Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una chófer de la guagua turística de la capital forma a conductores en Dubái

Cristina López Suárez, natural de Moya, es la única mujer española que enseña al volante a sus nuevos compañeros de City Sightseeing en los Emiratos Árabes

Una chófer de la guagua turística de la capital forma a conductores en Dubái

Cristina López Suárez, conductora en Las Palmas de Gran Canaria de las guaguas turísticas de la empresa City Sightseeing, se encarga de enseñar el oficio a 40 colegas de Dubái. Se trata de la única mujer española que desempeña esta labor formativa que, en este caso, comenzó en septiembre al inaugurarse la nueva operativa de la compañía en los Emiratos Árabes (también tienen presencia en Sharjah) con una flota de 20 transportes. Hasta finales de mes, López Suárez seguirá siendo la responsable del control de las actividades diarias del resto de guagüeros. Un hecho que impactó sobre todo al principio, según explicó, porque allí "las mujeres no pueden conducir ningún tipo de vehículos pesados ni tampoco son las jefas de un grupo de hombres".

La oportunidad de marcharse a Dubái le llegó "de la mano de Enrique Ybarra, presidente de la Compañía City Sightseeing Worldwide, cuando se abrió la operativa el pasado mes de septiembre". Y es que, aunque esta es la primera vez que sale de España por motivos de trabajo, Cristina López ya contaba con experiencia formativa. Anteriormente también fue ella la que se encargó de enseñar a sus colegas cuando la empresa se implantó en ciudades como Santander, Santa Cruz de Tenerife y Córdoba. Asimismo, en la capital grancanaria es conductora de las guaguas turísticas desde que la compañía nacida en Sevilla se implantó en la ciudad, hace ya siete años.

Volverá a la Isla a principios de marzo. Pero mientras, continuará como jefa del grupo de los 40 nuevos guagüeros de diferentes nacionalidades como pakistaníes, hindúes o africanos. Entre ellos no se encuentra ninguna mujer porque no se les permite ponerse frente al volante de vehículos de gran tamaño. "Aunque eso está por verse, porque yo ya estoy intentado tramitarlo", aseguró a través de correo electrónico. Entre sus funciones, detalló, se encuentran las de "controlar las actividades diarias de los conductores, así como su formación en un servicio turístico y de sus horarios y frecuencias". También está en continua comunicación con el equipo de dirección, "en especial con el manager de la empresa en Dubái, Jesús Ruiz", según las necesidades que vayan surgiendo en el día a día.

De toda su rutina, lo más difícil para López es el idioma, "porque hablan inglés, pero con acento hindú, pakistaní y filipino". Sobre sus pupilos, la moyense sí que no tiene quejas, pues considera que "aprenden bastante rápido y son muy trabajadores". No obstante, aunque "las normas de circulación en general, son iguales que España, la conducción en Dubái es un poco caótica", apuntó quien no se ha enfrentado sola a esta aventura. A los Emiratos Árabes se marchó con su marido, que también es chófer de City Sightseeing en Santander. "Desde noviembre también están aquí Tamara, de Córdoba; Iván, de Santa Cruz y Manu, de Sevilla formando a los vendedores".

Está a punto de volver a casa y en una pequeña vista hacia atrás, Cristina López Suárez recordó cómo fueron sus primeros días en un país con una cultura tan diferente. "El primer día que los conductores me vieron al volante me sacaban fotografías. Estaban sorprendidos porque era la primera vez que veían a una mujer conduciendo una guagua. De hecho, la policía vino a mí preguntándome con sorpresa si yo era conductora". Desde su experiencia, el emirato en el que reside desde septiembre es "un lugar islámico seguro, en el que el respeto está presente y hay mucha apertura hacia lo diferente". Confesó que, de entrada, "todo impacta", entre otras cosas porque "en Dubái lo hacen todo a lo grande, es todo muy exagerado".

Compartir el artículo

stats