Cabildo | Las Cuentas para el ejercicio de 2024

Las carreteras consumen dos tercios del presupuesto de Obras Públicas

La inversión y los contratos para conservar la red viaria de Gran Canaria suman 60,9 millones

El coste de mantenimiento anima al Cabildo a apostar por el tren

Un paseo por los trabajos de la carretera de La Aldea

JUAN CASTRO

El mantenimiento de las carreteras de Gran Canaria consume los dos tercios del presupuesto de la Consejería de Obras Públicas del Cabildo para el año 2024, más de 60 millones de euros en partidas destinadas a la red viaria de la Isla, como los contratos de conservación y las inversiones con carácter general en el reasfaltado o acondicionamiento de las actuales plataformas, pues no se especifica la construcción de nuevas carreteras con cargo a las arcas de la corporación insular.

El proyecto de presupuesto del gobierno insular de Antonio Morales, que se votará este próximo viernes en el Pleno del Cabildo grancanario, recoge una partida total de 95,39 millones para la Consejería de Obras Públicas e Infraestructuras, Arquitectura y Vivienda, dirigida por el también vicepresidente Augusto Hidalgo. De esa cantidad, 60,90 millones se consignan de forma directa a las carreteras, una parte del dinero como gastos corrientes y otra en el capítulo de inversiones reales.

La mayor parte de ese presupuesto, 36.643.394 euros, se destina a los contratos de conservación con las empresas privadas, divididos por lotes entre las carreteras del Norte, Sur, Medianías y Cumbres o la llamada Red de Alta Capacidad. También en ese capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios se incluyen 32.046 euros para redes sociales que informan sobre el tráfico y 3.200 euros para las cuotas de dos asociaciones de carreteras.

En el capítulo de inversiones se recogen otras tres partidas directas: 18.194.596 euros para el acondicionamiento de las carreteras; 6.000.000 euros para el mismo concepto pero con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan); y 30.000 euros para viales y accesos a bienes inmuebles.

La consejería de Augusto Hidalgo dispondrá en 2024 de un presupuesto de 95,3 millones

A estas cantidades se añaden partidas no directas, como una buena parte de los 4,25 millones en gastos de energía eléctrica para la iluminación de la red viaria insular o las inversiones en la redacción de proyectos o el pago de honorarios a los técnicos externos.

El gasto anual en el mantenimiento de carreteras ha abierto en los últimos años un debate en el Cabildo sobre la conveniencia de seguir aumentando la red viaria o apostar por una rápida implantación del ferrocarril.

Aunque en el último Plan Insular de Ordenación (PIO) de Gran Canaria se contempla la posibilidad de construir nuevas carreteras, vías de circunvalación en los pueblos y rotondas, los dos últimos responsables de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez del Pino y Augusto Hidalgo, se han mostrado partidarios de impulsar el tren como alternativa a los coches porque el mantenimiento de sus instalaciones es menos costoso, a lo que se suma una mayor rapidez sin atascos y una drástica reducción de la contaminación.

Las carreteras, argumentan, no solo consumen recursos públicos en su construcción, sino después en su conservación, como lo demuestra que 60,9 de los 72,7 millones presupuestados por el Servicio de Obras Públicas e Infraestructuras se dediquen el próximo año a mantener esa red viaria.

Conservación

Aunque las últimas carreteras que se han construido en Gran Canaria han sido financiadas y ejecutadas por el Gobierno de Canarias y con cargo al convenio con el Estado, como la última fase de la circunvalación o los dos tramos de Agaete a La Aldea, la conservación de las calzadas y los túneles recae en la Consejería de Obras Públicas del Cabildo.

El resto del presupuesto del departamento de Augusto Hidalgo, que en el gasto consolidado asciende a 96,40 millones, se reparte a través del Servicio de Arquitectura, que con una cuantía de 11,69 millones «tendrá como principales cometidos realizar el seguimiento e inspección técnica continuada de los inmuebles que dispone el Cabildo, para garantizar la seguridad de los que los usan o habitan, en muchos casos menores, ancianos y personas con movilidad reducida, y mejorar la calidad de todos los servicios con unas infraestructuras adecuadas y dirigidas al uso público», según se relata en la Memoria de las cuentas de la Isla para 2024.

En el área de Vivienda no figuran partidas en el Capítulo VI de inversiones reales, mientras que el ente Consorcio de Viviendas de Gran Canaria tendrá un presupuesto de 6,88 millones para el fomento de casas de protección oficial.

Además del presupuesto de la Consejería de Obras Públicas, Hidalgo dispondrá de otros 3,11 millones en el Servicio de Vicepresidencia. De esa cantidad, 1,31 millones se reparten en 27 subvenciones a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, así como 300.000 euros en publicidad.

Las inversiones en la mejora de la red quedan pendientes de la incorporación de los remanentes

En el capítulo de transferencias de capital, la Vicepresidencia destina 98.000 euros a la ULPGC para instalación de wifi en el campus; 360.000 a los ayuntamientos para gastos sin especificar; 30.000 euros a la Sociedad de Fomento, Instrucción y Recreo Casino de Gáldar para reforma la cubierta y la terraza; 100.000 euros a asociaciones y otras entidades sin ánimo de lucro; 150.000 euros a la Fundación Casa de los Patronos de la Virgen del Pino para obras en el museo; y 26.000 euros a la Fundación Canaria Proyecto Comunitario de La Aldea para mejora y modernización de los espacios museísticos.

En el recuento global de los gastos del Cabildo en obra pública, las carreteras se llevan la mayor cantidad de dinero. Aparte de los 60,9 millones para la red viaria, las inversiones más relevantes se dedican al nuevo pabellón de Infecar (9,58 millones), al Centro de Control de la Movilidad de Tamaraceite (8,36 millones), el Muelle de Taliarte (1,4 millones), las instalaciones de los complejos medioambientales del Salto del Negro y Juan Grande (8,42 millones) o las mejoras en el Jardín Botánico Viera y Clavijo (1,22 millones).

El presidente Antonio Morales anunció al presentar las cuentas que también se incorporarán remanentes para ejecutar un plan de inversiones financieramente sostenible. «Recuerden que el presupuesto del año en curso, de 2023, asciende inicialmente a 800,66 millones de euros y se ha convertido finalmente en un presupuesto de casi 1.000 millones de euros», detalló.