Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo organigrama de Hidalgo se complica por el área de Presidencia

El candidato a la Alcaldía espera que todos los grupos estén "a la altura de las circunstancias"

Augusto Hidalgo, candidato del PSOE a la Alcaldía, ayer en un descanso de las negociaciones para cerrar un pacto de gobierno con NC y LPGC Puede.

Augusto Hidalgo, candidato del PSOE a la Alcaldía, ayer en un descanso de las negociaciones para cerrar un pacto de gobierno con NC y LPGC Puede. JUAN CARLOS CASTRO

El nuevo gobierno de Las Palmas de Gran Canaria se dividirá en nueve grandes áreas, donde los grupos municipales del PSOE y de LPGC Puede se reparten cuatro departamentos cada uno y el otro queda en manos de NC. El principal escollo de la negociación se mantiene todavía en el intento de la plataforma ciudadana de asumir el área de Presidencia, a lo que se oponen los socialistas al entender que debe ir ligada a la Alcaldía.

Después de dos semanas de contactos y negociaciones en la sede del PSOE, el reparto de las áreas del futuro gobierno quedó perfilado a media tarde de ayer. Un día y medio tardaron las tres fuerzas políticas en llegar a un "preacuerdo" sobre el nuevo organigrama, según recalcó el aspirante a la Alcaldía, Augusto Hidalgo, quien recordó que el documento aún tiene que ser ratificado por los distintos órganos de cada partido.

Javier Doreste, cabeza de lista de LPGC Puede, atribuyó al retraso a que los tres grupos decidieron tomarse "con más calma la consolidación de las herramientas necesarias para gobernar". "Queremos que la gente esté tranquila", añadió Doreste en un descanso de las negociaciones, en el que se avisó de que por la tarde se daría a conocer el organigrama, al que todavía hay que ponerle caras.

De nuevo en la sede socialista, respaldado por varios miembros de su partido y de NC (LPGC Puede se encontraba en la asamblea convocada también para la tarde), Augusto Hidalgo dio a conocer el reparto de cada una de las nueve áreas de gobierno. En manos del PSOE quedarán cuatro: la Alcaldía, Economía y Hacienda; Fomento, Servicios Públicos y Aguas (que incluye Parques y Jardines, así como Alumbrado Público); Nuevas Tecnologías, Administración Pública y Deportes (que abarca también Recursos Humanos). Los socialistas también llevarán el departamento de Presidencia, Cultura, Educación y Seguridad Ciudadana.

LPGC Puede tendrá el mismo número de áreas, siendo de su competencia Sostenibilidad (que incluye Limpieza); Barrios y Participación Ciudadana; Urbanismo (que contiene Vivienda) y Agricultura y Ganadería; así como Cohesión Social e Igualdad (que engloba Juventud y Cooperación al Desarrollo). La última área será para los nacionalistas de NC, que asumirán Promoción Económica, Empleo, Turismo y Movilidad (donde están contenidos playas y mercados).

Según el documento consensuado ayer, el PSOE dirigirá los distritos de Ciudad Alta y Vegueta- Cono Sur-Tafira. A Nueva Canarias le corresponde en el distrito Guanarteme-Puerto-Canteras y a LPGC Puede el de Tamareceite- San Lorenzo-Tenoya y distrito Centro.

El preacuerdo también establece la creación de una Comisión de Seguimiento del Acuerdo, que estará integrada por tres personas en representación de las fuerzas políticas implicadas, que no serán necesariamente concejales. Si bien aclaran que podrán ser más según los temas a debatir. Este grupo, que podrá ser convocado por cualquiera de los partidos firmantes, "marcará las directrices anuales del gobierno, sobre todo en materia presupuestaria", al tiempo que "evaluará el funcionamiento del acuerdo y será la encargada de resolver las dudas que se puedan generar a lo largo del mandato sobre la ejecución del mismo".

Ahora queda esperar que los distintos órganos políticos aprueben dicho escrito. Entre hoy y mañana lo harán nacionalistas y socialistas, mientras que la asamblea de LPGC Puede aprobó anoche el documento programático y necesitará otro cónclave para discutir el reparto de áreas.

Tanto el concejal electo de NC, José Eduardo Ramírez, como Augusto Hidalgo coincidieron en que confían en que el preacuerdo con LPGC Puede sea ratificado por todas las partes. "Espero que estemos todos a la altura de las circunstancias, porque ha habido una ola de respaldo ciudadano a este proceso que además se ha hecho con la máxima transparencia posible. No creo que haya habido en toda España ningún proceso de negociación como el que hemos llevado nosotros, dando informes día a día con lo que iba pasando", apostilló el socialista.

Compartir el artículo

stats