Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda Las cuentas de la ciudad para 2016

La deuda a los bancos baja de los 50 millones por primera vez en diez años

El Ayuntamiento dobla este año el dinero destinado a amortizar los préstamos financieros

La deuda a los bancos baja de los 50 millones por primera vez en diez años

La deuda a los bancos baja de los 50 millones por primera vez en diez años

La decisión del gobierno tripartito de destinar este año 48,27 millones de euros a amortizar los préstamos bancarios permitirá a la ciudad acabar el próximo ejercicio con la deuda más baja de la última década. Aunque el Ayuntamiento tenía previsto destinar inicialmente 20,5 millones a pagar préstamos, el pleno aprobará hoy ampliar esa cantidad con otros 27,7 millones para enjugar la deuda financiera, con parte del dinero que el Estado impide gastar -salvo en el pago a los bancos o proveedores- porque supera el techo de gasto impuesto para este año. La deuda, que estaba cifrada en 105 millones en 2007, se disparó hasta los 123,1 millones en 2013 y acabará este año con 58,3 millones. La amortización de este año permitirá destinar menos dinero en el próximo presupuesto a pagar la deuda. En concreto, en 2016 se inyectarán otros 11,6 millones a amortizaciones, lo que permitirá acabar ese año con una deuda de 47 millones. Aún así, el Ayuntamiento seguirá teniendo en los bancos más de 100 millones de remanentes de ejercicios anteriores, que el techo de gasto ha impedido gastar. "El PP", dijo el alcalde Augusto Hidalgo, "nos impide invertir ese dinero en más políticas sociales, en planes de empleo o en nuevas infraestructuras". "Este año", explicó, "teníamos 28 millones que sólo podíamos gastar en deuda o pago a proveedores y, en lugar de dejarlo en los bancos, lo hemos dedicado a amortizar" los préstamos.

Gran parte del incremento de los ingresos que experimentará el municipio el próximo año vendrán de las transferencias del Estadio y del Gobierno canario, que Hidalgo atribuyó a un aumento de la recaudación por el incremento del consumo, a consecuencia de la mejora de la situación económica en los últimos meses. "En ningún caso, la subida de los ingresos", en 25,9 millones, "se debe a impuestos propios del Ayuntamiento, que no se van a tocar".

En concreto, la presión del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se mantendrá igual que este año, porque la subida del valor catastral se compensa con la bajada en el mismo porcentaje del tipo de gravamen. No obstante, la recaudación del IBI aumentará en medio millón de euros, debido a las regulaciones de construcciones y reformas no declaradas que está realizando la Dirección General del Catastro.

El gobierno tripartito espera recibir un mínimo de cinco millones de más procedentes del reparto del extinto Impuesto General de Tráfico de Empresas (ITE), que puede subir hasta ocho millones en función de los criterios de reparto. De momento, en el presupuesto se ha puesto la previsión menos optimista que supone unos ingresos totales de 8,2 millones.

El ingreso externo que más sube es el procedente del Fondo Complementario de Financiación del Estado, que sube 8,8 millones y alcanza los 91,2 millones.

El Fondo Canario de Financiación Municipal también sube cerca de dos millones, lo que permitirá alcanzar los 29,1 millones.

Dentro de los ingresos procedentes del REF, también se incrementa el dinero por el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), que experimenta una subida de 5,5 millones de euros. La cifra total que recibirá el municipio por este impuesto superará los 43 millones de euros.

Compartir el artículo

stats