Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La capital suma un centenar de nuevas viviendas vacacionales en seis meses

El distrito Puerto Isleta Guanarteme concentra casi el 80% de alojamientos de alquiler turístico en la ciudad

5

Vivienda vacacional en la calle Felipe Massieu

Hasta cien nuevas viviendas vacacionales se han registrado en Las Palmas de Gran Canaria entre febrero y septiembre de este año. A principios del 2018, el Cabildo Insular tenía contabilizados 1133 alojamientos turísticos de este tipo en la capital, frente a los 1234 que sumaron a final de verano, es decir, se ha producido una subida del 8%. No obstante, según cálculos del Gobierno de Canarias, una buena parte del total de este tipo de hospedajes en el Archipiélago funcionan de manera no reconocida, de tal manera que el total en la capital grancanaria podría ser muy superior a este que proporciona el Cabildo.

En cuanto a la distribución geográfica, estas más de 1.200 viviendas se encuentran repartidas por todo el término municipal de la capital grancanaria. Existen pisos en alquiler vacacional desde la Nueva Isleta hasta Tafira. No obstante, a pesar de su presencia en múltiples barrios, estas se concentran en los grandes focos turísticos de la ciudad. Más de la mitad se distribuyen entre el Paseo de Las Canteras y sus calles aledaños. Además, dentro de los límites del Plan Especial de Protección (PEP) de Triana y Vegueta hay registrados otros 52 alojamientos.

Si se desglosa la lista de viviendas vacacionales por distritos, se puede observar que el 77% se encuentran en el distrito de Isleta Puerto Guanarteme. Como dato curioso, existe un alojamiento de este tipo en el barrio de Las Coloradas.

Las calles Pedro del Castillo Westerling, Portugal, Los Martínez de Escobar, Tomás Miller, Alfredo L. Jones o General Vives atesoran gran parte de las 949 viviendas vacacionales registradas en el distrito más turístico de la capital. No obstante, este tipo de alojamiento está proliferando en zonas menos atractivas, tales como el entorno de la plaza del Pilar o las calles interiores de La Isleta.

El distrito Centro es el segundo que más vivienda vacacionales concentra con 181 alojamientos, casi un 15% del total. La mayor parte de estas se encuentran distribuidas entre los barrios de Alcaravaneras, Arenales y Triana. Aunque también hay pisos de este tipo en lugares más apartados como Casablanca III o Miller.

En el distrito Vegueta Cono Sur Tafira hay hasta 57 inmuebles en régimen de alquiler vacacional, un 4,5% de las 1234 que hay en toda la ciudad. En su mayor parte se distribuyen entorno al casco histórico, aunque también se han registrado alojamientos en barrios como Zárate o San Roque.

En Ciudad Alta hay 37 viviendas vacacionales, un 3%. Gran parte de estas se encuentran repartidas entre La Minilla y el entorno del hospital Doctor Negrín, que coincide con los barrios del distrito más cercanos al área turística de la playa de Las Canteras. No obstante, también hay alojamientos de este tipo en Escaleritas, La Feria, Schamann y Siete Palmas.

Por último, el alquiler vacacional también ha llegado al distrito más despoblado de la capital, el de Tamaraceite San Lorenzo Tenoya. En este caso hay registrados diez alojamientos. En su mayoría están repartidos en núcleos semi rurales, en zonas como Las Mesas, El Toscón y Costa Ayala.

Aunque muchos de estos inmuebles pertenecen a propietarios individuales, algunos están gestionados de forma conjunta. El número de viviendas por titulares varía mucho, pues hay algunos que gestionan dos o tres pisos, mientras que otros cuentan con más de diez. Es el caso de los apartamentos Allu Bed&Sun con nueve alojamientos repartidos en diferentes calles cercanas a Las Canteras, pero también cuenta con pisos en Arenales y Triana.

Se da la circunstancia que antiguos bloques de apartamentos del Puerto, que datan de los años sesenta y llevan en decadencia varias décadas, se han reconvertido enteramente en viviendas de alquiler vacacional. Es el caso de los Apartamentos Arucas, en la calle Pedro del Castillo Westerling. También existen edificios de reciente construcción en calles del Istmo y Guanarteme que se han dedicado íntegramente a este negocio.

Pero los edificios que están dedicados enteramente al alquiler vacacional no se encuentran solo en el entorno turístico de Las Canteras. Esta situación se da en vías como Manuel González Martín (Alcaravaneras), Obispo Rabadán (Arenales) o Torres (Triana). Incluso, gran parte de una urbanización de chalets de Marzagán está dedicada a este tipo de negocio.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó el pasado viernes en el pleno ordinario de octubre una modificación parcial del Plan General de Ordenación que pasa a considerar a las viviendas de alquiler vacacional como alojamientos turísticos. Al dejar de considerarse inmuebles de uso residencial, estos negocios deberán tener accesos separados a los de los vecinos del edificio, con escaleras y ascensores diferenciados, además de estar a un nivel inferior al de las casas de uso residencial.

Son muchos los inmuebles vacacionales registrados en el Cabildo que no cumplen con estas características urbanísticas. Sí lo harían viviendas unifamiliares, con ejemplos en múltiples barrios, o edificios que se han convertido enteramente a este tipo de negocio.

Compartir el artículo

stats