Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hidalgo descarta por ahora cobrar a los vecinos una tasa por recoger la basura

El Cabildo duplica en mayo el dinero que percibe por tratar los residuos sólidos en Salto del Negro

Hidalgo descarta por ahora cobrar a los vecinos una tasa por recoger la basura

Hidalgo descarta por ahora cobrar a los vecinos una tasa por recoger la basura

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, descarta por el momento cobrar a los vecinos del municipio una tasa por el tratamiento en el complejo ambiental de Salto del Negro de los residuos sólidos que se generan en los domicilios de la ciudad. El Ayuntamiento pagó el pasado año 3,9 millones por la gestión de la basura, una cantidad que superará durante este ejercicio los 4,5 millones, ya que el Cabildo de Gran Canaria, encargado de la gestión de los residuos, duplicará a partir de mayo la tasa.

Hidalgo habló el pasado lunes de la necesidad de rescatar la tasa que pagaban los vecinos, y que fue eliminada durante los años ochenta, pero "por ahora no se plantea repercutirla", a los ciudadanos, señaló un portavoz del gobierno tripartito, que se limitó a decir: "Somos conscientes de que va a costar un dineral, pero no lo vamos a hacer por ahora". El alcalde recordó el pasado lunes que la normativa europea establece que servicios como el mantenimiento y limpieza de la red de saneamiento o el tratamiento de la basura, tienen que pagarlo los ciudadanos, aplicando el principio de que "quien contamina paga". "Algún día habrá que normalizar la situación, porque estamos incumpliendo la normativa", sostuvo.

El regidor añadió, en relación con la basura doméstica, que el gobierno municipal tiene que "ser responsable y pagar y al mismo tiempo decirle a los vecinos que hay que hacer una separación de los residuos en origen, porque ello hará que bajen los costes y que la gente pague menos". El Cabildo sólo cobra por la basura que se mete en el contenedor gris.

El Cabildo de Gran Canaria cobra en la actualidad 26,152 euros por cada tonelada de basura que llega a Salto del Negro. A partir del próximo mes de mayo, esa cantidad se duplicará y se convertirá en 53,27 euros, lo que a juicio de Hidalgo "será tremendo para todos los ayuntamientos". Al respecto, recordó que el PSOE planteó en el mandato pasado en el Cabildo, cuando gobernaba el PP, que se estableciera un periodo progresivo de diez años para que el incremento de la tasa no fuera tan brusco, pero la iniciativa no prosperó.

Desde el Cabildo, el director general de Medio Ambiente, Manuel Amador, señaló ayer que "lo normal es trasladar a la población el coste de los servicios". De hecho, la mayoría de los municipios de Gran Canaria lo repercuten a sus vecinos desde hace años.

El socialista Jerónimo Saavedra intentó rescatar la tasa de la basura en 2009, pero al final no se atrevió por miedo a las críticas. El exalcalde popular Juan José Cardona tampoco se atrevió por temor a las consecuencias de una medida tan impopular y el actual regidor tampoco se atreve, por ahora, aunque reconoce que algún día habrá que rescatar la tasa. La particular situación que ha tenido el municipio capitalino, al ser propietario hasta 2012 del vertedero, hizo que la ciudad no sólo no tuviera que pagar por enterrar la basura en Salto del Negro sino que recibiera anualmente 1,8 millones de euros de los otros doce municipios del norte y centro de la Isla que pagaban por utilizar el vaso de vertido. La situación dio un vuelco a partir de 2012, cuando el Cabildo asumió el vertedero y además inició los pasos para crear el complejo ambiental y acatar la normativa europea que obliga a realizar una gestión integral de la basura. El coste de la inversión que se ha llevado a cabo y del tratamiento de las basuras es lo que el Cabildo repercute ahora a los municipios, incluida la capital.

Compartir el artículo

stats