Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ingeniero canario con el reto de mejorar el monoplaza Fórmula 1 de Lewis Hamilton

Mercedes ha contratado al lanzaroteño José Manuel Galán Pérez, de 24 años y graduado en Ingeniería Mecánica, para trabajar en el departamento de motores de la fábrica de Brixworth, en Inglaterra | Por sus manos pasarán también las máquinas de las escuderías Mclaren, Aston Martin y Williams

7

El ingeniero mecánico lanzaroteño José Manuel Galán Pérez Motors&Sport Institute / MAD Formula Team (UC3M)

Al joven lanzaroteño José Manuel Galán Pérez siempre le han gustado “las ciencias en general, nunca fui un loco de las carreras como tal”, admite. Natural de Arrecife y con vínculos con el pueblo de La Vegueta (Tinajo), donde sus padres tienen una casa, la prometedora carrera de este ingeniero mecánico de 24 años le llevará el próximo mes de junio a trabajar en el departamento de optimización y validación de motores de Fórmula 1 de la factoría de Mercedes en Brixworth (Inglaterra), donde se fabrican los mejores motores de los coches que compiten en esa categoría en el mundial, entre ellos el del monoplaza del piloto británico de la escudería Mercedes y siete veces campeón del mundo Lewis Hamilton.

Josema, como lo conoce todo el mundo, acaba de firmar su contrato con Mercedes. Realizó el Grado en Ingeniería Mecánica en la Universidad Carlos III de Madrid tras finalizar sus estudios en el Colegio Arenas Internacional, situado en Costa Teguise (Lanzarote). Su Trabajo Fin de Grado (TFG), titulado Diseño y optimización del sistema de dirección de un Formula Student, recibió la calificación de Matrícula de Honor en julio del pasado año.

El proyecto Formula Student, que conoció mientras estudiaba en la Universidad Carlos III, supuso un punto de inflexión en su vida. Así llegó su pasión por la Fórmula 1

decoration

Durante su etapa en la Universidad Carlos III, en Madrid, participó en el proyecto educativo Formula Student, a través del cual estudiantes de distintas universidades del mundo intervienen en el desarrollo de monoplazas de competición de carreras al estilo Fórmula 1. Sus prácticas universitarias también estuvieron relacionadas con ese formato, la fibra de carbono y la competición, detalla Josema. En la actualidad está cursando un máster en Motorsport Engineering en el centro de investigación y carreras Motor&Sport Institute (MSi), en Alcorcón, tras conseguir una beca para estudiar en las instalaciones del equipo de competición de la escudería Teo Martín Motorsport.

Josema Galán en el circuito de Hockenheimring (Alemania). MAD Formula Team (UC3M)

De forma paralela, el joven ingeniero empezó a mandar currículos a distintas empresas de automoción de Fórmula 1 hasta que el pasado mes de enero Mercedes contactó con él. Le hicieron la entrevista hace tres semanas y le confirmaron que trabajaría para esa prestigiosa empresa.

Pisar el acelerador

Josema es consciente de que llegará a la fábrica del logo de la estrella en una época que no es precisamente el mejor momento de la escudería, que tendrá que pisar el acelerador para mejorar el rendimiento de los coches y contribuir a toda costa a salvar el prestigio de Lewis Hamilton, actualmente en el séptimo puesto del campeonato, tres por detrás de su compañero de Mercedes, George Russell (cuarto). Todo un reto al que se enfrenta ilusionado el ingeniero conejero. Hamilton ha admitido que, al menos, al principio del mundial Mercedes no tiene opciones de ganarlo ya que hay otros monoplazas de otras escuderías más rápidos que el suyo.

Otro de los aspectos que atraen a Josema es el hecho de que Mercedes fabrica motores para otras escuderías de la parrilla de Fórmula 1, como Mclaren (Norris), Aston Martin (Sebastian Vettel) y Williams (Albon). “Al final trabajaré con cuatro equipos porque Mercedes monta también sus motores para otros”, destaca. Añade que las mejoras de un coche de Fórmula 1 no solo se basan en el motor, sino también en otros elementos como la aerodinámica, en reducir el peso del chasis, la dinámica vehicular relacionada con la dirección o las suspensiones.

“La Fórmula 1 es el escaparate más grande del mundo con respecto a la tecnología, innovación y ciencia transformándolo en deporte", asegura el joven ingeniero

decoration

Aunque el padre de Josema es un conocido piloto de rallies, José Manuel Galán, primer canario en finalizar el Dakar, campeonato en el que ha participado en cinco ocasiones, el chico admite que su progenitor “no ha tenido nada que ver” en su decisión de dedicarse a la Fórmula 1. “Me gustaba mucho la tecnología, las ciencias, las matemáticas… y por Fernando Alonso en su momento me empezó a interesar la Fórmula 1. Pero cuando llegué a la universidad y me encontré con el proyecto Formula Student, el mismo se convirtió en un punto de inflexión en mi vida y encontré algo que me apasionaba y decidí dedicarme a ello hasta que me llegó esta gran oportunidad de Mercedes”.

Josema resume que “la Fórmula 1 es el escaparate más grande del mundo con respecto a la tecnología, innovación, ciencia… transformándolo en un deporte. Y me gusta todo eso porque la competitividad al final fomenta que las tecnologías se desarrollen más rápido y el ambiente de trabajar en equipo es algo que me atrae mucho”.

Espera que su trabajo en el equipo de motores en Mercedes, al que llega por méritos propios, contribuya a salir del “bache” a la escudería y colocarla a la cabeza del campeonato.  

Compartir el artículo

stats