Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La huella de Martín-Fernández

El chalet de Ciudad Jardín, denominado Casa Bautista, constituyó una de las primeras obras que realizó el arquitecto en los años veinte

La antigua sede de Televisión Española (TVE) tiene la firma del prestigioso arquitecto Miguel Martín-Fernández de La Torre, razón por la que el chalet cuenta con la protección integral. Denominado en su día Casa Bautista, el chalet fue construido entre 1923 y 1926. En los años 70 del siglo pasado se convirtió en la sede del centro de producción de Televisión Española en Canarias (TVE), y allí permaneció hasta que se trasladó en 2009 al nuevo edificio ubicado en La Feria.

Durante los cinco años que han pasado desde la marcha de TVE, este edificio, que pasó a ser propiedad del Ministerio de Hacienda, ha permanecido abandonado y cerrado a cal y canto. El arquitecto José Luis Gago, profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y experto en la obra de Miguel Martín-Fernández de La Torre, explica que el chalet de la Plazoleta de Milton es una de las primeras obras que proyectó el diseñador, aunque no pertenece al estilo racionalista que le hizo famoso. "Este chalet de Ciudad Jardín es más espectacular que interesante, pero merece la pena conservalo. Tiene interés porque fue construido en los años previos al racionalismo. El edificio tiene un estilo historicista".

Gago destaca que el chalet forma parte de los primeros encargos que recibió el arquitecto, máximo exponente del racionalismo en España, cuando estaba recién llegado a Gran Canaria desde Madrid con su flamante título debajo del brazo. "En esa época", aclara, "estaba de moda en la Isla el estilo montañés y él diseñaba lo que estaba de moda en aquel momento en Madrid", entre otras cosas porque era lo que pedían los clientes. "Las primeras casas que hizo son sorprendentes, porque todo lo que hacía, era espectacular", explica el también académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, quien recuerda que el arquitecto causó furor entre los miembros de la clase alta de la época, lo que se refleja en la multitud de chalets que proyectó en Ciudad Jardín, incluida la Casa Bautista.

De aquella época de principios del siglo pasado data otro chalet de Ciudad Jardín que imita una casa tirolesa. El Catalógo del Plan General de Ordenación (PGO) de la capital grancanaria solo protege el edificio original de Miguel Martín-Fernández, cuyo uso era residencial y de oficinas, y dejó fuera todas las ampliaciones que se realizaron en los años setenta, para albergar los platós de televisión, en el jardín trasero del edificio.

El colegio bilingüe Canterbury, que fue creado en 1972 y cuenta con más de mil alumnos y 80 profesores, se propone ahora derribar este inmueble trasero sin valor alguno para construir uno nuevo. Así figura en el proyecto que presentó al consejo municipal de Patrimonio, que ha autorizado el cambio de uso a escuela infantil y también la construcción del nuevo edificio anejo, siempre y cuando se atenga a los cambios exigidos por los técnicos para que el inmueble no le haga sombra a la casa original diseñada por De La Torre.

Gago, que también forma parte del consejo, solo manifestó al respecto que es partidario de que el nuevo edificio "no sobresalga o que, de hacerlo, lo haga de manera más discreta. El edificio presentado tiene un exceso de volumen, es como si le salieran orejeras al antiguo chalet por los lados e introduce un nuevo estilo que contrasta con el edificio de Martín-Fernández. No parece oportuno que le salgan orejas al edificio".

Compartir el artículo

stats