Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escolares en la Casa del Pueblo

Cuarenta alumnos del colegio San Isidoro participan en un pleno y exponen al alcalde un catálogo de reclamaciones para la Ciudad Alta

"Señor alcalde, mi padre solicitó hace varios meses un vado al Ayuntamiento y todavía está esperando". Augusto Hidalgo no supo qué responder a esta reclamación tan directa que le espetó una de las escolares-concejalas del colegio concertado San Isidoro, situado en Escaleritas, que ayer aprovecharon la presencia de la máxima autoridad del municipio para asaetearlo a preguntas y peticiones. Expusieron todo un catálogo de reclamaciones para mejorar la situación de los barrios de La Feria, Escaleritas, Lomo los Frailes y Las Majadillas. Hasta un guardia para la rotonda de La Feria le pidieron al alcalde. También solicitaron campos de fútbol y canchas de baloncesto en La Ballena. Los escolares antepusieron la defensa y la solución de los problemas de la Ciudad Alta a los intereses partidistas de cada grupo y formaron un frente común para arreglar las cosas que no funcionan.

La sesión plenaria arrancó con la petición de uno de los ediles para que se acondicione el parque de Buenavista, que se encuentra abandonado. Yashira de tercero le preguntó: "¿Es prioritario?. ¿Cuánto cuesta la obra?". Y Teo contestó: "Teniendo en cuenta que tenemos un área de Parques y Jardines, podríamos considerar que en menos de un mes podría estar realizado y con un coste de cero euros". El parque, "que no se toca desde hace cuarenta años", tiene problemas de seguridad, añadió Carmen, debido a la existencia de un muro de 60 centímetros, "cuya altura no es reglamentaria". Recordó que un alumno tropezó con el muro y se cayó el curso pasado. Los escolares solicitaron también la rehabilitación de las fachadas de los bloques de la calle Doctor Ruano. "Nuestro profesor y arquitecto Ricardo Alberto García Álvarez", que es además el dueño del colegio, "ha elaborado un proyecto, con presupuesto incluido, para arreglar estos bloques, que no se pintan desde hace más de 20 años. Son cinco bloques. A una media de 3.000 euros, estaríamos hablando de 20.000 o 30.000 euros".

Los problemas de la depuradora de Tamaraceite, que han estado presentes en los dos últimos plenos ordinarios, también se colaron en la sesión de ayer. "Por mi casa, en Las Majadillas, hay una depuradora. Por el día huele mal y por la noche no nos deja dormir", se quejó otra alumna. "Podría poner más trabajo, alcalde", reclamó otro.

Compartir el artículo

stats