Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto subasta dos 'narcobarcos' y siete veleros abandonados

El 'Aliprimera' transportaba 2.500 kilos de cocaína al ser interceptado; el 'Adamas', 725

El velero 'Adamas', capturado hace casi tres años cerca de Tenerife con 725 kilos de cocaína.

El velero 'Adamas', capturado hace casi tres años cerca de Tenerife con 725 kilos de cocaína.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha iniciado el procedimiento de enajenación por medio de subasta pública de nueve naves, entre las que hay dos barcos apresados en operaciones contra el narcotráfico en el Atlántico, un atunero de bandera siria que se encuentra en La Luz desde marzo de 2014 y seis embarcaciones abandonadas en el Muelle Deportivo. Los barcos serán vendidos en dos subastas, una con los tres primeros y otra con los de la dársena de embarcaciones menores.

El primero de los dos narcobarcos subastados es el Aliprimera, un pequeño pesquero venezolano de algo menos de 20 metros de eslora que portaba 2.400 kilos de cocaína cuando fue interceptado por el buque de vigilancia aduanera Petrel a 1.000 millas de Martinica el pasado mayo, tras lo cual fue trasladado hasta el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria. La droga que transportaba podría haber alcanzado en el mercado negro un valor de 116 millones de euros, de acuerdo con la estimación realizada por la Agencia británica contra el crimen (NCA), que participó en la operación junto a las autoridades policiales españolas, estadounidenses y portuguesas.

El buque se encuentra en mal estado de conservación. El casco presenta corrosión en varias zonas y el informe de tasación reconoce que no hay información sobre el estado del motor y el cuadro electrógeno. Cuando la droga fue descargada en Gran Canaria el comisario general de la Policía Judicial, Eloy Quirós Álvarez, ya explicó que los narcotraficantes utilizaron el Aliprimera como un "barco de último viaje" que iba a ser descartado tras el trayecto en el que pretendía traer la cocaína a Europa y que debido a sus precarias condiciones el traslado hasta las islas tuvo que hacerse con suma precaución. Ahora sale a subasta por un precio base de 30.000 euros.

El velero Adamas, construido en aluminio en 1987, es el segundo narcobarco que forma parte de la subasta. La embarcación fue abordada a 40 millas al sur de Tenerife el 30 de diciembre de 2014 por un equipo táctico de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil, que halló en su interior 750 kilos de cocaína que de acuerdo con el Instituto Armado iban destinados a la mafia calabresa 'Ndrangheta. En cuanto a su estado, el abandono en el que se encuentra es visible en su cubierta, pero no presenta desperfectos graves de acuerdo con el informe de tasación. Este mismo documento recoge el aparente buen estado de los motores, aunque no fueron puestos en marcha durante la comprobación. Su precio base en la subasta es de 48.912 euros.

El tercer barco enajenado es el Alyakada, que a diferencia de los dos primeros no procede del tráfico internacional de estupefacientes. Este buque atunero de bandera libia y unos 50 metros de eslora fue construido en 1980 en Japón. Llegó a La Luz en marzo de 2014 para ser sometido a una serie de reparaciones con las que se pretendía mejorar su estructura, pero en septiembre de ese mismo año sufrió un incendio que afectó a la popa del buque sin llegar a dañar la sala de máquinas.

Desde entonces se encuentra a su suerte en el Puerto. La tasación apunta que existen indicios de que varias personas han vivido en su interior, que la cubierta ha sufrido saqueos, que carece de equipos de navegación o comunicaciones y que la bodega ha sido desguazada. Sale a la venta por un precio mínimo de 142.140 euros.

Los seis lotes de la segunda subasta están compuestos por otros tantos veleros de pequeñas dimensiones que se encuentran abandonados desde hace años en el Muelle Deportivo. El que parte de una cantidad más elevada es el velero Lovica, cuyo precio base de enajenación es de 129.575,43 euros. Presenta un estado aceptable tanto en su interior como su exterior, aunque muestra algunos desperfectos en toda la eslora. Tras él se sitúa el Goldwasser, un fino velero de 15 metros de eslora construido en 1998 que de acuerdo con el informe de tasación denota falta de mantenimiento y atención. Los pujadores que quieran hacerse con él deberán presentar ofertas por encima de los 112.062 euros de los que arrancará la subasta.

El tercer lote de esta subasta está compuesto por el Maeña, que sale a la venta por 12.779,81 euros. Es un velero de nueve metros de eslora construido en 1991 que presenta un estado aceptable, aunque en cualquier caso muestra los estragos propios del tiempo que ha pasado abandonado, de acuerdo con una tasación realizada hace tres meses.

También sale a la venta el velero Beatriz Tres, el más viejo -fue construido en 1973- de todos los que componen la subasta. Su interior delata que fue utilizado durante varios años como vivienda, aunque en la actualidad la instalación eléctrica está parcialmente desmontada. Su antigüedad reduce su precio de salida hasta los 5.801,06 euros.

Los dos últimos lotes están compuestos por sendas embarcaciones gemelas, los veleros de regata Match Cup Tio y Match Cup Wio. Ambos presentan algunos pequeños desperfectos poco relevantes y salen a subasta a partir de 5.630,13 euros cada uno.

Compartir el artículo

stats