventos paralelos al foro; el rector de la ULPGC, Lluis Serra, animó a ofrecer "experiencias enriquecedoras" para visitantes y residentes y así esquivar la turismofobia; el presidente insular, Antonio Morales, quien apostó que el turismo debe sobrevivir apoyado en las acciones sostenibles. En el acto también participó un representante de la Universidad Ibn-Zohr-Agadir de Marruecos.

Por último, la consejera de Turismo de Canarias, Jéssica de León, recordó que la industria turística genera el 32% del PIB canario, el 36% de los empleos y aporta a las arcas públicas el 35% de los impuestos recaudados. Por ello, dijo, el Gobierno del que forma parte apostará por mejorar el destino con un plan de renovación de los espacios públicos turísticos con una inyección de 62 millones de euros procedentes de fondos propios y europeos para el año 2025. El Ejecutivo, añadió, ya está haciendo una ronda por todos los ayuntamientos y cabildos de las islas para conocer cuáles son las necesidades de los municipios.

De León también abordó la necesidad de poner en marcha nuevas políticas reformistas que se adapten al nuevo modelo turístico. Así, recordó que en 2024 nacerán dos leyes: la del uso turístico de la vivienda vacacional y la que regula el camping y las acampadas, “un sector que tiene demanda y genera ingresos”. También de mejorará la norma de ordenación turística de Canarias, del año 1995.