Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cafe Regina y Cayemar se disputan el kiosco de San Telmo tras un año cerrado

El Gobierno tripartito se propone adjudicar el servicio de hostelería del parque en una semana

El Gobierno tripartito de la capital grancanaria intenta agilizar la apertura del kiosco modernista de San Telmo, que permanece cerrado a cal y canto desde febrero del pasado año 2015, cuando se marchó su anterior concesionario y dejó una deuda de 83.500 euros por impago del canon. La explotación del establecimiento, situado en uno de los enclaves turísticos más importantes de la ciudad, está todavía sin contratar, pese a que salió a concurso el 4 de marzo del pasado año. El Ayuntamiento intenta adjudicarlo en un plazo de una semana para que pueda abrir sus puertas de nuevo a finales de abril.

De las 17 empresas que se presentaron en abril del pasado año, sólo dos han llegado hasta el tramo final; Café Regina y Cayemar. El Gobierno municipal atribuye el enorme retraso que arrastra la tramitación de este concurso al parón que se produjo con el cambio de gobierno y a las "modificaciones introducidas" en el expediente. El concejal de Unidos por Gran Canaria (UxGC), David Suárez, considera, que el cierre del kiosco se debe a la "inacción tanto del anterior gobierno municipal como del actual, así como a la mala gestión del alcalde", Augusto Hidalgo, del que depende el área de Patrimonio. A juicio de Suárez, "la carencia de personal en Patrimonio no puede seguir provocando" que los concursos se eternicen. El edil recordó que los quioscos de los parques Doramas y Juan Pablo II están funcionando en precario, tras finalizar sus concesiones.

La concesión del kiosco de San Telmo finalizó en 2014, pero se mantuvo en precario hasta febrero de 2015. Al mes siguiente se sacó a concurso la gestión del café modernista. El gobierno municipal tenía previsto adjudicarlo hoy, pero el expediente no se concluyó a tiempo, por lo que espera que se contrate, como muy tarde, el martes o miércoles de la Semana Santa.

La gestión del café ha salido con un precio base de licitación de 11.853,48 euros, el canon anual mínimo que tendrá que pagar el concesionario. La concesión tiene una duración de cinco años. La mayoría de las ofertas presentadas fueron eliminadas porque no pasaron el filtro de la condiciones técnicas. Algunas planteaban un cerramiento o presentaban un diseño que afectaba a la estructura del kiosco diseñado a principios del siglo pasado por Rafael de Massenet.

Sólo tres empresas pasaron la primera criba, pero una de ellas fue también eliminada al considerar los técnicos que había presentado una oferta temeraria, ya que casi triplicaba el precio base. A la fase de adjudicación llegan sólo dos empresas, Café Regina SL y Cayemar Hostelería SL, que han presentado ofertas similares que superan, en ambos casos, el precio de licitación.

Compartir el artículo

stats