20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Triana acoge su fiesta comercial entre críticas a la ley de renta antigua

Empresarios y clientes apuntan que la norma perjudica a las pymes

Triana acoge su fiesta comercial entre críticas a la ley de renta antigua

Triana acoge su fiesta comercial entre críticas a la ley de renta antigua

La estampa dominical de la Calle Mayor de Triana se parecía a cualquier día semanal. Cientos de locales y turistas transitaron ayer por una de las principales arterias comerciales de la capital grancanaria, con motivo de la 22ª edición de la LPA Sunday Shopping Party, una iniciativa comercial y de ocio que nació hace dos años para dinamizar la economía de esta zona el primer domingo de cada mes. Con el telón de fondo del fin de los alquileres de renta antigua por la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, arrancó esta edición de la fiesta comercial, amenizada por las batucadas de las comparsas Baracoa y Lianceiros y un mercado de artesanía en la Plaza del Pilar Nuevo.

Comercios como Cortefiel, Pronovias, Lurueña, Manhattan Boulevard by Policeshop y Oriente, entre otros, se han visto obligados a echar el cierre por el encarecimiento de los contratos, con una subida estimada entre el 800% y 2.000%. En 1994 una nueva norma prolongó 20 años más la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, que fijaba los contratos de renta antigua. Una de las cláusulas establecía que pasadas esas dos décadas, todos los contratos firmados antes del 9 de mayo de 1985 se deben renegociar al finalizar esa moratoria para cambiar las condiciones de pago a los precios de mercado, y en caso contrario, el arrendatario debe abandonar el establecimiento. Desde el pasado 1 de enero, el fin de esa moratoria ha afectado a unos 5.000 negocios en toda Canarias, cuyos autónomos y pequeños empresarios tendrán dificultad para pagar los precios actuales, y con una posible pérdida de puestos de trabajo. Según fuentes del sector empresarial de Triana, el alquiler medio en esta zona ronda entre los 5.000 y los 8.000 euros mensuales.

Incremento de alquiler

Según el presidente de la Asociación de Comerciantes de Triana, Carlos Betancourt, el nuevo régimen de alquiler ha provocado que aumenten los precios hasta en un 20%. No obstante, comentó que les llegan constantemente peticiones de locales para alquilar en la zona. "Animamos a todas las personas que tienen inmuebles vacíos a que informen a la asociación para poderlos incluir en el listado que ya tenemos elaborado y así poder atender las peticiones y fomentar la actividad comercial", apuntó.

Y es que para Betancourt los espacios vacíos dan "mala imagen" a Triana. Una realidad ante la que el representante de los empresarios afirmó que les hubiese gustado que las Administraciones Públicas les hubiesen "ayudado a mediar con la renta antigua de alquiler, así como con la concesión de avales que algunos necesitan para poder alquilar". Betancourt aseveró que "el mercado de alquiler en Triana está difícil". La actualización de las rentas antiguas está cambiando el paisaje urbano de las zonas más tradicionales de las ciudades. Nuevos negocios de ocio, restauración y franquicias, que pueden sostener esos elevados alquileres, están abriendo sus puertas en aquellos locales vacíos, tras la marcha de tiendas emblemáticas.

"Con la supercompetencia del montón de centros comerciales, tienen que cuidar esto, si no la gente se va para allá", señalaron Isabel Peña y Alfonso Solís, clientes habituales de Triana, que apoyan las ediciones de la LPA Sunday Shopping Party de Triana, pues "reactivan la economía de esta zona, que los fines de semana y especialmente el domingo suele estar floja". Solís indicó que todos los centros urbanos acaban ocupados por bancos o multinacionales.

Algún que otro turista se dejó ver por la Calle Mayor de Triana, como los daneses Anette y Allan Nørregaard, acompañados por Birgitte Christiansen, una agente inmobiliaria afincada en Gran Canaria desde hace casi tres décadas. Los tres coincidieron en señalar que "la nueva norma de renta antigua matará a las tiendas locales y la atmósfera en Triana, porque no podrán competir con las grandes superficies y es una pena". Comentaron que la LPA Sunday Shopping Party genera "un ambiente maravilloso" y "un empuje económico para la zona, que es preciosa y está bien conservada".

Desde el lado empresarial, Nimia Bobadilla y Alfonso Morales son los encargados desde el pasado mayo de Carlin Ofimarket, una franquicia nacional de hiperpapelería y regalos ubicada en Triana. Hasta ahora el balance es muy positivo, puesto que los primeros domingos de mes tienen un "50% de incremento de ventas respecto a otros domingos", gracias a iniciativas como la LPA Sunday Shopping Party, pero ven necesarias más actividades infantiles y conciertos para atraer a más gente. Pese a tener un nuevo contrato de alquiler, consideraron que el fin de la prórroga de renta antigua "puede perjudicar a la pequeña y mediana empresa y más en esta época".

La tienda Tierra, de bisutería artesanal canaria, presente en Nueva York y Madrid desde hace ocho años, y en Triana desde hace nueve meses, ha aumentado sus ventas en días especiales como ayer, hasta un 60%. "Se nota la diferencia con el resto de domingos y da oportunidad a negocios emergentes para darse a conocer", explicó la encargada Jacqueline Monroy.

Aurora Vega, vecina del barrio, también consideró que esta fiesta dominical del comercio y ocio ayuda a dinamizar el barrio, pero cree que "hay mucha gente en la calle, pero poca en las tiendas". Esta profesora jubilada discrepó del fin de la renta antigua "sobre todo para el pequeño comercio, que no se puede seguir manteniendo y ha tenido que cerrar". Para reactivar las pymes, pidió más voluntad política y la reducción de la burocracia y presión fiscal. "No tendría que haber tantas trabas administrativas ni impuestos a la hora de abrir un negocio", apuntó Vega.

Compartir el artículo

stats