Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cuerpo sin vida de un vecino de Órzola aparece en la playa del Reducto

Victoriano Z. L. de 71 años apareció flotando en el mar - Se investiga la causa de la muerte

El cuerpo sin vida de un vecino de Órzola aparece en la playa del Reducto LP / DLP

El cuerpo sin vida de un vecino del pueblo de Órzola (Haría), Victoriano Z. L, de 71 años, aparecía ayer flotando en la playa del Reducto en Arrecife. Pasaban las seis de la mañana cuando una mujer que paseaba con su perro por la playa alertó a los servicios de emergencia de que había una persona flotando en el mar. De inmediato una ambulancia medicalizada del 112 y una dotación de la Policía Nacional se acercaron hasta la zona aunque sólo pudieron certificar el fallecimiento de Victoriano.

Las primeras investigaciones apuntan a que Victoriano pudo haber caído al mar de forma fortuita en algún punto de la costa de Arrecife dado que por las características de la playa del Reducto es muy difícil que las corrientes arrastraran el cuerpo desde la localidad costera de Órzola, lugar donde residía. Fuentes de la Policía Nacional confirmaban ayer que el cuerpo no presentaba ningún signo externo de violencia, aunque había que esperar a los resultados de la autopsia para determinar las posibles causas de su fallecimiento.

Fue sobre las 06.10 horas de ayer cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía alertaron al Cecoes de la presencia de un cuerpo flotando en el borde de una playa de la capital lanzaroteña y, de inmediato, el 112 envió a la zona dos ambulancias del Servicio Canario de Urgencias (SUC), una de ellas medicalizada.

Según varias fuentes consultadas, Victoriano Z., que ya estaba jubilado y vivía solo, estuvo trabajando de camarero en varios restaurantes de Órzola. "Era una persona muy tranquila y sencilla", señalaban ayer varios vecinos de este pueblo norteño.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, fue posiblemente una de las primeras personas que vio a la Policía Nacional custodiando el cadáver en la arena del Reducto. Y es que el presidente salía poco antes de la siete de la mañana del Arrecife Gran Hotel, donde se quedó anoche tras asistir en la tarde de ayer a la clausura de un curso de dinamizadores turísticos, para practicar footing cuando vio que algo raro pasaba en la playa. "Cuando volvimos de correr ya nos dijeron que había aparecido un cuerpo flotando en el mar", señalaba ayer el vecino de Arrecife, Andrés Medina, que suele acompañar al presidente durante sus sesiones de entrenamiento cuando viene a Lanzarote.

Compartir el artículo

stats