Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo prepara el nuevo acceso al vertedero por la zona del Tívoli

La edil Álvarez asegura que la institución insular acepta la ejecución de la vía de casi dos kilómetros

El Cabildo de Gran Canaria realiza en estos momentos los últimos flecos del proyecto definitivo de la nueva carretera de acceso al Ecoparque de Salto del Negro, una vía alternativa a la actual que reclaman desde hace años lo vecinos del barrio y también los de Hoya de la Plata, porque sufren a diario los ruidos y los olores del trasiego de camiones que llevan al vertedero los residuos sólidos que generan los habitantes de la capital grancanaria y otros ocho municipios del norte y las medianías de la isla. La nueva carretera que se calcula que tendrá un coste de 2,6 millones de euros y una longitud cercana a los dos kilómetros, partirá de la zona del Tívoli, la alternativa que consideran más viable los técnicos de carreteras del Gobierno canario y del Cabildo de Gran Canaria.

La concejala de Sostenibilidad y Limpieza de la capital grancanaria, Pilar Álvarez, anunció el pasado miércoles en el pleno municipal que el Cabildo ha accedido a ejecutrar el nuevo acceso al vertedero.

Los vecinos del Cono Sur han demandado un acceso alternativo por la circunvalación, argumentando que su ejecución sería más barata y tardaría menos en hacerse. Sin embargo, los técnicos de carreteras del Gobierno canario han optado por el acceso situado en la GC-1, a la altura del enlace de la Mar Fea, tras analizar las alternativas que les ha hecho llegar el Cabildo.

Los técnicos rechazan la alternativa de la circunvalación (GC-3), al considerar que la futura carretera Tangencial de Telde, una polémica vía cuyo trazado iría paralelo a la la GC-1 por el interior del municipio de Telde y que arrancaría a la altura del enlace de Maipez, necesita dicho espacio, que está reservado par esa futura autovía. Añaden que los camiones del norte tendrían que dar una vuelta tremenda, porque dicho acceso no tendría salida.

En cambio, la alternativa del Tívoli dispone de accesibilidad en todas las direcciones. El anteproyecto del Cabildo -pendiente de que los técnicos de Obras Públicas finalicen el diseño del trazado definitivo- contempla una entrada por la GC-1, a la alatura del enlace de Hoya del Parral, a través de la rotonda que hay a la derecha, justo después de la salida de los túneles de La Laja. La carretera aprovecharía la pista que se hizo en su día para acceder a las torres eléctricas de alta tensión.

Compartir el artículo

stats