Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Isla, campo de ensayo espacial Investigaciones

Un martillo robótico para buscar vida en misiones espaciales se prueba en la Isla

El Centro de Investigación Espacial de la Universidad de Leicester del Reino Unido analiza en Lanzarote un prototipo para analizar las rocas de Marte y la Luna

La científica Rosa de la Torre, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, investiga la colonización de líquenes en Lanzarote y su posible resistencia a la radiación espacial. ESA / ALESSIO ROMEO

Científicos del Centro de Investigación Espacial de la Universidad de Leicester del Reino Unido, uno de los centros universitarios punteros en investigación espacial, se han desplazado hasta Lanzarote para probar un martillo robótico especializado en cincelar rocas en busca de signos de vida de cara a futuras expediciones al planeta Marte. Unos experimentos que forman parte del programa Pangea-X de la Agencia Espacial Europea (ESA) que ha elegido a la isla de Lanzarote como una de las zonas europeas ideales por sus características volcanológicas para probar equipos tecnológicos y herramientas para la exploración espacial y el entrenamiento de astronautas.

El SPLIT, como se le conoce al martillo robótico, proporciona un nuevo modelo de análisis de las rocas dado que es capaz de dividir, a través de múltiples impactos muy pequeños, la superficie de la roca. Durante estas dos últimas semanas los astronautas de la ESA y técnicos de la Universidad de Leicester han probado esta herramienta tanto en la zona volcánica de Tinguatón (junto al Parque Nacional de Timanfaya) como en el tubo volcánico del Volcán de la Corona en Haría. Otra de las características del Split es que se puede adaptar a los robots autónomos capaces de recorrer las complicadas superficies de la Luna y Marte.

Uno de los problemas importantes a los que se enfrenta la robótica remota en las misiones planetarias es la dificultad de analizar 'in situ' la naturaleza y las características de las rocas y sobre todo las pequeñas partículas que se pueden encontrar en su interior. Y es que el muestreo efectivo de las rocas es clave para maximizar el rendimiento científico y alcanzar los objetivos de las distintas misiones.

Según los estudios de la Universidad de Leicester una de las novedades del SPLIT es que gracias a su precisión puede llegar hasta el interior de las rocas analizadas en pocos minutos lo que contribuye a un sustancial ahorro de energía de los robots exploradores en sus paseos espaciales.

El programa Pangaea-X, que acaba de finalizar su segunda campaña de investigación en Lanzarote, ha movilizado a un equipo de 50 personas de cuatro agencias espaciales y 18 organizaciones y centros de investigación espacial. Un curso en el que se ha experimentado con las últimas tecnologías en instrumentación, navegación, detección remota, elaboración de imágenes 3D y equipamiento geocientífico. Asimismo, los expertos en paseos espaciales han llevado réplicas de la NASA de las herramientas de muestreo utilizadas durante las misiones Apolo en la Luna para evaluar si son aptas para futuras misiones.

Otra de las investigaciones que se han llevado a cabo en Lanzarote ha estado dirigida por la Universidad de Wurzburg, es una de las instituciones educativas más antiguas de educación superior en Alemania que cuenta con un departamento dedicado a la exploración espacial y a la robótica. Su misión en Lanzarote ha sido el escaneo láser del interior del tubo volcánico de La Corona con imagen láser y térmica que permite crear un modelo en 3D detallado de este gruta de lava.

El experimento, denominado AGPA-L, ha consistido en probar diferentes métodos móviles para generar un modelo tridimensional del tubo de lava proporcionando una reconstrucción precisa de la morfología y estructura subterránea , combinadas con la geología superficial y la estructura geofísica del subsuelo.

La exploración futura puede contar con técnicas y experimentos mucho más avanzados que los utilizados hasta el momento, como el escaneo láser. La recopilación de datos geofísicos básicos puede ser de gran importancia para contextualizar la información geológica recolectada por exploradores humanos o robóticos, así como para capturar información geológica oculta para el reconocimiento geológico y proporcionar monitoreo a largo plazo.

Compartir el artículo

stats