Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas Fundacionales Hija Adoptiva

"La curiosidad no solo se despierta en el laboratorio"

La investigadora en reproducción femenina lleva cuatro décadas formando en la ULPGC

Luisa Fernanda Fanjul en los jardines de Medicina.

Luisa Fernanda Fanjul en los jardines de Medicina. TONY HERNÁNDEZ

Lleva más de cuatro décadas en Las Palmas de Gran Canaria y tiene claro que ya "no viviría en otro sitio". Así de rotunda es Luisa Fernanda Fanjul, catedrática de Fisiología en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). La ovetense recibirá este sábado en el Auditorio Alfredo Kraus de manos del alcalde Augusto Hidalgo el título de Hija Adoptiva de la ciudad por su labor como docente e investigadora en el ámbito de la reproducción femenina.

La catedrática recibe a La Provincia en su cálido despacho del frío edificio de la facultad de Medicina, aún sin terminar de ambientar. A medio colgar el Can de Plata que le otorgó el pasado año el Cabildo de Gran Canaria en la modalidad de Ciencias. "Esto muy contenta y muy agradecida por el título pero no me lo merezco; en mi caso lo digo de verdad", declara la bioquímica, abrumada por la exposición pública que conlleva recibir un premio de tan envergadura.

Luisa Fernanda Fanjul nació en Oviedo y desde pequeña tenía claro que quería dedicarse a la investigación. Su padre era médico pero, según ella, no fue determinante en su decisión "porque en casa no hablaba de su profesión para no influenciarnos".

La doctora en Medicina y Cirugía explica que cuando ella se licenció la única carrera prácticamente que había en España para hacer investigación y donde estaban los mejores laboratorios era Medicina. Por eso siguió la estela de su padre. Fanjul se especializó en Medicina Clínica porque era la que mejor preparaba para la bioquímica -una rama de la ciencia que estudia la composición química de los seres humanos- que era en realidad el ámbito en el que quería investigar.

Nada más terminar la carrera, un conocido de la universidad de Oviedo le aviso de que había una plaza de docente en la facultad de Medicina de Las Palmas de Gran Canaria y, sin pensárselo, se vino para la capital grancanaria. Era el año 1976.

Desde entonces, ha compaginado su labor docente con la investigación. En concreto, en el estudio del ciclo ovárico de la mujer y en cómo alargar su vida reproductiva. Curiosamente, la científica confiesa que, si se pudiera, ella no optaría personalmente por ser madre a cierta edad por lo que supone el propio envejecimiento en contraposición a la tarea de cuidar a un niño.

En la década de los 80 tuvo la oportunidad de irse a Estados Unidos, la meca para cualquier investigador, donde estuvo formándose e investigando. Primero en la Universidad de Michigan y después en la Universidad de California, en San Diego. Sin embargo, el modo de vida estadounidense no la llenó lo suficiente como para quedarse. Tras su regreso a España,trabajó también en el Centro Superior de Investigaciones Científicas, el organismo de mayor referencia en nuestro país en investigación.

En plena madurez de vida y profesión, la científica ha decidido cerrar ese ciclo de investigación -reproducción femenina- para dedicarse a otro campo de la medicina, para lo que se está formando. Hasta que no termine la misma no quiere avanzar nada sobre la materia pero lo que sí deja claro es el interés y fascinación que ha despertado en ella. "La curiosidad es inherente al ser humano, no se despierta solo en el laboratorio", declara la catedrática, esperanzada de que el nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, insufle medios económicos y personales a la investigación en España por eso de ser científico más allá de su faceta más conocida de astronauta.

RECUERDOS

  • "Me sorprendió que hubiera una playa en la ciudad": María Luisa Fernanda Fanjul llegó a Las Palmas de Gran Canaria en 1976. Sus primeras impresiones de la ciudad están relacionadas con La playa de Las Canteras y con la climatología. Nanda, como la llaman familiarmente, recuerda que estaba acostumbrada al tiempo que hace en Asturias, que en cuanto ven un nubarrón se abrigan y sacan el paraguas en previsión de frío y lluvia. Y así hizo los primeros días de estancia en la ciudad hasta que se dio cuenta de que los nubarrones que había en la ciudad se disipaban con facilidad y que en vez de lluvia dejaban paso a un sol resplandeciente fuera la época que fuera. "Otra de las cosas que me sorprendió fue ver una playa dentro de la ciudad, aunque no estaba ni la mitad de bonita y bien cuidada que está ahora". A la científica también le chocó que en una ciudad con tanto sol los 365 días del año apenas existieran terrazas en la calle salvo las que había en el parque Santa Catalina, la plaza de la Victoria y alguna más en comparación con las que se colocan en su tierra nada más llegar el buen tiempo y con las que había cubiertas. "Ahora hay muchas pero cuando yo llegue no se estilaban; no sé por qué. Recuerdo la terraza La Tortuga que había en la plaza de la Victoria, que hacían una estupenda tortilla de papas". En referencia a la gastronomía, la científica señala que tampoco había sitios para ir a comer decentemente en la capital grancanaria. Algo que, en su opinión, ha mejorado considerablemente en los últimos años.

PERFIL

  • Una mujer formada en España y EEUU: La catedrática de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Luisa Fernanda Fanjul Rodríguez, nació en Oviedo en el año1953. En su ciudad natal se licenció en Medicina, aunque el doctorado lo hizo en la Universidad de Salamanca. En 1976 ingresó en la facultad de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, donde es catedrática en la rama de fisiología. En 1980 fue becada por la Universidad estadounidense de Michigan y en 1986 impartió clases como profesor universitario visitante por la Universidad del Sur de Florida en el hospital de veteranos de la administración. También ha trabajado en el Centro de Investigaciones Biológicas (2005-06) y en el Instituto de Investigaciones Biomédicas (2011-12), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

RETOS DE LA CIUDAD

  • Transporte público y alquiler vacacional: La científica Luisa Fernanda Fanjul señala que la ciudad ha mejorado considerablemente en los últimos años en comparación a sus primeros años de estancia en la capital. Aún así cree que Las Palmas de Gran Canaria tiene que resolver algunas cuestiones aún pendientes como es el acercar el transporte público a los barrios de la zona alta para que la movilidad urbana sea una realidad en todo el casco y se deje de utilizar el vehículo privado par moverse. Otra de las cuestiones que deben estar en la agenda de la administración local es la conservación y mejora de la playa de Las Canteras. En tercer lugar sitúa al alquiler vacacional en referencia a la especulación inmobiliaria que se ha creado a su alrededor, a la expulsión de los residentes y a los problemas de ocio que ocasiona. "Creo que en breve habrá que abordar esta cuestión como ya ha está ocurriendo en otras ciudades".

Compartir el artículo

stats